Jueves 14 de Marzo de 2019

Tras propuesta de Piñera

J. A. Kast sube la apuesta y propone toque de queda juvenil

Debate sobre control preventivo de identidad para menores, desde 14 años, se instaló entre presidenciales de Chile Vamos.

Por Equipo de Política

Si la calle y la noche se están convirtiendo en escuelas del delito, tenemos que usar todas las herramientas para evitarlo”, José Antonio Kast

Proyecto debería incluir que los inspectores de seguridad municipal también tengan atribución de hacer control de identidad”, Joaquín Lavín (UDI)

No veo justificación de aplicar las normas a adolescentes tempranos. Va a introducir ruido en la tramitación del proyecto”,

Andrés Allamand (RN)

Estaría de acuerdo (con control de identidad a menores), con protocolo que evitara abusos y discriminaciones”,

Manuel José Ossandón (RN)

Soy firme partidario de la medida anunciada, con una ampliación de las facultades de control preventivo de identidad”,

Francisco Chahuán (RN)

No estaba mencionada en el programa de Gobierno, pero en la última semana, la reforma la control preventivo de identidad se instaló como un caballito de batalla de La Moneda —que para algunos podría “acorralar” a la oposición, como en Aula Segura—, recogiendo una popular demanda como es combatir la delincuencia. También irrumpió entre las cartas presidenciales de Chile Vamos.

El Presidente Sebastián Piñera ha incorporado el tema en discursos y redes sociales, como ayer cuando señaló: “Enviaremos al Congreso proyecto Control Preventivo Identidad, para fortalecer #CalleSegura y q @Carabdechile pueda pedir CI, identificación escolar, de transporte o huellas dactilares a mayores de 14 años, y también registrar contenidos mochilas o autos cuando corresponda”.

Entre los presidenciables, algunos expresaron sus dudas sobre el control a adolescentes; otros subieron la apuesta, como José Antonio Kast, quien plantó agregar el toque de queda juvenil. “Hay que usar todas las herramientas jurídicas y policiales disponibles para derrotar la delincuencia. Toque de queda juvenil, control de identidad y más facultades para Carabineros son indispensables para detener un problema tan grave como la delincuencia”, dijo el ex diputado.

A fines del año pasado, el toque de queda causó polémica cuando el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres (PS), propuso que los menores de 14 años no podrían circular solos por la calle después de la 1 de la madrugada. Tras un fuerte debate, en enero el edil dijo a T13 que en marzo se constituiría una mesa para escuchar a los concejales y a la ciudadanía.

Kast señaló: “Si la calle y la noche se están convirtiendo en escuelas del delito, tenemos que usar todas las herramientas legales disponibles para evitarlo. Para defendernos nosotros, pero también para proteger a esos niños”.

Y en cuanto al proyecto de ley del Gobierno, afirmó que “los parlamentarios tienen que elegir: o están a favor de los delincuentes o en contra de ellos. Tenemos que ser intolerables y agotar todos los medios para castigar a quienes roban, matan y amenazan a los ciudadanos honestos”.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), también apoyó el proyecto del Gobierno, al señalar que “lamentablemente las bandas delictuales están utilizando a adolescentes. Por eso, esto se necesita”. Y que “la seguridad es lejos el problema número uno hoy. Todo lo que sea darle más atribuciones a Carabineros para prevenir delitos, lo apoyo 100%”. Añadió que “el proyecto debería incluir el que los inspectores de seguridad municipal también tengan la atribución de hacer control de identidad. Ellos son grandes colaboradores de Carabineros”.

Ossandón pide protocolo

Los senadores de RN manifestaron distintas miradas sobre el control a los adolescentes. Mientras Francisco Chahuán se mostró como “firme partidario”, Manuel José Ossandón pidió un protocolo y Andrés Allamand advirtió que “servirá a la oposición como pretexto para rechazar el proyecto”.

“Ya se había discutido en nuestra agenda corta antidelincuencia, de la que fui coautor, el tema de la edad. Debe haber un combate pluridimensional de la delincuencia, pero, de la misma forma, dar más herramientas a nuestras policías para enfrentarla”, dijo Chahuán.

Aunque Ossandón indicó que “claramente hay menores de edad que participan en muchos delitos”, precisó que “estaría de acuerdo, pero con un protocolo que evitara abusos y discriminaciones”. Comentó que “los menores de edad no tienen la obligación de andar con sus cédulas de identidad y eso no se puede cambiar, porque no corresponde”. También indicó que tendría que haber “un protocolo de control de las mochilas. Si estás en una marcha, revisarlas me parece lógico, pero no en cualquier oportunidad. Y los autos sí que se pueden controlarlos siempre”, dijo.

Ossandón dijo que “es evidente que la oposición se está uniendo en el Parlamento para tratar de trabar las cosas del Gobierno, pero la gente los va a castigar en las elecciones cuando se den cuenta de que aquí hay un ánimo más obstructivo que de defender sus principios”.

“No veo justificación de aplicar las normas a adolescentes tempranos, va a introducir ruido en la tramitación del proyecto”, manifestó Allamand. No obstante, indicó que “los cambios propuestos por el Gobierno, salvo el de tema de los menores, son de sentido común. ¿Cómo no va a ser razonable que en un control se pueda revisar la mochila que porta un sujeto? ¿O que en un control a automovilistas, cumpliendo los requisitos, se pueda revisarse la maleta del vehículo?”.

Allamand agregó que “la oposición en su reacción inicial vuelve a mostrar su equivocada aproximación a los temas de seguridad ciudadana” y que “otra vez van a quedar alejados del sentido común”.

VOLVER SIGUIENTE