Sábado 2 de Febrero de 2019

El juego comienza para Bolsonaro

“Ayer entró en funciones el nuevo Congreso, extremadamente fragmentado, con el cual deberá negociar para sacar adelante las reformas”.

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cumplió el jueves su primer mes al mando del gobierno. Pasó ese día en el Hospital Albert Einstein, de Sao Paulo, donde fue operado el lunes por las secuelas de la puñalada que sufrió en septiembre pasado, durante un acto de campaña. En el balance de este periodo aparecen varios frentes abiertos. El más urgente es la tragedia que ocurrió el 25 de enero en Minas Gerais, cuando el derrumbe de un relave minero dejó más de cien muertos y centenares de desaparecidos. Otro obstáculo han sido las acusaciones contra su hijo Flavio, senador por Río de Janeiro, a quien la justicia investiga —junto a uno de sus asesores— por movimientos sospechosos en sus cuentas, en los que habría indicios de corrupción.

Un tercer frente abierto es el de su ministra de Mujer y Familia, la pastora evangélica Damaris Alves. Una tribu amazónica la acusa de haber raptado, hace 15 años, a una niña indígena. Además, el diario Folha de S. Paulo reveló este jueves que los posgrados de los que presumía Alves, un magíster en Educación y otro en Derecho Constitucional y de Familia, eran falsos, a lo que la ministra respondió que se trataba de títulos “bíblicos”.

Nada de ello, sin embargo, parece enfangar significativamente el camino de un Mandatario que, al menos en sus primeros días, no ha mostrado el radicalismo que tanto temían sus adversarios y que, por otro lado, demandaban sus partidarios.

El verdadero desafío para Bolsonaro, sin embargo, comienza ahora. Ayer entró en funciones el nuevo Congreso, extremadamente fragmentado —30 partidos representados— y con el cual deberá negociar para sacar adelante las reformas, sobre todo económicas, que comprometió en su campaña. Su Partido Social Liberal (PSL) tiene sólo 55 diputados (de 513), y cuatro senadores (de 81). Su promesa de no negociar cargos a cambio de votos, método del cual sus antecesores usaron y abusaron, le rindió frutos en campaña, pero ahora va a entorpecer, inevitablemente, su capacidad de conformar mayorías en torno a ciertos proyectos.

Destaca, sobremanera, la urgencia de reformar el costosísimo y enormemente deficitario sistema de seguridad social. Su capacidad de modernizarlo, e involucrar en dicho cambio también al actual sistema de las Fuerzas Armadas, de donde provienen él y cinco de sus ministros, será una prueba de blancura. No sólo causará probables tensiones entre dos de las principales vertientes que soportan su proyecto político: la nacionalista, donde los ex militares tienen un rol protagónico, y la liberal, que encabeza Pablo Guedes. También será la señal que los inversionistas están esperando —su capacidad de reducir el déficit fiscal y sanear las cuentas públicas— para decidir si vuelven a apostar o no por el futuro de la novena economía más grande del planeta.

Millennials de bien

J. J. Cruz

La instrucción militar ya no considera —supuestamente— brutalidades que antaño se le asociaban: golpes, flexiones hasta el desmayo, encierros y hasta una que otra paliza hoy son consideradas abusos, o hasta delitos. Pero la necesidad de templar la voluntad y el espíritu de nuestros soldados es la misma, y para ello los instructores han diseñado técnicas novedosas, aunque igualmente despiadadas. Los aspirantes a oficiales del Ejército que ingresan a la Escuela Militar, por ejemplo, tendrán que pasar un mes y medio —calcule usted, 45 días y sus noches— sin celular. Sólo podrán ocuparlos en horarios muy restringidos. Quienes logren pasar la prueba sin perder la razón podrán continuar su entrenamiento y tendrán, en principio, una larga carrera militar por delante. No me queda claro si la abstinencia de WhatsApp, Instagram, Snapchat y otros artilugios logrará formar guerreros inquebrantables. Pero con que aprendan a cruzar la calle sin mantener la vista pegada en la pantalla, el país podrá darse sobradamente por satisfecho.

