Miércoles 9 de Enero de 2019

Estrategia contra los portonazos

“El modelo de la zona oriente es un buen punto de inicio, pero para avances más profundos se requieren nuevas herramientas”.

La Fiscalía Metropolitana Oriente dio a conocer una disminución significativa en el número de portonazos realizados durante 2018 en esa zona de la capital. El total de estos delitos —robos de vehículos realizados, con intimidación o violencia, en el ingreso de los domicilios particulares— fue de 1.437, comparado con los 1.697 que ocurrieron el año anterior. La baja fue especialmente significativa en algunas comunas como Lo Barnechea, Las Condes y Vitacura, y algo menor en otras como Peñalolén, La Reina y Providencia.

Según han coincidido los alcaldes de algunas de las comunas mencionadas, dicha tendencia es resultado de una estrategia específica emprendida por la fiscalía regional a contar de 2016, en colaboración con las autoridades locales, así como de las precauciones adoptadas por las propias personas. En concreto, destacan la coordinación entre el Ministerio Público, los municipios y las policías para detectar los lugares y los horarios en que estos delitos son más comunes, para reforzar la prevención, y el intercambio de información, para facilitar la identificación y persecución penal de las bandas que se dedican a este tipo de robos. Así, la instalación de cámaras de vigilancia y de pórticos para la identificación de patentes, o las aplicaciones móviles que permiten alertar a los encargados de seguridad, sin bien no representan respuestas automáticas, coadyuvan en las iniciativas desplegadas en este ámbito.

Es necesario observar, sin embargo, que en comunas de la zona oriente con menos recursos, como Macul o La Florida, el número de portonazos no ha retrocedido de la misma forma, y que, aun cuando no se cuenta con evidencia detallada, el delito parece haberse vuelto más frecuente en otras zonas de la Región Metropolitana. El modelo de la zona oriente parece un buen punto de inicio para enfrentar el problema, pero para conseguir avances más profundos y extendidos requiere también de la implementación de nuevas herramientas. Por ejemplo, equipos especializados de Carabineros y la PDI que trabajen en los sitios del suceso; instalación de pórticos detectores de autos robados y controles policiales en las principales autopistas y vías intercomunales, y coordinación con las autopistas para disponer de información en línea de las cámaras y pórticos de TAG.

Para replicar las capacidades de algunas comunas de la zona oriente en municipios más pobres será necesario, además de la proactividad de sus autoridades, contar con más apoyo material y financiero desde el Estado. De la misma forma, la implementación de tecnología en los automóviles nuevos, como dispositivos cortacorriente y GPS, debiera dificultar la comisión de estos delitos, de la misma forma en que, en años anteriores, la exigencia de mejor tecnología en los cajeros automáticos ayudó a disminuir notablemente los atracos a estas máquinas.

Flecha del Sur

J. J. Cruz

—No entiendo tanta pelea por el espectro y el 5G, cuando nuestras telecomunicaciones están todavía al nivel de Afganistán o Burundi —me dice Walter Alberto esta mañana.

—No exageres, hombre.

—¿Te parece poco? ¿No te acuerdas que hace cuatro años la Presidenta queda cuasi incomunicada en Caburgua en medio del caso Caval? ¿No te das cuenta del despelote que se arma cuando el ministro del Interior no entiende lo que le dicen por culpa de las interferencias o la mala señal?

—No lo había visto de esa manera. Quizás hay que revisar en serio nuestra infraestructura, o cambiar al proveedor de telefonía de La Moneda.

—No sólo eso, Jota Jota. Yo rehabilitaría el telégrafo, entrenaría por si las moscas a unas palomas mensajeras y mandaría la correspondencia oficial por el «Flecha del Sur».

—¿Todavía existe?

—No lo sé, pero debería. Cualquier opción habría traído la información de manera más rápida y confiable. Pídele a Carabineros que te mande un WhatsApp, por último.

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com


No hay piso


Señor Director:

El titular de ayer, «No hay piso para acusar al ministro del Interior», habla bien de una parte de la oposición, que entiende de sal y agua, y de un ministro como Andrés Chadwick, que desde el minuto primero ha estado a la altura de los graves hechos sufridos por el país.

