Lunes 2 de Abril de 2018

Última encuesta Cadem

Piñera llega a 58% de aprobación, pero alertan sobre riesgo de altas expectativas

“Si el Gobierno no da señales de cumplimiento, puede haber un deterioro en la aprobación en el corto plazo”, sostiene Roberto Izikson.

Por Claudio Salinas M.

“Cómo se administren los ‘tiempos mejores' es el principal desafío de corto plazo de este gobierno, porque el nivel de expectativas es muy alto. Y si éstas se manejan mal, puede haber un rápido deterioro a la aprobación del Presidente Piñera”.

Tal es la conclusión del gerente de asuntos públicos de Cadem, Roberto Izikson, al analizar la última edición de la encuesta de dicha firma, correspondiente al 29 de marzo, donde la aprobación a la forma como Piñera está conduciendo su gobierno alcanzó a un 58% y la desaprobación a un 23%.

La cifra marca un alza sostenida en la aprobación desde que asumió el Mandatario, transitando desde un 51% el 16 de marzo y luego un 54% el 23 del mismo mes. A modo de comparación, la Presidenta Bachelet marcó en marzo del 2014 un peak de un 56% de aprobación, la más alta de todo su mandato.

Izikson explica que son cifras normales y están asociadas a la disminución de la tasa de no respuesta. “En la encuesta de la primera semana hay un porcentaje muy alto de ‘no sabe/no responde', porque el Gobierno está en proceso de instalación. Pero en la medida que ese proceso se va consolidando, disminuye la no respuesta y tiende a aumentar la aprobación presidencial”, apunta.

El encuestador precisa que siempre en las primeras semanas de gobierno hay una “luna de miel” con la opinión pública, pero puede ser larga o reducida dependiendo de cómo La Moneda enfrente las crisis derivadas de alguna coyuntura específica y especialmente de las expectativas.

En ese sentido, según la Cadem conocida hoy un 72% de los entrevistados cree que Chile va por buen camino, un 53% considera que la economía está progresando y un 66% se siente optimista con respecto al futuro del país.

“A pesar de que ha habido una estrategia evidente por bajar expectativas, a diferencia del primer gobierno de Piñera, hoy aquellas se encuentran en un punto muy alto. La opinión pública está esperando que los tiempos mejores lleguen hoy. Si el Gobierno no empieza a dar señales de delivery (cumplimiento) puede haber un deterioro en la aprobación en el corto plazo”, recalca Izikson.

Por otro lado, además de Piñera, la figura de la primera dama, Cecilia Morel, también es altamente valorada según el sondeo: tiene un nivel de conocimiento de 90% y la aprobación a su desempeño alcanzó un 79%, versus un 12% de desaprobación. “Ella siempre ha sido un activo para el Presidente Piñera, así quedó comprobado en la campaña, donde jugó un rol clave, y este registro vuelve a confirmarlo”, enfatiza el experto.

Efecto La Haya: el salto del canciller Ampuero

Otro elemento llamativo que pone de relieve el encuestador es que los alegatos en la Corte de La Haya por la demanda marítima boliviana impulsaron la aprobación a Piñera y también el nivel de conocimiento y la valoración del canciller Roberto Ampuero.

“En general los temas de relaciones internacionales son bien recibidos por la opinión pública. En este caso tuvo un impacto positivo en la aprobación de Piñera, que subió 4 puntos, y especialmente en la figura de Roberto Ampuero, porque el canciller fue el ministro que más aumentó su nivel de conocimiento, 22 puntos, llegando a un 55%, junto con un 77% de aprobación”, señala Izikson.

Sin embargo, según la encuesta el ministro del Interior Andrés Chadwick es quien tiene el mayor nivel de conocimiento ciudadano —de un 85%— y un 32% lo considera el más influyente del gabinete.

Finalmente, en las áreas de gestión del Gobierno, relaciones internacionales es la mejor evaluada (77%) —igual que en el gobierno pasado—, seguida de manejo de la economía (64%) y creación de empleo (63%), estas dos últimas en claro contraste con el mandato de Bachelet, donde estaban entre las mal evaluadas. En lo que sí existen coincidencia con la administración pasada, es en la mala evaluación en el manejo de temas como salud (50% desaprueba), transporte (56%), conflicto mapuche (58% ) y corrupción (63%).

77% de aprobación tiene el canciller Roberto Ampuero, el más alto del gabinete, a raíz de alegatos en La Haya.

Publicidad

Solís (PR) antes de reunión en La Moneda

“El Presidente tiene que definir una política coherente ante la oposición”

“Los radicales trabajamos por construir acuerdos, pero eso exige que el gobierno sea respetuoso con la oposición y transparente en sus objetivos, porque los acuerdos sólo son posibles si hay confianza”, dice el ex ministro de Justicia del PR Isidro Solís, horas antes de que esta tarde representantes de su partido —encabezados por su presidente, Ernesto Velasco— se reúnan con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, en La Moneda.

—El PPD está dispuesto a llegar a acuerdos; el PS dejó en suspenso su participación en comisiones prelegislativas. ¿Cuál es la postura del PR?

—Si bien es cierto el producto final siempre se va a dar en el Congreso, la experiencia demuestra que un trabajo prelegislativo en comisiones de peso puede ser útil para avanzar más rápido.

—El analista Ernesto Águila advierte que “la política de acuerdos del gobierno puede tener un debut y despedida muy breve”.

—Lo único que puede hacer fracasar una política de acuerdos es el quiebre de las confianzas. Han sido desafortunadas algunas declaraciones de la ministra Secretaria General de Gobierno, el ministro de Economía y la modificación del reglamento para la implementación de la ley de aborto en tres causales. Sebastián Piñera tiene que definir una política coherente ante la oposición: que no nos llame a dialogar si quiere una política de enfrentamientos; si nos llama, que lo haga respetando nuestra condición de opositores.

VOLVER SIGUIENTE