Sábado 3 de Marzo de 2018

Exposición en el Museo Chileno de Arte Precolombino

Taira, una ofrenda a la Tierra

Es una invitación a conocer pictogramas creados en roca hace más de 2.000 años por pueblos andinos en Atacama.

Por Fabiola Aburto

Para nuestros ancestros era muy importante el ciclo vital, lo plasmaron en piedra para vivenciar esta maravilla”.

Sandra Yáñez, presidenta de la Comunidad Indígena Atacameña Taira.

El montaje es multimedial con el fin de recrear el espacio natural.

En el Valle del Alto Loa, en la Región de Antofagasta, se encuentra Taira, un lugar donde el cañón del río Loa, de más de 60 metros de altura, forma una gran grieta y en su parte baja, en medio del desierto, nacen 16 manantiales. Uno de inmensa belleza por su naturaleza y por el arte rupestre que hicieron en sus rocas pueblos pastores andinos que vivían ahí 800 años antes de Cristo, aproximadamente.

Pictogramas que se han mantenido hasta nuestros días y que destacan dentro de las diversas expresiones de arte rupestre en América, por su valor estético, arqueológico y cultural. Esto motivó al Museo Chileno de Arte Precolombino a estudiar este lugar y llevar a cabo la exposición “Taira, El Amanecer del Arte en Atacama” que está abierta al público hasta el 27 de mayo de este año.

Carlos Aldunate, director del Museo, explica la importancia de la muestra. “Lo fascinante es que ahí hay un relato cultural. De acuerdo a las investigaciones que hicimos con las comunidades actuales, como de los antiguos relatos de los españoles que llegaron a la zona y también de la historia y etnografía, se ha podido descifrar el significado de todos estos grabados, lo que es extraordinario. Que los conocimientos de hace más de 2.000 años figuren en todos estos registros exactamente iguales a lo que nos dice hoy día la comunidad que vive en Taira nos demuestra la fuerza y la permanencia que tienen los conceptos religiosos y sagrados en los pueblos, los que se transmiten de unos a otros”.

José Berenguer, arqueólogo y curador jefe del Museo Chileno de Arte Contemporáneo, ha trabajado por años en el lugar. Explica que los pictogramas de Taira tienen poco parangón dentro del arte rupestre americano. Los grabados de llamas (animal sagrado para los pueblos andinos), realizados en el alero rocoso, forman parte de una composición que tiene un sentido, un recorrido y refleja una visión que quienes los hicieron quisieron plasmar. Esto con el propósito de reflejar la fertilidad para conseguir llamas y aumentar su cantidad.

“Le llamamos el arte de los deseos, hay un gran deseo de estos pueblos por la fecundidad, una invocación a la fertilidad, de la multiplicación del ganado, porque estos son pueblos pastores hasta el día de hoy”, agrega Carlos Aldunate.

Recrear Taira en el Museo

La muestra, que el Museo organiza en conjunto con la Comunidad Indígena Atacameña Taira, ha requerido un largo tiempo de preparación y de estudio. Da cuenta de años de investigación en terreno.

Carlos Aldunate detalla al respecto: “Nosotros queríamos mostrar el arte rupestre, pero no hacerlo a través de la fotografías como en general se presenta, porque no da cuenta de lo que este arte es. En esta exposición hay diferentes relatos. Uno estético muy importante; hay un relato científico realizado por el curador y arqueólogo, José Berenguer, quien estuvo trabajando durante más de 20 años en este sitio. Además, está el relato de la comunidad que vive actualmente en Taira y que son descendientes de todos estos pueblos andinos”.

Su montaje es multimedial con el fin de recrear el espacio natural donde se encuentran los pictogramas y de alguna manera transportar al espectador a Taira. Hay secciones de la muestra donde los visitantes pueden contemplar a través de proyecciones de imágenes en 360° la inmensidad del desierto; disfrutar del vuelo del cóndor a través de un viaje fílmico, admirar el paso del tiempo, de la luz y observar constelaciones de estrellas, que dan origen a mitos y leyendas ancestrales de estos pueblos andinos que se han transmitido de generación en generación y que explicarían el origen sagrado de las llamas y de la naturaleza. Entre ellas que las llamas nacen de los manantiales o de la Llama Celeste que habita en el cielo. El público puede conocer más de ellos a través de registros audiovisuales realizados a integrantes de la comunidad.

Respetar el ciclo de la vida

Sandra Yáñez, presidenta de la Comunidad Indígena Atacameña de Taira, resalta lo importante que es para ellos que se realice esta exposición y que personas de otros lugares de Chile puedan visitarla. Que puedan conocer estas manifestaciones de arte hechas por sus antepasados, y tomar conciencia de su valor patrimonial.

“Para nuestros ancestros era muy importante el ciclo vital, lo plasmaron en piedra para vivenciar esta maravilla. Cuando estás en un lugar con esa inmensidad de la naturaleza puedes vivir la simpleza de lo que realmente importa. Nuestros abuelos nos han transmitido todas sus tradiciones y costumbres y que de alguna manera plasman a través de este arte, que tenía que ver con la crianza de la llama, el apareamiento y el nacimiento de nuevas llamas. Así como ellos nos compartieron su visión de mundo nosotros también la estamos transmitiendo a nuestros hijos”, afirma Sandra.

En este mismo sentido Carlos Aldunate destaca que esta exposición transmite un mensaje muy vigente y urgente que es el respeto hacia la naturaleza. “Los andinos tienen este concepto de la tierra y todos sus elementos como seres vivos, que son de la misma dignidad que el ser humano. No pueden aprovechar estos elementos sin rendirles un culto, sin hacer una ofrenda y pedirles permiso. Este gran concepto de la Pachamama que tienen los pueblos andinos y que existe hace miles de años es el mismo concepto que tiene hoy día la ecología. Hemos tenido que pasar 2.000 años para volver él. Es un mensaje valórico y muy actual”.

La exposición se puede visitar de martes a domingo en el Museo Chileno de Arte Precolombino, ubicado en el centro de Santiago en Bandera 361. El primer domingo del mes la entrada es liberada.

Es posible observar constelaciones de estrellas que dan origen a mitos y leyendas.

VOLVER SIGUIENTE