La Segunda Sus contactos en Roma: con menos poder que antes