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com


De Conicyt

al ministerio


Señor Director:

Esta semana se dio a conocer el resultado del concurso de Becas de Doctorado Nacional 2019 para apoyar los estudios, en todas las áreas del conocimiento, de chilenos o extranjeros ya aceptados en programas acreditados. Se seleccionaron 734 de más de dos mil postulantes, el mismo resultado que se ha obtenido por cuatro años consecutivos.

Una situación similar de estancamiento también se vio recientemente en el concurso Fondecyt Regular, el fondo más importante para la investigación de nuestro país, y peor aún fue el caso del concurso para posdoctorados, donde hubo una disminución de los proyectos aprobados. A esto se agrega el que 241 becarios de doctorado no podrán terminar sus tesis por problemas en la administración de recursos

Si no somos capaces de hacer funcionar una institución que maneja el 50% de los recursos dedicados a investigación y desarrollo del país, ¿seremos capaces de hacer funcionar un ministerio?

Jorge Babul C.


Viñalandia


Señor Director:

A propósito del artículo del señor Andrés Berg sobre “Viñalandia” (jueves 31, p. 11), que vuelve sobre el déficit del municipio —que se origina por la proliferación de otros casinos, y no por contratos o empresas truchas— pero que, además, califica a Viña del Mar de ciudad limitada al desarrollo de sus playas o Festival de la Canción, me permito sugerirle que asista este domingo al Sporting Club, donde se disputará el Derby, la más importante carrera de la hípica nacional con más de cien mil espectadores. Podría aprovechar la visita para ir al más importante torneo nacional de golf, al hermoso club Granadilla, y el sábado al bello estadio Sausalito para presenciar la final de la copa de verano entre Everton y UC. Estos recintos, entre muchas otras maravillas que ofrece la ciudad, demuestra la falsedad de su aseveración de ciudad limitada a playas o festivales. Los viñamarinos estamos cansados de injustos ataques a la ciudad que, más allá de una crítica a la gestión edilicia, se han transformado en una deformación completa de la realidad que vive la ciudad y que, tememos, terminará con la alcaldía en manos de la izquierda extrema y la ciudad convertida en “Viñazuela” en lugar de “Viñalandia”.

Gonzalo Yuseff Sotomayor


Corrupción


Señor Director:

Los resultados sobre el índice de Percepción de la Corrupción 2018 dejan a Chile en el segundo lugar de América Latina, después de Uruguay, cayendo un puesto en su posición mundial respecto al año anterior.

Quizás este tipo de instrumentos sea uno de los más relevantes para un país, habida consideración del conjunto de problemas graves que genera la corrupción. Que en Chile sea noticia una caída en el ránking y que esta situación “duela en lo más profundo” a la ciudadanía es altamente positivo. De esa manera se exige a los gobernantes mayores estándares y acciones en la materia, así como se instala una cultura de probidad en la misma sociedad.

Esperemos que el instrumento mantenga la cobertura mediática que se merece y como chilenos nos siga preocupando una caída, así como también nos alegre el subir este ránking. Es sin duda el camino al desarrollo como país, en el más amplio sentido de la palabra.

Daniel Burgos Bravo


Ciudades justas


Señor Director:

Dentro de sus anuncios para alcanzar ciudades más justas, el ministro Monckeberg ha descrito la posibilidad de que algunos proyectos puedan estar por sobre los planos reguladores comunales, con el fin de permitir mayor densidad en predios que se vean beneficiados por inversiones estatales. Si bien el fondo de sus intenciones es positivo y muy valioso, si tenemos en mente la lección aprendida del caso Estación Central (donde la vista fija en los números puede tener graves efectos urbanos), ¿qué podríamos esperar de esta iniciativa sin contar con estrategias de diseño claras que guíen estos proyectos?

La identidad de nuestras ciudades se construye, y el sistema actual de planificación urbana, acentuado por los posibles efectos de estos proyectos, no parece ir en esa línea. ¿No será momento de que equipos municipales, al igual como ocurre en ciudades europeas como Londres y Copenhague, tomen un rol más propositivo en estos temas y sean ellos quienes, sin frenar las fuerzas del mercado, direccionen estas energías para alcanzar ciudades más inclusivas, planificadas y con identidad? Un correcto equilibrio entre las fuerzas públicas y privadas, permite beneficiar no solo a privados sino que a la ciudad misma.

Juan Pablo Corral

VOLVER SIGUIENTE