Miércoles 28 de Marzo de 2018

Miguel Klagges, presidente

Asociación Bitcoin Chile: “Uber no está regulado y no le cierran las cuentas”

Itaú-Corpbanca y Scotiabank decidieron cancelar las cuentas corrientes de dos empresas que transan con criptomonedas.

Por Felipe O'Ryan

Con 26 años, Miguel Klagges fundó en 2015 la Asociación Bitcoin Chile (ABC), para promover en el país el conocimiento de la criptomoneda que en ese entonces valía poco más de US$300 y casi no hacía ruido más allá de algunas comunidades de aficionados. Hoy, el bitcoin ronda los US$8.000 y bancos, reguladores, el Banco Central y el ministerio de Hacienda han entrado en la discusión para normarlo, luego de que el banco Itaú-Corpbanca y el Scotiabank bloquearan las cuentas de tres de los más importantes intermediarios de estas divisas digitales: Buda.com, CryptoMKT, a los que se suma ahora la plataforma TradeBTC (ver recuadro).

“El mercado necesita regulación”, dijo ayer Milton Maluhy, gerente general de Itaú-Corpbanca. “Estamos haciendo nuestro trabajo”, argumentó el CEO de Scotiabank, Francisco Sardón.

“El argumento de los bancos es algo flojo. Uber tampoco esta regulado, ¿no? ¿Por qué no cierran las cuentas de quienes lo usan o lo ejercen?”, cuestiona el ingeniero comercial y presidente de ABC. La asociación, que tiene 100 miembros inscritos y 5.000 seguidores en redes sociales, se relaciona principalmente con las empresas de criptomonedas chilenas a través de auspicios de eventos de difusión.

Es cierto que al no estar reguladas, las criptomonedas pueden prestarse para actos ilícitos como lavado de dinero, como argumentan los bancos. ¿Cómo defiende su uso?

—Esa es una percepción errónea del real potencial que tienen las criptomonedas. Es como decir que tenemos que dejar de usar dinero en efectivo, porque hay gente que lo usa para ilícitos. El dólar es la moneda preferida para actividades ilícitas, como venta de drogas, no el bitcoin.

Gracias a que permiten el anonimato en transacciones de dinero, las criptomonedas han sido usadas por hackers para pedir rescates de sistemas intervenidos. Es un ejemplo de los usos fraudulentos que los bancos y reguladores acusan.

—Es importante destacar que la tecnología detrás de las criptomonedas, el blockchain, permite la trazabilidad de todas las transacciones que se hagan en el sistema.

—Se trazan, pero siguen siendo anónimas, porque se hacen a través de una billetera con una identificación, pero que puede ser de cualquier persona.

—Pero su trazabilidad puede ser utilizada por fiscalizadores y brigadas de ciber crimen para relacionarla con una dirección de IP (dirección de un computador o aparato electrónico). El FBI lo usó para atrapar a un traficante de drogas en 2013. Además, las intermediarias como Buda.com piden información a sus clientes, justamente para tener bases de datos reales de quienes hacen las transacciones. Esto no es una obligación legal, ya que como sabemos no hay regulación, pero lo hacen justamente para adelantarse a estos cuestionamientos.

Se van a seguir transando

Empresas como Buda.com y TradeBTC funcionan esencialmente como intermediarias, o “corredoras” de criptomonedas. Un ejemplo: una persona pone una orden de vender un bitcoin a US$9.000 en la plataforma de Buda y dicha orden se ejecuta cuando otra persona pone una orden de compra a ese precio en esa misma plataforma.

Sin acceso a los bancos, las empresas chilenas de criptomonedas podrían morir, pero no por eso desaparecerán las transacciones de bitcoin en el país, ¿cierto?

—Claro que no. La otra forma de transar bitcoin es comunicarse con personas que quieren vender o comprar por medios propios y hacer las transacciones.

—¿Cómo funciona eso?

Los bitcoins están en billeteras, tanto físicas (como pendrives) o digitales. Lo que más se usa en digital es una aplicación de celular. Ahí se tienen los fondos, y si quieres hacer una transacción con alguien, normalmente se hace escaneando un código QR entre uno y otro celular. El código QR representa una dirección de 32 caracteres, como una dirección de correo, de donde salen y llegan los bitcoin. También se puede hacer a través de internet.

—Pero esto se puede prestar para estafas.

—Se puede prestar, pero no es algo que permita la tecnología en sí, es algo que se da por factores humanos, como si una persona engaña a otra para que le envíe una transferencia bancaria.

TradeBTC

Peligra otra intermediaria

“Itaú nos mandó una notificación diciéndonos que nos iban a cerrar la cuenta corriente, aunque aún no se concreta”, explica Juan Saieh, fundador de TradeBTC, otro de los intermediarios de criptomonedas nacionales que han visto la amenaza de clausura de cuentas.

En la compañía, que opera bitcoin y bitcoin cash (otra moneda), están atentos a lo que está pasando en la industria. Según Saieh, están gestionando abrir una cuenta con otro banco “y no hemos tenido negativa”. También están inscritos en la Unidad de Análisis Financiero (UAF) del Ministerio de Hacienda, como Buda.com. “Ellos dicen que no pueden regular estos negocios, pero de todas formas aceptaron nuestro registro”, explica Saieh. Para adscribirse a la UAF, empresas como TradeBTC tienen que seguir una normativa que incluye conocer a los clientes e identificarlos, lo que en general estas empresas cumplen pidiendo datos a quienes se inscriban en sus plataformas, comenta Saieh.

VOLVER SIGUIENTE