Pablo Sáenz de Santa María M.


Arte o memoria


Señor Director:

Junto con agradecer la iniciativa de Metro de Santiago respecto de instalar en la estación Bío Bío once chemamüll , del artesano Antonio Paillafil, quisiera señalar mi desacuerdo. Tal como se explica en la introducción de la nota de ayer (p. 2), los chemamüll protegen a nuestros antepasados y son un portal a una nueva etapa (a una nueva vida agregaría yo). Los chemamüll se deben a su territorio y a los ngen (dueños) que en él habitan. En este caso ¿a cuál territorio pertenecen estos chemamüll ? ¿a qué ngen ? Se agradece la ceremonia destinada a acompañar a estas figuras, pues con ello dan a entender que el trabajo propuesto es con pleno respeto a la religiosidad del pueblo mapuche. Pero el lugar elegido no es el mejor. Los destinatarios de la protección no son los adecuados. Lo propuesto ¿es arte o memoria? ¿Multiculturalismo o interculturalidad ?

Claudio Millacura Salas


¿Quién le teme?


Señor Director:

Con referencia a la columna de Juan Luis Monsalve titulada “¿Quién le teme a José Antonio Kast?”, indiscutiblemente son los partidos de izquierda. El mérito que tiene este político es que siempre dice la verdad y la gente esa cualidad la aprecia y respeta. La ciudadanía de clase media emergente quiere progresar gracias a su esfuerzo personal, desea tener una vida buena, feliz y segura; eso lo ofrece Kast.

Es increíble cómo este exdiputado ha crecido en las encuestas en poco más de un año. La derecha debería estar muy tranquila, ya que cualquiera que sean las opciones que opte, ya sea que se una al bloque, que participe en primarias o compita en la papeleta presidencial, su fuerza política terminará en el candidato que participe en ese sector. En ningún caso sería un postulante peligroso para esa coalición.

Pedro Romero Julio


Honorarios


Señor Director:

Hace algunos días, la Dipres informó que los prestadores de servicios a honorarios en el gobierno central, alcanzarían los 35.342 (tercer trimestre, año 2018). Dicha situación es del todo alarmante. Solicitar a los prestadores de servicios a honorarios labores habituales y permanentes desnaturaliza el sentido mismo de este tipo de relaciones contractuales.

Se hace imperativo que el Estado, el cual debe dar las directrices como el estándar del mejor empleador, revise esta situación y proceda a resguardar los derechos de los trabajadores y el respeto a la legalidad vigente.

Daniel Burgos Bravo


Literatura y ficción


Señor Director:

¿Cuál es la labor de la literatura? ¿Cuáles son sus límites? Estas son algunas de las preguntas que surgieron a propósito de “Día de los enamorados”, uno de los cuentos seleccionados en el libro con los 100 mejores relatos de la última versión de Santiago en 100 Palabras. El cuento, que sigue el formato de una lista de compras, insinúa que una situación en apariencia romántica puede terminar en violencia.

Luego de su publicación, se generó un intenso debate en redes sociales acerca de si el cuento es un llamado de atención a ciertos comportamientos o por el contrario, una apología al femicidio. Lo valioso de esta discusión es cómo un concurso de cuentos nos invita a pensar sobre el rol de la literatura en la sociedad.

Santiago en 100 palabras permite construir una literatura ciudadana, conjunta, que levanta las preocupaciones de los habitantes de la ciudad y pone los acentos en temas contingentes. La literatura se vuelve una forma de dialogar, de reflexionar como sociedad y de pensarse conjuntamente.

Muchos de estos cuentos funcionan como espejo de las preocupaciones por las que atravesamos como sociedad. Pero no olvidemos que es una convocatoria a escribir cuentos, es decir, relatos de ficción. Si bien muchas veces estos relatos conversan con la realidad, no deberíamos juzgarlos con los mismos criterios.

Hace 18 años que Santiago en 100 palabras abre un espacio de creación para la sociedad en su conjunto. Y es en la libertad de esta creación donde finalmente reside el poder de la palabra.

Carmen García

Directora Fundación Plagio

VOLVER SIGUIENTE