Miércoles 7 de Febrero de 2018

“Correr está prohibido en los recreos y hay inspectores que controlan eso”

La profesora de Educación Física de la UNAB Lissette Cerda cuestiona la eficacia del proyecto de ley que suma 60 minutos diarios de gimnasia a los escolares.

Por Loreto Flores Ruiz

Cuando hay profesores temerosos de que los niños utilicen pelotas, ¿tú crees que esto (el proyecto) va a funcionar?”

Chile ocupa el primer lugar en obesidad infantil en Latinoamérica, esto significa que el 50% de los niños entre 5 y 7 años tiene obesidad o sobrepeso. Para combatir esta enfermedad y el sedentarismo, la comisión de Salud del Senado aprobó un proyecto de ley que establece la obligatoriedad de los colegios de sumar 60 minutos de actividad física diaria. La iniciativa ahora debe ser aprobada por la Sala y luego ser enviada a la Cámara en segundo trámite.

“Poner estas políticas es un sueño”, sentencia la académica de Educación Física de la UNAB Lissette Cerda. “Si los cabros no tienen espacios seguros para correr, para explorar, hay miedos referentes al deporte, al juego, a la competencia. Cuando hay profesores temerosos de que utilicen pelotas en el colegio, ¿tú crees que esto va a funcionar? El correr está prohibido en los recreos y hay profesores e inspectores que controlan eso”.

—¿Cuál es la efectividad del proyecto entonces?

—Este es un tema súper potente y ¡qué bueno que se hable!, porque hace 2 décadas no era tema de conversación. Sin embargo, esto es como un parche, porque la mirada global tiene que estar centrada en la escuela y en la necesidad real del niño actual, facilitar escenarios lindos, embellecer los espacios y capacitar al personal a cargo.

—¿Cuál sería entonces una buena medida para combatir la obesidad y el sedentarismo escolar?

—Esto tiene que ver con un tema cultural, con un tema país, con el hábito. En el colegio nadie está preocupado del niño como persona. Están todos preocupados de que el chiquillo aprenda a leer, a lanzar (la pelota) perfecto, a redactar perfecto, que se aprenda las letras, pero nadie se está preocupando del desarrollo de la persona. Me parece que estos proyectos, que son interesantes, deben estar acompañados de una mirada global.

—Un estudio de la U. de los Andes reveló que los niños pasan 7 horas en promedio frente a sus teléfonos, esto también revela el sedentarismo que existe en la actualidad.

—Estas son cosas culturales, tenemos una sociedad donde el niño molesta, donde yo no estoy preocupada de desarrollar a ese niño como sujeto y, claro, le paso el teléfono para que no moleste. Entonces él busca un espacio de desarrollo propio en la tecnología que es donde satisface todas las necesidades que la sociedad no satisface.

—¿La falta de infraestructura en los establecimientos es un tema importante?

—Es potente. Pero más que la infraestructura se necesita un cambio en la mentalidad para entender que el deporte ayuda a la autoestima, a formar un sujeto seguro y ¿cómo hacemos entender al profesor que eso es importante? Para él no es importante y no va a ser nunca importante ni para la dirección ni para los inspectores o los profesores. Importante para ellos es que los chiquillos tengan un buen resultado en el ránking y los entrenan para eso.

—Dentro de la academia, ¿cómo se está formando a los futuros profesores de Ed. Física?

—Acá hay una mirada desde la educación física centrada en la necesidad de desarrollo del sujeto y ahí estamos haciendo innovación. Sin embargo, esto cae como saco de papas en la realidad educacional. Hay que cambiar los instrumentos de evaluación, cómo le enseñas a este profesor que el hacer o no hacer un ejercicio no es importante, ¿cómo le hago entender al profesor de Lenguaje que da lo mismo el Simce?, porque hay que preocuparse de que el chiquillo sienta lo que está leyendo, lo interprete, lo viva, pero eso no le va a importar al profesor porque lo están calificando por el puntaje del Simce.

—Tenemos también un Simce de Educación Física

—Y es exactamente igual, tiene la misma mirada que los otros Simce, desde mi perspectiva; esto es una cadena súper compleja.

—¿Cuáles son los ejercicios efectivos para los niños?

—El juego, espacios de juego libre, eso es la esencia de la persona, tú dejas a los niños en un espacio lindo, libre, seguro, donde sea sano competir, donde sea entretenido proponer, donde no lo estén castigando, no lo estén reprimiendo. Ahí el niño se va desarrollar, se va formar. Y tener ofertas interesantes de deporte.

Su nueva taberna limeña

Gastón Acurio tras los sabores de la infancia

Por Shaun Pett, TNYT

El truco del más reciente restaurante de Gastón Acurio, El Bodegón, es hacerte creer que siempre ha existido en este tranquilo rincón del barrio de Miraflores. Acurio, el chef más reconocido de Perú, con un imperio mundial de cincuenta restaurantes, conservó el nombre y buena parte del diseño del restaurante anterior con el objetivo de evocar una clásica taberna limeña. Los muros están cubiertos de viejos retratos de futbolistas famosos y celebridades peruanas. Se escucha rock clásico —Sting, Clapton, The Beatles— como música de fondo. El espacio íntimo tiene la textura de la madera oscura, el ladrillo y las mesas de mármol. Durante una comida tardía, sus comensales son principalmente trabajadores locales.

El Bodegón (que, de hecho, abrió en julio) constituye una inmersión en la comida casera y la gastronomía multicultural de Lima. Con cerca de cincuenta platillos, el menú siempre está cambiando. Hace más de veinte años, Acurio detonó el auge de la cocina peruana y está haciendo una nueva declaración de posibilidades. Se trata, dijo él, de recordar y recuperar la comida de su infancia: “Todos esos platillos que perdí con el paso del tiempo porque solo los cocinaba mi abuela o mi familia, o porque solo se hacían durante la década de los setenta”. Aunque su esfuerzo podría caer fácilmente en un ejercicio nostálgico o cursi, el carácter juguetón y la sinceridad de Acurio hacen que todo esté anclado en el presente: el menú se elabora con ingredientes locales de la temporada y pide recuerdos de platillos tanto a sus comensales como en las redes sociales.

VOLVER SIGUIENTE