Sábado 9 de Diciembre de 2017

Doctor Fernando Gómez:

“Ha habido un brote de hepatitis A este año”

El director de la Sociedad Chilena de Gastroenterología explica las consecuencias de esta enfermedad.

Por Loreto Flores Ruiz

La hepatitis A es de contagio fecal, o sea de comidas contaminadas o de aguas servidas".

"Las hepatitis virales pueden ser agudas, de una infección que uno adquiere y se inflama el hígado, o pueden ser crónicas, donde uno adquiere el virus y crónicamente está con el virus", explica el presidente de la Asociación Chilena de Hepatología y director de la Sociedad Chilena de Gastroenterología, doctor Fernando Gómez.

Y agrega que "en cuanto a la hepatitis aguda existen dos tipos: la hepatitis A y B".

—¿Cómo se contagia la hepatitis A?

—Es de contagio fecal, o sea de comidas contaminadas con materia fecal o de aguas servidas. Esta existía con mucha frecuencia hace 30 o 40 años y muchos niños sufrían de la famosa hepatitis aguda. Hoy en día está muy controlada, bastante más controlada dada la sanitización de las aguas y así como ha bajado la tifoidea o enfermedades infecciosas de ese tipo, la hepatitis A ha bajado mucho. Existe una vacuna, sin embargo, la población chilena no está vacunada, salvo que la hayan financiado por sus propios medios. Este año 2017 ha habido un brote, es decir mucha gente se ha contagiado en Chile. Hay varias áreas donde ha habido un brote de hepatitis A, cosa que no veíamos hace muchos años. Para nosotros es muy importante que se comience a vacunar a los niños para prevenirla, porque es una enfermedad bastante severa, porque inhabilita a la persona durante un mes y a veces puede ser grave, generar incluso fallo del hígado y un trasplante de hígado. La mayoría de la gente no llega a requerir un trasplante, la mayoría se mejora, pero requiere de un tiempo de licencia no menor. Si hay una vacuna, nos parece que es importante que se vacune la población, pensamos que es importante que empiece una vacunación dentro del plan nacional a los niños.

—¿Por qué si estaba controlada la hepatitis A en los años anteriores, se produjo este brote?

—Aparentemente viene importado de otros países y está cambiando la forma de contagio. Hay muchos casos en este brote de transmisión de hombres que tienen sexo con hombres, pero no es la única causa, porque además la población joven no tiene inmunidad, también por déficit sanitario.

—A diferencia de la hepatitis A, ¿qué características tiene la hepatitis B?

—Es principalmente, en nuestro país, de transmisión sexual. En general, es una hepatitis aguda, muy similar a la hepatitis A. Algunos pacientes hacen una hepatitis crónica, es decir se quedan con el virus de por vida y el problema es que lleva a la cirrosis. Entonces tenemos dos virus que hacen hepatitis crónica el virus de la hepatitis B y C. El virus C es muy raro que dé una hepatitis aguda, es crónica y el problema es que son personas que están contagiadas con este virus y no lo saben porque no tienen síntomas, pero el hígado se va dañando progresivamente y terminan con una cirrosis.

—¿Cómo se contagia la hepatitis C?

—Se contagió principalmente a través de transfusiones de sangre, antes del año 1986, que se descubrió este virus y que se comenzó a chequear en los bancos de sangre. Entonces son personas que se hicieron transfusiones de sangre hace 20 o 30 años y ahí se contagiaron y hoy en día están con las consecuencias. También se ve en las personas que han compartido jeringas, esto es en las personas que habitualmente usan drogas intravenosas y también se pueden haber contagiado con agujas contaminadas en tatuajes. Hoy en día esto ya es difícil. La gente se contagió de la hepatitis C principalmente en la década de los 80, antes de que se tuviera conciencia de todas estas medidas preventivas. La hepatitis C es una enfermedad de una progresión muy lenta, hay personas que tienen la hepatitis por 30 o 40 años y ese tiempo demora en llegar a cirrosis. Es asintomática hasta cuando uno tiene cirrosis, de hecho la cirrosis por hepatitis C es la tercera causa de cirrosis en Chile, la primera causa es el alcohol, la segunda es el hígado graso. La gracia que tenemos hoy en día es que la hepatitis C es curable.

Publicidad

Summer camp

Aprender ciencias de forma didáctica

Desde el 18 de diciembre al 2 de febrero, EFK, Engineering For Kids, lanza más de 10 programas en torno a la ciencia y tecnología como concepto de summer camp.

Los talleres están pensados para que los niños de entre 4 a 14 años participen de entretenidos programas para aprender de forma lúdica e ingeniosa las ciencias duras.

De esta forma y basados en la metodología de educación STEAM (Science, Technology, Engineering, Art and Mathematics) y con más de 100 centros educativos alrededor del mundo, EFK Las Condes, dictará este verano más de 14 innovadores cursos.

Mónica Geller, directora de EFK, explica: "El objetivo de los campamentos es que los niños aprendan, se diviertan y lleven toda la experiencia adquirida a su vida cotidiana. Durante los días que un niño esté en nuestro summer camp, tendrá la oportunidad de experimentar programas prácticos e interactivos a través de la observación, exploración, descubrimiento y construcción de distintos desafíos colaborativos. Los niños se sienten libres de los deberes escolares, de las obligaciones, experimentan una sensación de libertad y responsabilidad que sólo se puede vivir en un entorno que sea distinto al de la casa y colegio".

Los niños de 4 a 6 años podrán participar del curso Ingeniería en Alimentos. En Inventor's Workshop, los pequeños conocerán las bases de la ingeniería en diseño y aprenderán construir un robot de juguete de cuerda.

Los de 7 a 14 años podrán a optar por los cursos de Diseño 3D, donde aprenderán a dibujar en 3D.

VOLVER SIGUIENTE