Sábado 8 de Septiembre de 2018

Brasil, entre la violencia y las dudas

“Así, los comicios del 7 de octubre se han transformado en los de más dudoso pronóstico desde el retorno a la democracia (1985)”.

El ataque sufrido por el candidato de la ultraderecha brasileña, Jair Bolsonaro, que el jueves pasado fue acuchillado en un mitín, eleva la tensión política en ese país a un mes de las elecciones presidenciales. No sólo se trata de la salud del ex militar —la puñalada le perforó su intestino y deberá estar hospitalizado a lo menos 10 días—, sino porque el hecho se suma a un escenario de incertidumbres que se extiende sobre la cuarta mayor democracia del mundo.

A esto se suma que el próximo martes, el Partido de los Trabajadores (PT) deberá nombrar a un sustituto para la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva, quien fuera inhabilitado por el Tribunal Superior Electoral al estar cumpliendo una condena de 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero. Si bien en las últimas horas se ha deslizado la posibilidad de que Lula renuncie simbólicamente a su postulación, no es claro que la intención de voto que el líder del PT mantenía hasta hace algunos días (en torno al 39%) se traspase a su más seguro sucesor, su compañero de fórmula, Fernando Haddad.

Así, los comicios del 7 de octubre se han transformado en los de más dudoso pronóstico desde el retorno a la democracia en Brasil (1985). No es nítido cómo el ataque afectará dichas predicciones, pero los primeros sondeos tras la decisión del Tribunal Electoral colocan en primer lugar a Bolsonaro (22%), seguido de cerca por Marina Silva, Ciro Gomes y Geraldo Alckmin, y un alto porcentaje de nulos, blancos e indecisos.

Para la segunda vuelta (fijada para el último domingo de octubre) las cosas no están dichas. Bolsonaro empataría con Haddad y perdería con Silva, Gomes y Alckmin. De ahí, la importancia de aprovechar al máximo los espacios gratuitos de propaganda en televisión que la actual administración implementó para evitar el financiamiento privado de las campañas. En un escenario donde la TV es enormemente influyente, Alckmin concentrará el 44% del tiempo disponible, seguido por Haddad con el 19%. Bolsonaro, en tanto, apenas tendrá minutos en pantalla.

La sensación de inquietud, de todas maneras, persiste. Tras el ataque a Bolsonaro, el índice bursátil Bovespa subió un 1,76%, mientras que el dólar cayó un 0,9%. No obstante, hace diez días, justo cuando se conocieron las primeras encuestas que daban altas preferencias a Lula y a Bolsonaro, la bolsa había caído un 1,5%, y el real, la moneda brasileña otro 2%, su menor valor en dos años. Buena parte de estas fluctuantes cifras, señalan varios analistas, se explican porque ninguno de los candidatos con opciones está alineado con las reformas liberalizadoras impulsadas por el actual gobierno. En ese contexto, al que se suma una alta desconfianza hacia la clase política y donde ningún candidato ha demostrado muchas fortalezas, parece ser muy pronto para hacer pronósticos definitivos.

Segunda mirada

M.R.E

Fiestas Patrias

La aparición, hace algunos días, de un ránking —realizado por el Círculo de Críticos Gastronómicos— con las mejores empanadas de 2018 es el puntapié inicial de esa pantagruélica celebración que denominamos como «el 18» o más sencillamente «Fiestas Patrias».

Porque tal y como lo entiende una gran mayoría de nuestros compatriotas, estas festividades sólo sirven para comer y beber a destajo. Alguien debería hacer algún estudio de mercado, pero asalta la sospecha de que los principales ganadores con esos días de asueto —más que los fonderos del Parque O'Higgins o del Intercomunal— son los vendedores de productos para combatir los trastornos digestivos. Hagamos una lista corta (y sin contar calorías, claro está): en unas pocas horas nos metemos a la boca carne, cerdo, toda clase de alcoholes y masas de un modo industrial. Algo parecido pasa con casi toda celebración por nuestros pagos: cumpleaños, matrimonios, Año Nuevo. Sólo cambia el menú.

