Viernes 7 de Septiembre de 2018

Murió a los 97 años

Adiós a Panchita, madre de Isabel Allende y su primera lectora

Francisca Llona leía los manuscritos de la autora de “Paula” antes que cualquiera. Casada con el ex diplomático Ramón Huidobro, su vida estuvo marcada por la política.

Por Jimmy Gavilán

A Francisca Llona Barros le preguntaron en agosto de 2010, en La Segunda, por qué los hombres se enamoraban tanto de ella y de su hija, Isabel Allende.

“Somos generosas”, respondió ella. El miércoles falleció, a los 97 años, a las 3:30 de la madrugada producto de una falla multiorgánica. Sus funerales se llevaron a cabo ayer en el Parque del Recuerdo.

El 18 de diciembre de 1920 comenzó la vida de quien fue conocida por todos como Panchita. Tanto en el entorno familiar como en la vida política. Aunque ambas áreas estuvieron siempre cruzadas, pues su primer esposo —padre de sus dos niños y de Isabel Allende, la mayor— fue primo hermano del ex Presidente Salvador Allende, Tomás Allende, y su segundo esposo fue el diplomático, ex embajador de Chile en Argentina y ex jefe de misión ante la ONU Ramón Huidobro.

“Se ha sublevado la marina, Ramón, y unos cuantos generales traidores. Pero yo voy a pelear hasta la muerte. Déle un beso a Panchita y a usted, un abrazo como siempre”, le dijo el ex Presidente a Huidobro por teléfono, según el libro “Interferencia Secreta”, de Patricia Verdugo, sobre la llamada entre los dos amigos.

Años antes, en una comida y tras separarse informalmente de Tomás Allende , Salvador la tomó de los hombros: “Usted mocosa, ¿qué se ha figurado? Usted tiene una familia de la que siempre va a estar orgullosa y yo la voy a ayudar siempre”, confesó Llona a la revista Sábado en 2016.

En dicha entrevista recordó la noche en que el ex comandante en jefe del Ejército Carlos Prats sufrió el atentado en Buenos Aires en compañía de su esposa, en 1974. Antes de esto, habían estado comiendo en la casa de Llona y Huidobro en Palermo.

“Qué terrible recordar esto. Nos juntábamos de vez en cuando y esa noche fuimos a ver una película argentina, «Pan y chocolate», y comimos en nuestra casa. Al irse, fueron cariñosos, es muy curioso, porque fue como una despedida realmente. Se fueron, y al llegar a su casa explotó la bomba en su auto que los mató”.

Recuerdos de ese coqueteo permanente con la política son los retratos de la pareja que cuelgan en el departamento que ambos tienen en Providencia. Con los ex presidentes Salvador Allende, Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos.

Juntas en la distancia

Desde que Isabel Allende tenía 16 años tuvieron una relación marcada por la distancia, porque ella acompañaba a su marido en Turquía. “Nos escribíamos a diario, las cartas demoraban semanas, era una conversación de sordos, pero el hábito se mantuvo”, contó en 2016 la autora.

Los libros favoritos de Llona eran “Paula” (1994), sobre la dolorosa enfermedad y partida de la hija mayor de Isabel, “Hija de la fortuna” (1998) e “Inés del Alma Mía” (2006).

La ganadora del Premio Nacional de Literatura 2010 contó que sus manuscritos eran revisados por su madre. Ramón Huidobro comentó: “Nadie que yo conozca escribe el español mejor que la Panchita. Tiene un escribir, yo diría que impecable”.

“Yo viví con Isabel toda la enfermedad de mi nieta”, compartió emocionada Llona en 2010. Después explicó que al carteo habitual entre ambas vino en ese entonces la tecnología: conversaban vía Skype día por medio.

Con la ayuda de Huidobro —cónsul chileno en Lima— Francisca regresó a Chile en los años 40 luego de que Tomás Allende la dejara tanto a ella como a su puesto en la embajada. El le daría el divorcio años después con la condición de no otorgar subvención alguna a sus hijos. Para Francisca, su matrimonio fue como si no existiese. Rompió todas las fotos.

Años después, Huidobro le dijo que se haría cargo de ella y de sus hijos. Estuvieron juntos unos 70 años.

Ramón Huidobro y Llona en su departamento. Agosto de 2010.

El embajador Huidobro, su mujer y sus hijos.

VOLVER SIGUIENTE