Viernes 16 de Marzo de 2018

Los sitúa en el Código del Trabajo

Nuevo supremazo por funcionarios públicos: ahora unifica criterios para los honorarios

Sentencia contó con el voto de Haroldo Brito y se suma al fallo que esta semana admitió el carácter de indefinido de trabajadores a contrata.

Por Patricio Pino M.

“Es trascendente porque en línea con el fallo de las contratas marca una tendencia”.

José Luis Lara

Derecho UC

Si a inicios de la semana la Corte Suprema se pronunció sobre los funcionarios públicos a contrata condicionando su desvinculación, ayer la Cuarta Sala del máximo tribunal —en un fallo unánime y con la firma de Haroldo Brito cuando integraba la sala antes de ser presidente— resolvió sobre el personal a honorarios. Esto, a partir del recurso de una empleada municipal de Arica, que estaba en el municipio desde 2008 y a quien sacaron en diciembre de 2016 con la llegada del nuevo alcalde.

Los supremos acogieron el recurso de unificación de criterios. Mientras el juzgado laboral de Arica había concluido que el despido es “injustificado, al no haber invocado la empleadora ninguna causal legal de término de la relación” e instruía pagos por $ 7 millones 768 mil, la Corte de Arica le había dado la razón al municipio.

Ante ello la Suprema dice que “debe uniformarse la jurisprudencia en el sentido que corresponde calificar como vinculaciones laborales, sujetas al Código del Trabajo, a las relaciones habidas entre una persona natural y un órgano de la administración del Estado (…) en la medida que las relaciones se conformen a las exigencias establecidas por el legislador laboral para los efectos de entenderlas reguladas por (el Código)”.

La mujer —así lo dice ella en su reclamo— trabajaba de lunes a viernes, con media hora de colación, debía registrar su asistencia diaria y tenía garantizado un feriado legal de 15 días hábiles que con posterioridad aumentó en 5 días. Tales elementos llevaron a los jueces a decir que “los tópicos de especificidad y ocasionalidad deben ser esclarecidos para después decidir el estatuto aplicable a la situación concreta que se analiza, por lo que se hace necesario aclarar qué son ‘labores accidentales y no habituales'”.

Los ministros dicen que en casos así “corresponde aplicar las normas (del Código del Trabajo) a todos los vínculos de orden laboral que se generan entre empleadores y trabajadores, y debe entenderse por tal a aquéllos que reúnen las características que surgen de la definición que se contrato de trabajo que consigna el Código (…) servicios personales, intelectuales o materiales que se prestan bajo un régimen de dependencia o subordinación, por los que se paga remuneración”.

“Momento coyuntural”

El profesor de Derecho Administrativo de la UC, José Luis Lara, dice que “es una sentencia trascendente, porque en línea con el fallo de las contratas marca una tendencia en la relación del Estado y sus trabajadores. En las contratas hace que devenga en un contrato indefinido y ahora acerca el honorario a una relación regida por el Código del Trabajo. La Corte hizo primar la realidad: si son laborales permanentes y habituales estamos en presencia de un contrato sujeto al Código del Trabajo”.Y recuerda que ocurre “en un momento coyuntural, de cambio de administración. Hace imperioso hacerse cargo de la función pública. De lo contrario se van a producir inconvenientes tanto para el Estado como los municipios”.

El académico UDP José Luis Ugarte dijo que “no podemos decir que es un fallo inaugural. Se ha venido sosteniendo correctamente que los contratos se ajusten a la ley y los honorarios que no se encuadran ahí están sujetos al Código del Trabajo”. En tanto, el investigador del Observatorio Judicial José Miguel Aldunate criticó la resolución: dijo que “la corte lo hizo sin consideración de las consecuencias presupuestarias para los municipios. La pregunta es si hacer una interpretación forzada de la ley es la solución al problema que existe”.

Magdalena Díaz

Roban auto de jefa de gabinete de Piñera: estaba estacionado en Vitacura

La jefa de gabinete del Presidente Sebastián Piñera, Magdalena Díaz, sufrió anoche el robo de su vehículo —una camioneta Toyota Rav4— en la comuna de Vitacura a manos de una banda que todavía no ha podido ser identificada.

Díaz había dejado su vehículo estacionado afuera del departamento de un cercano, ubicado en la calle Arquitecto Larraín Bravo, en la comuna de Vitacura. Posteriormente, regresó a La Moneda en un taxi y, al regresar, el automóvil ya no estaba.

La trabajadora social realizó la denuncia por el robo en la 37° comisaría de Vitacura de Carabineros, donde los funcionarios ya comenzaron a revisar las cámaras de vigilancia del sector para poder ubicar a los responsables. La investigación quedó en manos de la Fiscalía Metropolitana Oriente.

VOLVER SIGUIENTE