Lunes 30 de Abril de 2018

Jacqueline Elias, del Centro Filantrópico de JP Morgan:

“En EE.UU. hay más confianza en la institucionalidad filantrópica”

En Chile las donaciones representan un 0,12% del PIB, mientras que en el país del norte la cifra ronda el 2%.

Por Felipe O'Ryan

Según una investigación del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales de la Universidad Adolfo Ibáñez, las donaciones de las empresas a causas filantrópicas en Chile representan un 0,12% del PIB del país, muy por debajo de la realidad de países desarrollados como Estados Unidos, cuyas donaciones equivalen al 2%.

“En EE.UU. hay dos razones que explican este alto porcentaje”, explica la managing director del Centro Filantrópico de JP Morgan, Jacqueline Elias, quien asesora a grandes familias que quieren comenzar proyectos filantrópicos. “Por un lado hay una filosofía muy fuerte y por otro hay una institucionalidad que permite que estos ideales se materialicen”, comenta Elias, quien habló de filantropía el pasado jueves en un seminario de Icare.

En EE.UU. hay casos emblemáticos de donaciones que es difícil ver en Chile. Bill Gates, creador de Microsoft, ha donado US$ 18.000 millones desde 2010, algo así como el 22% de su fortuna. Mientras que el inversionista Warren Buffet ha donado más de US$ 46.000 millones en los últimos 18 años. Diferentes cálculos estiman que esto representa más del 70% de la riqueza de Buffet.

Diferente filosofía

Una de las principales quejas entre expertos y empresarios es que la ley en Chile complica, más que facilita el hacer donaciones. Por ejemplo, la ley establece que para las donaciones a universidades, sólo haya incentivos tributarios para impuestos de primera categoría y para el impuesto global complementario, y no para los de segunda categoría. Es decir, las donaciones de personas no tienen incentivo. Incluso, hay áreas como la conservación del medio ambiente y la salud que tampoco tienen incentivos tributarios.

Pero no es sólo un tema legal, ¿o sí? Usted habla de una “filosofía” diferente en EE.UU. ¿A qué se refiere?

—En las familias empresarias que asesoramos vemos una filosofía de que, si bien los líderes de estos grupos quieren que sus herederos estén cómodos, tampoco les quieren dar una cantidad que no podrán gastar en todas sus vidas.

—¿Y como se aplicaría en este caso esta institucionalidad filantrópica de EE.UU. de la que usted habla?

—En la ley de herencia de EE.UU., la cabeza de una familia empresaria puede decidir fácilmente y de forma transparente que nada quede para sus hijos, por ejemplo. O que el 99% de los recursos vaya a una fundación y el resto a los hijos. La institucionalidad facilita que este y otros casos se den más a menudo.

¿Cuál es la principal diferencia entre cómo se hace filantropía en Estados Unidos versus América Latina ?

—En ambos lados se comienza por razones similares: el empresario siente una responsabilidad personal de devolver algo por haber alcanzado tanta riqueza y éxito. La principal diferencia es que en América Latina, la empresa hace los proyectos en esta área por sí misma. Es decir, ellos, individualmente, identifican un problema y fundan su propio colegio, o un museo o una biblioteca. Mientras que en Estados Unidos los empresarios buscan a otras instituciones u organizaciones para externalizar los recursos de donación.

Mapeo filantrópico de Chile

¿Por qué y cómo donan las empresas?

El estudio “Mapeo de Filantropía e Inversiones Sociales” del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales de la UAI es uno de los informes que da luces sobre las razones y formas en que se dona en Chile. Según el estudio, las principales áreas de destino de las donaciones de las empresas chilenas son a causas que apoyen la vida sana y el deporte con 63%, el desarrollo de comunidades con 61% y la educación primaria y/o secundaria con 57%. Las principales razones, según las compañías consultadas, son generar valor para la empresa y la sociedad (94%) y ser un “buen ciudadano” (94%). Los mecanismos más utilizados son los programas propios de la empresa y las donaciones directas de dinero, ambas con 67%. Le siguen el auspicio de eventos de instituciones benéficas y también la alianza con éstas, ambas con un 59% de las preferencias.

VOLVER SIGUIENTE