Jueves 6 de Diciembre de 2018

Ya llegaron a Madrid

Los barristas más peligrosos de Argentina tienen en jaque al River-Boca

El partido fue decretado “de alto riesgo, con alerta máxima” por la policía española.

Todo barra que viaje

con antecedentes de homicidio será

expulsado por España”.

Guillermo Madero, director de Seguridad.

Rafa Di Zeo, a la izquierda, consiguió un permiso para salir de Argentina. Maxi Mazzaro fue detenido hoy en el aeropuerto de Madrid.

“En Europa no entienden el fenómeno barrabrava porque piensan que son unos violentos aislados, como los hooligans, y la verdad es que son parte del sistema”. Así le resume Javier Cantero, ex presidente de Independiente de Avellaneda, a El País de España el problema que las autoridades madrileñas asumieron al aceptar ser sede de la postergada final de la Copa Libertadores.

A Cantero se le reconoce como el único mandamás de un club que se atrevió a enfrentar a los barristas: les quitó regalías y privilegios.

¿El resultado? Se quedó solo y se tuvo que ir tras dos años en el cargo. “Iba a ver a ministros y me decían que aflojara: «¿Pero cuántas entradas te piden? ¿500? Dales 200 y listo». O venía un policía y me decía: «Te pongo cocaína en el auto del líder de la barra y te lo tengo dos años preso, pero arreglamos quiénes lo reemplazan y a esos los manejamos nosotros»”, recuerda.

Esos mismos nexos son los que tienen a las autoridades españolas en jaque. Si no, no se entiende cómo Rafael Di Zeo, el líder histórico de “La Doce” —la barra brava oficial de Boca Juniors— recibiera un insólito permiso legal para salir de Argentina y viajar, aunque está en una lista de admisión que le impedirá entrar este domingo al Santiago Bernabeu. Está procesado por encubrir un caso de secuestro extorsivo. “Los 12 hombres que manejanLa 12tienen impedimento judicial para ingresar a los estadiosy además, cada vez queBocajuega fuera del país deben pedir autorización para viajar”, señala Infobae.

O el caso de su mano derecha, Maximiliano Mazzaro, quien esta mañana fue detenido y deportado en el Aeropuerto de Madrid. “La policía española consideró que es peligroso para la seguridad; todo barra que viaje con antecedentes de homicidio será expulsado por España”, explicó esta mañana Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos.

Ambos, por cierto, como quedó en evidencia en un análisis de las imágenes, tuvieron un rol protagónico el lunes en la despedida del equipo de Buenos Aires.

Hecho que ha desatado una nueva ola de críticas contra el presidente Macri, cuyo aliado Daniel Angelici es presidente de Boca… quien supuestamente coordinó y organizó el encuentro.

Alerta por apoyo de los ultras

En España reconocen que no hay claridad sobre cuántos barristas ya han llegado, o llegarán, al país.

“También se teme que alguno viaje sin entrada y que pueda hacer cualquier cosa por un pase para el Superclásico del próximo domingo”, escribe hoy El Mundo. “Hay que recordar que se han vendido unos 20.000 tickets no nominales. Accesibles, por tanto, para la barra”.

Pero el operativo de seguridad alrededor del Superclásico se ha calificado como “sin precedentes”, con más de 4 mil efectivos (el doble que en un Madrid-Barcelona) con refuerzos de otras dotaciones del país, además de un refuerzo logístico por parte de las autoridades trasandinas.

“El partido está decretado de alto riesgo, con alerta máxima”, apuntó Serafín Giraldo, vocero de la policía madrileña.

Y hay otro punto que complica: los nexos de los hinchas argentinos con sus pares españoles.

Como denunció el periodista Pablo Carrozza, especialista en violencia en los estadios, “Los Borrachos del Tablón”, la barra brava de River, será recibida en España por Bukaneros, el grupo más violento del Rayo Vallecano madrileño, y que a los de Boca los acogerán los Biris Norte, los ultras del Sevilla.

Además, hay hechos curiosos, como el que el 15 de agosto, para un partido amistoso de Boca en Barcelona, varios ultras asistieron al Camp Nou. O que en 2005 el mismo Di Zeo les dio un curso de “capacitación” a los barristas del Real.

VOLVER SIGUIENTE