Jueves 14 de Marzo de 2019

Entre sueldos e indemnizaciones

La U de Heller ha gastado casi 5 millones de dólares en técnicos

Con el adiós de Kudelka, los azules no han logrado consolidar continuidad y éxitos deportivos.

La U tiene nuevo técnico. Una frase que se ha repetido demasiado en el último tiempo en el club azul.

Ayer se ratificó la salida del argentino Frank Darío Kudelka, quien renunció aclarando que el tema “no daba para más”, en especial su relación con el gerente deportivo, Sabino Aguad.

Paradójicamente, Aguad es el hombre a quien Carlos Heller trajo de vuelta en diciembre para intentar enmendar el rumbo de un mandato que, pese a la alta inversión, en casi cinco años sabe más de sinsabores que de alegrías.

“Estas cifras no son sostenibles”

La U tiene actualmente el plantel más caro del fútbol chileno, cerca de 900 mil dólares mensuales. Y, de hecho, desde que Heller asumió como presidente de Azul Azul, en abril de 2014, su presupuesto suele ser siempre el más elevado en el país, con un promedio que cada año no baja de los US$ 700 mil cada treinta días.

Pero en lo que el dueño del grupo Bethia y sus asesores no logran acertar plenamente es en quiénes deben dirigir esa inversión.

De hecho, en su período la concesionaria ya suma casi 5 millones de dólares sólo en entrenadores, entre sueldos e indemnizaciones (ver detalle).

“Esa cifra habla de la ‘inflación' que hay en el fútbol chileno; son cifras que la operación normal de un club en Chile no puede soportar”, comenta Juan Pablo Swett, economista y ex directivo de Universidad Católica.

“El fútbol en general tiene un tema pendiente en la negociación de buenos contratos y las cláusulas de salidas groseras y a todo evento. Le pasó a la UC con Falcioni y a varios más”, agrega. Falcioni recibió la indemnización más cara en la historia de las sociedades anónimas chilenas: 400 mil dólares, en noviembre de 2014. “Claramente, en el fútbol de hoy, estas cifras no son sostenibles”, sostiene Swett.

5 técnicos para 2 títulos

El técnico más caro que ha contratado Heller es Sebastián Beccacece, que tenía un sueldo que en su momento se consideró desproporcionado para un DT debutante: 1,2 millones de dólares anuales para él y su cuerpo técnico.

Cifra que el ex ayudante de Sampaoli no alcanzó a percibir porque sólo duró 9 meses, aunque sí se llevó una indemnización de US$ 270 mil dólares.

Los otros gastos fueron Martín Lasarte, el que más duró, con una renta anual de 800 mil dólares, y Angel Guillermo Hoyos, que duró menos pero con un sueldo mayor (US$ 850 mil dólares), aunque a él hubo que cancelarle 350 mil dólares extra por rescisión de contrato. Vale aclarar que estas cifras no son tan abultadas, si se las compara con el sueldo que recibe el entrenador de Colo Colo, Mario Salas, que rondaría los 800 mil dólares al año.

Lasarte y Hoyos fueron los únicos que entregaron réditos deportivos a la U, con los títulos nacionales del Apertura 2014 y el Clausura 2017; los mismos que Colo Colo, pero menos que los tres de la UC en el mismo período.

Con Heller a la cabeza, la U no ha podido avanzar ninguna ronda en un torneo internacional, incluyendo la eliminación en la fase previa de la Libertadores de este año; el fracaso que, a fin de cuentas, le puso una lápida al proceso de Kudelka, quien se llevó una indemnización cercana a los 150 mil dólares.

Este martes culminó el plazo para postular a jefe de la oficina comercial de Chile en Nueva York, en el portal de empleos públicos. El cupo se produjo luego de que, en enero recién pasado, Fernanda Bachelet —27 años e hija de Ricardo Bachelet, exsocio del Presidente Piñera— renunciara al puesto, tras ser criticada por su inexperiencia.

El proceso de selección, que finalizará el 15 de abril, evaluará que los postulantes cuenten con un postgrado —idealmente en comercio internacional, relaciones internacionales, relaciones públicas, ventas, marketing, comunicaciones u otro similar— tengan experiencia en cargos de jefatura y dominen el inglés. Mismos criterios y plazos que puso el Ejecutivo para reemplazar al director de Bogotá, Colombia, cuyo período está por culminar.