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com


Deuda


Señor Director:

Esta semana, parlamentarios, autoridades del Minsal y médicos de la Región de Antofagasta nos reunimos para ponernos de acuerdo en torno las acciones necesarias para enfrentar la crisis del cáncer en nuestra región. Contamos con la mayor incidencia y la segunda mayor mortalidad del país en relación a esta enfermedad, la cual, por cierto, será la primera causa de muerte de la población chilena en un par de años más.

Chile está en deuda con Antofagasta, porque nuestra población vivió doce años sometida al arsénico que contenía su agua potable. De hecho, en los últimos seis años 780 personas han sufrido por el cáncer de pulmón (tres veces más que el promedio nacional), de las cuales el 85% ha fallecido solo un año después de haber sido diagnosticadas, convirtiéndose en pacientes silenciosos que no alcanzaron a dar la batalla.

Es responsabilidad del Estado brindar los recursos para tratar a sus enfermos, y para eso se han creado modelos como el de GES o la Ley Ricarte Soto. Hoy, sin embargo, un chileno muere cada tres horas por un cáncer que podría haber sido tratado, pero que sigue sin ninguna cobertura.

Se requiere, por tanto, de la disposición de nuestras autoridades y parlamentarios para destrabar la Ley de Cáncer y establecer, por ejemplo, mecanismos de colaboración público-privado que permitan financiar los tratamientos de quienes hoy lo necesitan, pero no pueden pagarlo. Esta es la oportunidad para cambiar la historia de los enfermos de nuestro país, no la dejemos pasar.

Ricardo Baeza

Director del Centro Oncológico

del Norte


Reforma municipal


Señor Director :

En el ámbito público y privado hay una convicción sobre la necesidad de reformular la actual Ley Orgánica Municipal, lo cual contribuiría a revertir el creciente deterioro en variados aspectos de la administración de nuestras comunas. Sin embargo, a algunos sectores políticos “progresistas” no les acomoda dicha reforma, prefieren dejar las cosas tal como están.

Esta situación ilustra la distancia que va entre lo necesario y el predominio de intereses subalternos, lo cual explica nuestro severo distanciamiento del auténtico desarrollo.

Patricio Farren


Educación técnica


Señor Director:

En una carta publicada en este diario el jueves pasado, Jorge Menéndez, sostenía que las autoridades deben hacerse cargo de potenciar la educación técnica. En ese contexto, queremos hacer un llamado al Gobierno a definir incentivos reales dentro de sus políticas públicas para que trabajen en torno a la relación entre la educación media técnico profesional y el sector productivo del país. De esta manera estaremos entregando herramientas reales para que los jóvenes puedan incorporarse de manera efectiva en el mundo laboral.

Andrea Garrido

Directora ejecutiva de Fundación Chile Dual


Quintero I


Señor Director:

Muy bien que se haya destapado la crisis ambiental en Quintero, con todo lo que esto trae aparejado: investigación, condenas e indemnizaciones a los afectados. Pero la investigación debe ser retroactiva, porque este grave episodio tóxico no comenzó ayer.

Lo que corresponde es que todos aquellos directivos de las empresas involucradas, como también las autoridades gubernamentales vigentes en las diferentes épocas en que ya se emitían gases tóxicos a los cielos y a las aguas de Quintero, den la cara, enfrenten la justicia y expliquen con lujo de detalles su omisión o su irresolución ante esta grave crisis ambiental. Quintero y su gente merecen las explicaciones.

Luis Enrique Soler


Quintero II


Señor Director:

Me da gusto la vehemencia con que las autoridades han actuado ante las masivas intoxicaciones ocurridas en Quintero, situación, por lo demás, que se viene dando desde hace casi medio siglo.

Ya en esa época se podía ver y saborear, sólo con pasar por el vecino pueblo de Ventanas, un sabor extraño en la lengua que no era nada más (ni nada menos) que producto del azufre.

Muchos recordamos con felicidad el día en que la famosa chimenea de Ventanas dejaba de emitir humo por 24 horas durante cada verano —quizás por un asunto de mantención— pero que constituía sin duda un motivo de alegría por verla inerte sin contaminar.

Roberto Varas

VOLVER SIGUIENTE