Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Tras dos años de disputa

Pelea de marcas: La galleta de “champaña” de Carozzi derrota en la Suprema al “champagne” francés

Compañía chilena podrá usar la marca tras la oposición de órgano galo que defiende exclusividad del espumante.

Por Sergio Sáez F

La compañía de alimentos Carozzi anotó un nuevo triunfo en su campo jurídico más activo, el de la defensa de marcas. Tras vencer en la Corte Suprema al gigante mexicano Bimbo por el diseño de su tradicional mantel a cuadros rojo, la empresa liderada por Gonzalo Bofill se impuso en el llamado litigio de la champaña, que duró más de dos años.

Luego que en 2015 Carozzi inscribiera "Costa Galletas Champaña", el Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne de Francia se opuso. El ente encargado de defender la marca "champagne" en todo el orbe, sostuvo que ésta tiene una "denominación de origen reconocida por Chile y que es famosa a nivel mundial".

En el primer round entre ambos oponentes, el Instituto de Propiedad Industrial (Inapi) rechazó la solicitud de la empresa de Bofill. Sin embargo, en segunda instancia el Tribunal de Propiedad Industrial le concedió la autorización a la firma de alimentos chilena.

"Esto gatilló que el comité francés recurriera de casación a la Corte Suprema, que ahora definió el caso", explica María José Arancibia, abogada del estudio de Enrique Dellafiori, defensor de Carozzi.

"Es posible la coexistencia pacífica en el mercado de ambas marcas sin que ello dé lugar a error, engaño o confusión a los consumidores", dice el veredicto de la Segunda Sala de la Corte.

La resolución no fue bien recibida por los franceses, que interpusieron un recurso de reposición. Sin embargo, el máximo tribunal reafirmó su decisión y respaldó a Carozzi, que ahora podrá usar libremente su marca de galletas.

Batalla de gigantes

El comité de origen francés no es un rival menor, es una entidad internacional creada por el Parlamento de ese país para administrar los intereses comunes de los viticultores y comerciantes del vino de Champagne, y una de sus misiones principales es proteger la marca.

En este caso, la argumentación del organismo galo aludió a que el registro de la marca de Carozzi "confundía al consumidor buscando un beneficio comercial". "No es posible que por el simple hecho de adicionarse la marca previamente registrada de Costa, se obvíe la inclusión de la famosa denominación", dijo en un escrito el abogado del comité, Eduardo Lobos.

Sin embargo, Carozzi dijo que la existencia en Chile de este tipo de alimento es muy anterior al reconocimiento de "champaña" en el registro marcario para bebidas alcohólicas. El acuerdo entre Chile y la Unión Europea sobre la denominación de origen fue promulgado en enero de 2003.

VOLVER SIGUIENTE