Debido a que hasta ahora la mayoría de los nombramientos se había realizado de manera directa por parte del Presidente o la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería (Direcon), entre los 29 agregados o directores comerciales designados (además de Nueva York, también resta definir India) hay una bióloga marina, un médico veterinario y un agrónomo, es decir profesionales no necesariamente ligados al comercio internacional (ver red).

Recién en julio de este año entrará en vigencia la Ley de Modernización de la Cancillería que, entre otras cosas, estipula que estos cargos deben ser electos vía concurso público. Del total de directores, 19 vienen del gobierno de Bachelet.

La misión de un agregado comercial es “promover a Chile, su imagen país y su oferta exportable” con el fin de incrementar las exportaciones, la inversión y el turismo. También representar al país ante organismos internacionales. Pese a que las oficinas estratégicas más relevantes están en EE.UU. y China, el mayor sueldo es del jefe en Emiratos Árabes, Carlos Salas, debido al costo de vida de ese país. Hasta enero recibió US$23.641 ($15 millones) mensuales, monto que se redujo a US$19.349 ($12,9 millones) a partir de febrero.

Reajuste salarial

Según la información publicada vía transparencia en febrero (algunos sueldos aparecen en el sitio de la Direcon y otros en Cancillería) la remuneración bruta mensualizada promedio de los agregados comerciales supera la de subsecretarios ($8,6 millones) y ministros ($9,3 millones).

Pero esta realidad cambiará, ya que, tras el caso de Fernanda Bachelet, ProChile informó que “un porcentaje significativo verán reducidos sus sueldos, producto de un ajuste en sus respectivas categorías”. Esto, debido a que “como parte de los planes de austeridad fiscal y del compromiso de buen uso de los recursos fiscales”, se incluirán nuevos factores al momento de fijar el salario, tales como formación académica, experiencia, desempeño y responsabilidad del cargo.

En ProChile —unidad de la Direcon que coordina a los agregados— acotan que esta medida se aplicó este mes, por lo que la información será publicada en Gobierno Transparente recién en abril. Además, y como parte del mismo plan, también se reducirá el número de oficinas.

Hasta ahora, al sueldo base de estos ejecutivos se suma mensualmente un factor según el costo de vida y asignaciones. De acuerdo al detalle publicado en el portal de empleos del Estado, también reciben un pago por carga familiar y/o conviviente civil, escolaridad. Además cuentan con un seguro de salud y de vida; el Estado costea los pasajes de traslado para el funcionario y sus cargas y una asignación por mudanza.

Inteligencia económica

Andrés Rebolledo, exministro de Energía y exjefe de la Direcon, durante el gobierno de Bachelet, asegura que hay oficinas más claves. Dos de ellas son la de Washington y Beijing, desde donde se monitorea el comercio de ambos países y situaciones como la “guerra comercial”.

“La mayoría de las oficinas comerciales están dedicadas a las ventas o actividades asociadas a la promoción de exportaciones. Son más tradicionales. Pero hay otras que tienen un perfil más de gestión de política comercial, lo que incorpora elementos sustantivos como la administración de tratados de libre comercio o el seguimiento de una agenda económica; es una gestión más de inteligencia económica que comercial”.

Rebolledo puntualiza que entre los temas con China están la entrada en vigencia del protocolo de ampliación del tratado de libre comercio —que incluyó un capítulo de economía digital— y la atracción de inversiones, que sigue siendo menor que en otros países de la región como Perú y Brasil. A nivel regional, dice que también son relevantes las oficinas de Argentina y México.

LASARTE

(1 año, 7 meses)

US$ 1.2

millones

CASTAÑEDA

(3 meses)

US$ 150

mil

HOYOS

(1 año, 4 meses)

US$ 1.4

millones

*US$ 350 mil en indemnización

BECCACECE

(9 meses)

US$ 1.3

millones

*US$ 270 mil en indemnización

KUDELKA

(9 meses)

US$ 750

mil

*US$ 150 mil en indemnización

VOLVER SIGUIENTE