Miércoles 3 de Octubre de 2018

Un fantasma en el Manchester United

La curva maldita de Alexis Sánchez: mientras más gana, menos rinde

Después de 10 años en Europa, el delantero vive su peor momento. Otra evidencia del declive de la generación dorada.

Por Patricio Abarca

El panorama era oscuro y siniestro cuando Simone Pepe vio la señal que le indicaba que debía salir. Udinese perdía 2-0 frente a Lecce y el volante tuvo que aceptar que lo sustituyera un muchacho al que apenas conocía. Alexis Sánchez, con 19 años, entró a la cancha en el minuto 56 aquel 19 de octubre de 2008, y a los 58, anotó el descuento. Fue su primer gol oficial en Europa y el impulso que permitió la remontada de su equipo para el 2-2 final, en el estadio Via del Mare.

Era el inicio de la exitosa curva de rendimiento y de la valorización que tendría Alexis en su larga carrera en Europa. Pero ayer, a 10 años de aquel momento, en el minuto 75 del encuentro del Manchester United ante Valencia, la muestra del declive fue contundente. Reemplazado por Antony Martial, el delantero registra una nueva tendencia telúrica: más gana, pero menos rinde.

Con 29 años, esta temporada iba a ser la de su consolidación definitiva. Por primera vez en tres años tendría vacaciones y menos desgaste por no haber jugado el Mundial. Sería el socio de Lukaku y Pogba y estaba preparado para sacar brillo a la camiseta 7. Pero en un equipo que sufre convulsiones internas por el manejo del técnico José Mourinho, Sánchez no encuentra su lugar. Los números son cadavéricos y su falta de orientación en un equipo que no arma tres jugadas seguidas lo hicieron pasar de la frustración a una condición de fantasma.

No es cuestión de edad

Sánchez figura entre los 4 jugadores más valiosos de la generación nacida en 1988. Tasado en 70 millones de euros, está solo debajo de Robert Lewandowsky, Sergio Busquet y Sergio Agüero. Su bajo rendimiento no es atribuible al paso del tiempo si se considera la vigencia de estos jugadores en el umbral de los 30 años, y menos con una carrera sin lesiones serias. Su último traspaso lo pone arriba de otros jugadores de su edad, que se mantienen en un mejor nivel, como Diego Costa (Atlético Madrid) y Marcelo (Real Madrid), ambos valorados en 60 millones de euros; y de Willian (Chelsea) e Iván Rakitic (Barcelona), tasados en 50 millones de euros.

¿Cuándo llegó Alexis al mayor punto de su carrera? Los números indican la temporada 2016/2017 como el peak de rendimiento. En Arsenal, Sánchez era el amo, y su máximo fue de 30 goles y 18 asistencias. Entonces, el club londinense fija su precio en 55 millones de euros después de haberlo comprado en 38 millones al Barcelona hace dos años. Pero todavía hay un momento simbólico que parece estar más arriba, una escena que será digna de estudio para posteriores documentales o para la misma película que está en proceso. Lo que le da su indiscutido lugar en la historia ocurre en 2015, en la final de la Copa América, cuando en la final contra Argentina, dueño de una confianza propia de un ser que se sabe superior, ejecuta el penal que pica sobre el portero y le da el título a Chile.

El color del dinero

Cada vez toma mayor peso la elección de Sánchez de haber ido al Manchester United en vez de al Manchester City. Por cuestión de dinero, el chileno tomó el rumbo más arriesgado. Su valorización alcanza los 70 millones de euros, lo que lo sitúa entre los 16 más caros de la Premier League. Más pesa su sueldo, porque pasó de estar entre los 20 mejor pagados con el Arsenal, a ser el número 1 con el Manchester. En Londres ganaba 130 mil libras semanales y ahora llegó a las 350 mil libras. Está incluso sobre Paul Pogba, con 290 mil libras, el top anterior. Al revés, sus números en la cancha son los peores de su historia en Europa.

La expectativa de este año era tan alta, que la película sobre su vida empezó a rodarse como una señal de triunfo anticipado. Curiosamente, este año podría ser el centro de la cinta y no el pasado, porque Sánchez enfrenta ahora un momento realmente difícil, en un equipo desarmado, marcado como el peor refuerzo del Manchester United, con el pronóstico de que Zinedine Zidane, quien tampoco lo tiene en su lista de favoritos, sea el próximo técnico. Remontar la caída sería el sello de aquel muchacho de 19 años que hace 10 años entró con desparpajo a dar vuelta un marcador en contra.

VOLVER SIGUIENTE