Lunes 29 de Enero de 2018

Polémica despedida del antipoeta

Tololo en guerra con el clan de amigos de Nicanor

“Ha sido muy doloroso”, dijo esta mañana a La Segunda el nieto de Parra sobre la polémica con Patricio Fernández, a quien intentó dejar fuera del funeral.

Por A. Villaseca y J. Gavilán

Es muy aliviante saber que ya no tenemos parásitos alrededor”.

Tololo Ugarte

Sería importante que como gesto de amor hacia su abuelo rectifique la honra de personas”.

Rafael Gumucio

Fue el leño que encendió la hoguera y que dejó al descubierto la tensión latente. Vía Instagram, Patricio Fernández publicó hace cuatro días la foto del féretro de Nicanor Parra siendo enterrado en Las Cruces.

Bastó que el director de The Clinic hiciera pública la imagen para que el nieto del antipoeta, Cristóbal “Tololo” Ugarte, reaccionara en la misma red social: “Ahora vienes a figurar. ¿Y hace una semana donde estabas cuando te llamamos? Mi abuelo murió esperando que el Clinic se pronunciara por los cuadernos. Andate Con tu morbo a otro lado”, escribió desde su cuenta el joven de 25 años.

Esta disputa fue incluida en el cuerpo de Reportajes de ayer, de La Tercera, la que Fernández retuiteó y escribió: “Penonísisimo”. ¿La razón? Allí se explicaba que Tololo había pedido que Fernández no entrara al funeral de su abuelo. El rechazo sería “por no apoyar en forma decidida el intento de recuperación de manuscritos de Parra”, consigna la publicación.

Consultados esta mañana por La Segunda, ni Fernández —quien estaba “entrando a una reunión”— ni Matías Rivas quisieron hablar. Ellos son parte del mencionado clan de amigos de Nicanor, junto con Rodrigo Rojas y Rafael Gumucio, entre otros.

Tololo explica: “La verdad, no puedo decir más que lo que ya he dicho. La recuperación de los cuadernos ha sido fundamental para trazar un nuevo camino en nuestra familia. Sabemos muy bien quiénes son los que siguen en él y quiénes no. Ha sido muy doloroso, y al mismo tiempo muy aliviante, saber que ya no tenemos parásitos alrededor”, enfatizó.

“Hay tres personas a las que se le negó el paso al funeral. No nos vamos a morir por tener tres amigos menos. Ahora ha aparecido en escena gente maravillosa a ayudar y contenernos en estos momentos difíciles. De todos modos, hay una de esas personas que entendió que hubo conductas en el pasado que podría haber llevado de otra manera. A esa persona le tengo respeto por haber asumido su error”.

“Este episodio fue realmente ínfimo, para la felicidad de todos, de ver cómo la voluntad de mi abuelo se hacía realidad. Durante 48 horas Chile se paralizó, no vale la pena seguir polemizando”.

“Nunca había visto que echaran a los amigos del difunto”

Rodrigo Rojas, académico UDP, contestó escuetamente esta mañana:

“Es un tema netamente de la familia Parra, son ellos los que debieran tener la primera palabra. Yo asistí al funeral de un amigo y participé en lo que pude”.

En tanto, Rafael Gumucio tomó una posición de reconciliación. Sobre impedir el paso a Fernández piensa que es “desubicado” porque “se entrampa el asunto en querellas y rencores. Nunca había visto que echaran a los amigos del difunto. Entiendo que para Tololo era alguien importante, para mí también, escribí un libro entero sobre su abuelo. Le deseo que lo viva en paz y en tranquilidad. Yo no tuve problemas, pero parece que estoy en la lista negra”.

La Tercera revela también un enojo de Tololo con Marcial Cortés-Monroy, “por haberse quedado con objetos del poeta después de alguna feria. Lo que el arquitecto niega”. Gumucio añade: “Es lamentable, no se puede acusar así a la gente. A muchas personas les ha herido la honra. Sería importante que como gesto de amor hacia su abuelo rectifique la honra de personas que lo único que han querido es trabajar con Nicanor. Mucha gente ha trabajado con él de manera desinteresada, como Marcial, quien lo ha hecho sin ánimo de lucro alguno. Es triste y lamentable que se acuse de algo que no hicieron. Con Parra todos hemos ganado y la idea de que hay una gran conspiración en contra los Parra no la noto por ningún otro lado”.

Faride Zerán, autora de “La Guerrilla Literaria” (2010)

“Trabajo en un prólogo sobre las actuales disputas”

“Estoy trabajando en un prólogo puesto al día sobre las actuales disputas y, como comprenderás, en el primer punto parto justamente con esto que ha generado la muerte de Nicanor y el debate sobre los robos de sus cuadernos”, dice la autora del libro que relata las disputas entre Neruda, Huidobro y de Rokha. “Todo tiene que ver con la guerrilla literaria, sobre todo cuando Parra decide que lo entierren; cortan un árbol para que su tumba mire a la de Vicente Huidobro. En la guerrilla literaria Nicanor no toma partido, salvo al final, cuando en la tumba de Huidobro él lee su poema “Qué sería de este país sin Vicente Huidobro”.

Claro que está bastante sabrosa esta pelea, más allá de las consecuencias que ella puede tener y de lo que está detrás. Por supuesto nos tiene observando para consignarlo en la sexta edición que sale este primer trimestre.

VOLVER SIGUIENTE