Miércoles 6 de Septiembre de 2017

"Bancos quieren estar lo menos contaminados con la política", dice diputado Castro (PS)

La queja parlamentaria: La banca no está prestando plata para campañas

Aunque hay reembolsos fiscales y es menor el gasto electoral, una campaña cuesta millones. En 2013, el promedio fue $72 millones.

Por B. Hidalgo, N. Olivares y S. Minay

El problema es que así incentivan la vuelta del maletín negro; si no, ¿cómo se financia?". Ramón Farías, diputado

Deben darse con una piedra en el pecho: hoy pueden ser financiadas por el Estado". Raúl Urrutia, ex diputado

"La vez pasada saqué 35 mil votos, que equivalen a $35 millones. Esta vez pedí $50 millones. Los dos bancos me dijeron que no: en uno no dieron explicación y en el otro, que mi patrimonio era incompatible", cuenta el PS Juan Luis Castro, uno de los diputados con problemas para financiar su campaña: "Voy a mi segunda reelección y los bancos nunca habían puesto trabas para los créditos", agrega Castro, quien prefiere no revelar el nombre de las entidades.

Los créditos rechazados a dos cartas presidenciales, los senadores Alejandro Guillier y Carolina Goic, revelaron el panorama que también enfrentan quienes repostulan al Congreso. Esta restricción se habría acentuado tras el caso Caval y las críticas a la banca por facilitar créditos a personas políticamente expuestas.

Incluso, anteriormente, los bancos aceptaban dar préstamos con fines electorales, exigiendo como garantía una devolución automática de los dineros que reembolsa el fisco a través del Servicio Electoral. Un voto vale $1.053 de reembolso fiscal. Hoy, sin embargo, eso ya no es suficiente en varios casos.

"Los bancos quieren estar lo menos contaminados con la política. Tengo un impedimento por estar en política, es como tener lepra", agrega Castro.

Y si bien el año pasado se redujeron los límites de gasto electoral, solventar una campaña sigue siendo un carga millonaria. En 2013, el gasto promedio de los diputados electos fue de $72 millones. A eso se suma que el reembolso fiscal tarda meses, lo que hace necesario los créditos.

Pero el ex diputado RN y ex presidente del Consejo para la Transparencia Raúl Urrutia advierte que "los candidatos deben darse con una piedra en el pecho: hoy parte de las candidaturas pueden ser financiadas por el Estado".

El ex director de la Secom Carlos Correa añade que "no tienen por qué quejarse: el Servel les anticipó plata a sus partidos y éstos tienen que apoyarlos, y además las restricciones a la publicidad favorecen al incumbente (retador)".

"Auto y casa como garantía"

El diputado DC Fuad Chahín, quien postula al Senado, relata que "pregunté (por un préstamo) en el Banco Santander y me dijeron que por su política no lo dan; estoy analizando qué haré. Ni siquiera alcanzamos a hablar de montos".

El PPD Ramón Farías, quien prefiere no dar nombres de instituciones, dice que "en un banco me dijeron que no había seguridad de que yo ganara y que no tenía cómo pagar, y eso que pedí un crédito de consumo, puse mi casa y auto como garantía. Aún así, me dijeron que era por un tema de campaña. A otros diputados, el mismo banco les ha dicho que no. En otro, afortunadamente, me lo aprobaron. Está muy complicado acceder a créditos para fines de campaña (…), el problema es que con eso están incentivando la vuelta del maletín negro; si no, ¿cómo se financia?".

El UDI Sergio Gahona cuenta que pidió "un crédito sólo por $25 millones. Me pidieron certificados y la escritura de mi casa. Antes sólo bastaba la firma. Me dijeron que es porque soy una persona políticamente expuesta. Mi campaña no la financio con menos de $75 millones".

Patricio Melero, también UDI, dice que aún no ha pedido uno , "pero si uno quiere préstamo bancario, tiene que irse por el lado del préstamo de consumo. Por la vía de reembolso está muy difícil. Estoy optando por financiar más mi campaña con recursos propios y algunos apoyos".

El RN Diego Paulsen dice que no necesitará préstamos. "El crédito es para quienes no tienen recursos o que no hicieron buen trabajo legislativo y en terreno".

Política

L. Jiménez

Diputado ex UDI gestiona con el BCI un crédito por $300 millones

Vocero de Kast: "Es un descriterio" el préstamo a Piñera

Bienes inmuebles y terrenos de su esposa son parte de la garantía que dio el candidato presidencial y diputado José Antonio Kast (ex UDI) al Banco BCI, para pedir un crédito por $300 millones.

Está casado con María Pía Adriasola bajo "separación total de bienes", y por eso en su declaración de patrimonio no figuran las propiedades que le sirvieron para obtener la plata.

"No es un juego y no es algo que me tome livianamente. No hay opción B, no hay plan alternativo. Puse de mi propio patrimonio para financiar la campaña de recolección de firmas, cuando nadie apostaba un peso por nosotros", dice Kast.

Y agrega: "Voy a recurrir a créditos y voy a poner mis bienes en garantía".

De esta forma, el legislador se convierte en uno de los candidatos que han hipotecado para pedir un crédito.

Su vocero, Javier Leturia, critica el préstamo de $1.130 millones del BancoEstado a Sebastián Piñera.

"Es impresentable la situación, aún cuando se diga que es de acuerdo a la ley (…) Piñera no tiene necesidad de pedir plata. Es un descriterio haber hecho esta operación. Podría haberla hecho con un banco particular o con recursos propios. Finalmente, igual la campaña se la vamos a financiar todos los chilenos. No tenía para qué hacer una cosa tan ofensiva. Es una provocación", afirma.

VOLVER SIGUIENTE