Lunes 8 de Enero de 2018

A una semana de la llegada del Sumo Pontífice

Encuesta Cadem: Imagen positiva del Papa cae 19 puntos

Además, el 50% cree que la visita es “poco o nada importante”.

Por Sergio Espinosa y Daniela Armijo

80%

De los encuestados no está de acuerdo con el aporte del Estado para financiar la visita del Pontífice.

Queda sólo una semana para el que Papa Francisco llegue a Chile y, según a la encuesta Cadem que se dio a conocer esta mañana, la imagen positiva de la principal autoridad de la Iglesia Católica bajó 19 puntos, desde el 71% registrado en junio de 2017, mes en que se anunció su visita a Chile, al actual 52%.

¿Por qué se produce esta baja? En opinión de Carlos Correa, consultor y académico de la Universidad Diego Portales, “el tema del costo de la visita se convirtió en un incordio para los que están a cargo de las comunicaciones, y también para quienes hacen el enlace con el Gobierno. Finalmente, queda la idea del Gobierno gastando plata innecesariamente”, indica.

El estudio de Cadem asegura que sólo un 16% de los encuestados señala estar de acuerdo con el hecho de que el Estado financie siete mil de los once mil millones de pesos que cuesta este viaje en temas de seguridad y logística, versus un 80% que está en desacuerdo. Sobre este punto, Correa enfatiza que “hay un manejo comunicacional pobre que no instaló lo positivo y dejó más bien que se vean sólo los costos”.

José Antonio López, socio de Extend, sostiene que “en lo global el Papa Francisco tiene una muy buena imagen, por ser latino tenemos una cercanía. Él ha intentado mostrar una iglesia más cercana y austera. Ese discurso de austeridad, obviamente, contrasta con la realidad del financiamiento de su visita”.

La imagen positiva del Pontífice también se vio afectada entre los católicos, retrocediendo de un 83% en junio a un 69% en enero (una caída de 14 puntos). Para explicar este fenómeno, López cree que también es necesario considerar que “el peso de la Iglesia Católica en Chile ha disminuido año a año, ha pasado por múltiples conflictos. Este es un país distinto, no es el Chile de Juan Pablo II, es un Chile más exigente”, agrega.

Sin embargo, desde Cadem, sostienen que este resultado es “sin duda aún muy positivo y anticipa una buena recepción por parte de sus fieles”.

Para Javier Peralta, coordinador de la visita del Papa, es “razonable que haya una duda o incertidumbre, porque aún no hay con qué contrastarlo. Los beneficios son intangibles y se van a mostrar por sí mismos. El legado, en ese sentido, es posterior y no hay forma de adelantarlo”. Agrega que “la evaluación es mejor hacerla después de la visita. No estoy de acuerdo con que haya un problema comunicacional”, afirma.

En desacuerdo con el feriado

Otros de los datos que entregó el estudio señala que el 50% de los chilenos cree que esta visita es “poco o nada importante”. Mientras que sólo un 23% considera que su llegada a Chile es “muy o bastante importante para el país”.

En tanto, un 41% de los entrevistados dice estar de acuerdo con que se haya declarado un feriado especial en Santiago, Temuco e Iquique —las ciudades donde estará el Papa Francisco—, mientras que un 54% no apoya la medida señalada.

Carlos Correa cree que “los feriados significan costos para la economía y para el país que no son menores. En el caso de Santiago es un feriado un día martes, lo que significa que el día lunes queda bastante inutilizado”.

Pese a los resultados, los expertos creen que la visita terminará siendo aplaudida por la mayoría de los chilenos. “Es súper importante destacar que los lugares van a estar llenos de gente, la visita igual va a ser exitosa desde el punto de vista de la asistencia y de la agenda. Es un líder mundial y espiritual, la gente va a llegar a la calle igual”, prevé José Antonio López.

Correa por otro lado, advierte que “el temor es que haya indiferencia (con su visita). Aún hay entradas para todos los eventos del Papa”, asegura.

Un 98% de los consultados dijo tener conocimiento de la llegada de Francisco al país, 19 puntos más en comparación al mes de junio, mes en que se anunció su viaje.

Comisión de Sustentabilidad usará App para calcular la huella de carbono en su visita a Chile

Por Daniela Sánchez M.

A sólo siete días de que el Papa Francisco aterrice en territorio chileno, la Comisión de Sustentabilidad —parte de la Comisión Nacional que organiza el viaje— está preparando la implementación de una aplicación móvil que ayudará a calcular la huella de carbono de su viaje y paso por Chile. La iniciativa, implementada por la Comisión (primera de su tipo), pretende seguir el concepto de “ecología integral” que Francisco plasmó en la encíclica «Laudato Si'».

“Esta es una comisión única. Es la primera visita papal que tiene un sello de sustentabilidad, que interpretamos desde tres grandes ejes: económica, social y ambiental”, explica el coordinador general de la Comisión de Sustentabilidad, Pablo Vidal, quien además señala que el grupo está conformado por 16 profesionales, entre ellos creyentes y no creyentes. “Eso es lo entretenido, que este tema motivó y porque este Papa convoca a todos los mundos”, dice.

El director del Centro de Cambio Global de la UC, Sebastián Vicuña, es uno de los miembros que está a cargo de la medición del impacto ambiental, analizando la huella de carbono que dejará esta visita. Junto con el Dictuc y GreenLab, están en la etapa final para implementar una aplicación, a través de la cual los voluntarios podrán encuestar a los asistentes a las actividades en Parque O'Higgins (Santiago), Playa Lobito (Iquique) y Maquehue (Temuco). “Se les preguntará a las personas de dónde vienen y cuál es el medio de transporte que utilizaron, para así calcular cuánto carbono emitió el viaje de las personas para llegar al evento”, explica Vicuña. Y Vidal agrega: “En el cálculo se incorporará, también, el viaje en avión desde Roma, el de la comitiva, los eventos y la movilización de los peregrinos. Si una persona viene desde Argentina en auto, toda esa emisión se considera”.

Esta iniciativa se suma a otras, como plantar árboles para neutralizar la huella, instalar puntos limpios en cada uno de los eventos y bases de abastecimientos de agua para incentivar a los asistentes a llevar botellas reutilizables; y reciclar todos los residuos que queden en los lugares de reunión. Además, también se encarga de que los eventos tengan acceso universal y de traducir oraciones de Francisco al mapudungun y aimará.

“El Papa escribió la encíclica desde la perspectiva de lo que él llama ‘ecología integral', y que relaciona los temas ambientales con los sociales”, explica Vicuña. “Hay un capítulo que si lo hubiese escrito un científico, habría quedado igual. Tiene los conceptos adecuados para explicar el problema de la ciencia pero está escrito en un lenguaje digerible. Desde el mundo de las ciencias, su mensaje ha sido muy bien recibido. Nos ayuda el tener una autoridad moral hablando de estos temas”, afirma.

VOLVER SIGUIENTE