Miércoles 15 de Mayo de 2019

#GARDELENCHILE. En la calle Huérfanos, entre Bandera y Ahumada, estuvo alguna vez el Teatro Royal. Ahí, donde hoy funciona un café, una sencilla placa recuerda el primer viaje de Carlos Gardel a Chile y una de sus primeras actuaciones en el país. Testimonios de la época cuentan que cruzó la cordillera en tren, que estuvo seis semanas y se presentó en Valparaíso, Viña del Mar y Santiago. Por esos años, Carlitos era un espigado muchacho de casi 120 kilos que tocaba la guitarra e interpretaba canciones del folclore argentino. En octubre se cumplirán 102 años de ese viaje que marcó el inicio de la carrera de uno de los más grandes cantantes de todos los tiempos.

VOLVER SIGUIENTE