Viernes 8 de Febrero de 2019

Lugar en Lago Ranco, donde mujeres fueron expulsadas, es una playa pública

Ministro Ward: “Pérez Cruz cometió un error grave, esto no es un jardín”

Informe de Bienes Nacionales dice que postura del empresario carecía de “sustento jurídico”. En 2003, presidente de Gasco tenía un cerco con la playa, que hoy no existe.

Por L. Jiménez y M. Mercier

Con papel en mano presentó esta mañana el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, el esperado informe que ratificó que finalmente era una playa el lugar en el Lago Ranco, desde donde fueron expulsadas tres mujeres por el empresario Matías Pérez Cruz, presidente de Gasco..

El documento dice “que las personas que fueron requeridas a abandonar el lugar por don Matías Pérez Cruz se encontraban ubicadas en un sector de playa del Lago Ranco y, por tanto, en un bien nacional de uso público”.

El informe, de 19 páginas, agrega que “no resulta adecuado el proceder del señor Pérez Cruz, toda vez que tanto el acceso como el uso de las playas en Chile no requieren permiso ni autorización alguna… de manera que no se observa inconveniente alguno en que las tres personas se encontraran descansando pacíficamente en el lugar”.

Leyendo el informe, el ministro Ward dijo que “el comportamiento adoptado por don Matías Pérez Cruz carece de sustento jurídico, toda vez que confunde una simple extensión de las características geográficas de su terreno, con la atribución de sentirse y comportarse como dueño de un espacio público para todos los chilenos”.

Ward: No a represalias

En su punto de prensa, Ward añadió que “esta persona se equivocó, no estaban conversando en su jardín y fueron requeridas para abandonar un lugar público y frente al cual tenían todo el derecho a estar. Esto no es un jardín”.

“Acá estamos en presencia de una persona que ha cometido un error grave”, agregó.

Sin embargo, para evitar represalias e contra del empresario, como funas o agresiones, señaló que “esta persona tiene familia, ahí hay niños, hay vecinos, por eso hago un llamado a la tranquilidad. Rechazamos cualquier llamado a proceder de forma violenta… Esperamos que no se ponga en riesgo la seguridad de su familia o vecinos”.

Además, Ward reiteró su llamado a respetar el carácter público de las playas. “No existen playas privadas. Las playas en Chile son bienes nacionales de uso público… nadie puede ser impedido, nadie que habite en el territorio nacional”.

La prueba de Google Earth

Uno de los elementos en los que se basó, además, el Ministerio de Bienes Nacionales es que Pérez no tenía demarcado su predio con la franja de playa.

Basándose en un análisis con imágenes de Google Earth y de la fiscalización en terreno, se detectó que sus vecinos colindantes tenían cercos o demarcaciones. De hecho, las imágenes, que figuran en el informe, muestran que la playa sigue una “línea bastante regular”, dice el texto.

Incluso, señala que al 2003 —año de las imágenes de Google Earth— el cuestionado empresario “sí tenía un cerco que lo separaba de la playa del lago, al igual que las propiedades colindantes y que coincidía con los otros deslindes”.

“Durante la fiscalización en terreno se verificó que las propiedades ribereñas colindantes mantienen cercos que delimitan su propiedad frente a la playa… La propiedad de don Matías Pérez Cruz no se encuentra delimitada físicamente con el lago, es decir no existe un cerco”, dice el informe.

También el documento se plantea que el Ministerio de Bienes Nacionales habló con Matías Pérez “quien declaró que hace 20 años es propietario en este lugar, donde no había tenido anteriormente problemas con el acceso a la playa”.

El informe también relata que Pérez “señaló que nunca prohibió el acceso al lago” y que “respecto a la consulta si las aguas máximas normales del lago cubren el sector donde estaban las personas, indicó que las aguas suben en invierno y cubren dicha área”.

De hecho, el informe también determinó que las fiscalizaciones en terreno de la División de Catastro pudieron concluir que “aún con las mediciones más conservadoras de la Dirección General de Aguas”, las denunciantes se encontraban a 18,5 metros de la límite donde terminaba la playa, “es decir un bien nacional de uso público”.

El ministro Felipe Ward

Josefina Tocornal Court

Directora ejecutiva

Julio Bertrand Planella

Vicepresidente

Fundación Gasco

Patricio Silva Barroilhet

Secretario

Matías Pérez Cruz

Presidente

Andrés Rodríguez Pérez

Director

Andrés Pérez Cruz

Tesorero

VOLVER SIGUIENTE