Viernes 21 de Julio de 2017

Marcos Emilfork indaga las muertes de 259 niños

Fiscal del caso Sename: “Esta sí es una causa de derechos humanos”

A un año de comenzar a investigar, discrepa de los dichos del ministro de Justicia. Y revela que el Sename le ha negado entrega de sumarios.

Por Malú Urzúa

Hemos tomado esta causa como la más noble de nuestras vidas profesionales". Fiscal Emilfork

La investigación por las muertes de 259 niños al cuidado del Sename y sus entes colaboradores ha cambiado la visión que el fiscal Marcos Emilfork tenía del sistema penal y de la sociedad.

"Hay un fiscal Emilfork antes y después de esta investigación... Es imposible no ponerse en el lugar de cada uno de los niños, niñas y adolescentes. Mirar con los ojos de ellos, con el corazón de quienes fueron puestos en manos del Estado, no por decisión propia, sino que por circunstancias adversas de la vida", dice.

Cuenta que se ha sentido permanentemente apoyado por los fiscales y funcionarios de su región. "Pese al nivel de carga y al costo personal, hemos tomado esta causa como la más noble de nuestras vidas profesionales. Si hay un caso en el que uno siente orgullo de ser fiscal, es éste".

Fue hace un año y siete días que el fiscal regional de Los Lagos comenzó a investigar. A la fecha ha formalizado, por cuasidelito de homicidio, por el caso de Christhopher Vilches —que tenía cinco meses cuando murió, en Puerto Varas, el 2015— y el de Lissette Villa, por apremios ilegítimos con resultado de muerte.

—El ministro de Justicia, Jaime Campos, dijo que hablar de violaciones a los derechos humanos en el Sename era exagerar. ¿Qué opina?

—Nosotros estamos haciendo un planteamiento muy claro: esta sí es una causa de derechos humanos, porque hablamos de niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo la custodia del Estado y fallecen existiendo algún grado de responsabilidad de orden penal por parte de quienes el propio Estado les ha entregado la custodia. Eso es algo que se relaciona con la dignidad del niño, con el derecho a su integridad, cualquiera que sea la hipótesis y la figura penal en concreto.

—Campos habló también de una especie de "borrón y cuenta nueva"...

—No veo cómo es posible comenzar de nuevo sin conocer con exactitud el pasado y sancionar en los casos que corresponda.

—¿Qué piensa de la idea de crear una comisión verdad para este tema? ¿Podría interferir con su caso?

—Desde cada una de las esferas públicas se pueden realizar acciones positivas, pero mi trabajo es investigar. Eso lo voy a realizar con objetividad, pero también con profundidad y de manera independiente, sin ninguna otra consideración que no sea la verdad. No me corresponde hacerme cargo de otros aspectos.

SML: 35 informes esperando

—¿En cuántos de los 259 casos se visualiza responsabilidad penal?

—Hay avances importantes en distintas investigaciones que próximamente también pasarán a un escenario de formalización, pero no corresponde que anticipe números. Ahora, la investigación tiene particularidades especiales: llevamos casos desde Arica a Punta Arenas. Muchos nunca se investigaron porque no fueron denunciados, y ahí tenemos que partir de cero: buscar testigos, reconstruir la historia por la cual el niño estuvo sujeto a la intervención del Sename, acceder a fichas clínicas... Mientras continuamos trabajando con la PDI, toda esta información se remite al SML para que se pronuncie sobre la causa de muerte y si ella tiene o no relevancia jurídico-penal.

—¿Ha tenido problemas con esas pericias?

—Hay un retardo importante en la realización de ellas por parte del SML. Hay pendientes pericias solicitadas en marzo, y eso, sin duda, afecta el avance de la investigación. Hay aún 35 informes que estamos esperando. Hay unos 5 que han sido evacuados. Para avanzar requerimos no sólo informes de alta calidad, sino también de manera oportuna. Por eso hemos debido comenzar a trabajar también con el Departamento de Medicina Criminalística de la PDI, para apoyar las pericias.

—¿Constata alguna otra falta de colaboración en el caso?

—Sí, con los sumarios del Sename. Se nos ha negado su entrega y hemos debido insistir, porque son importantes para continuar avanzando con las indagatorias. Esta semana la Dirección Nacional del Sename sí nos entregó uno que nos había negado una regional. Nos han dicho que se trata de sumarios vigentes, que por eso no los pueden pasar.

—¿Es una justificación aceptable?

—No.

—¿Van a pedirlos por tribunales?

—Estamos evaluándolo.

Casos no investigados

—Hay varios casos que en su minuto el Sename denunció a las fiscalías y se archivaron casi sin investigar. ¿Ha logrado establecer qué pasó?

—No me corresponde emitir opinión respecto de eso, pero sí puedo manifestar que la aproximación investigativa que tenemos nosotros como equipo no sólo se relaciona con una hipótesis dolosa, de delito, sino que también culposa, de cuasidelito. Esa mirada busca saber si el niño, niña adolescente tuvo o no los cuidados necesarios y exigibles conforme a su condición de encontrarse bajo la custodia del Estado, y la relación entre ese cuidado y el fallecimiento. Esa no es una mirada que se haya hecho en todos los casos denunciados a la fiscalía, y es por eso que hemos incluido en nuestra investigación causas que en su oportunidad se terminaron.

—¿Cuántos de los 259 casos están en esa condición de no investigados?

—De los 259, 129 tenían causa penal previa (el resto no había sido denunciado). Y de los 129, 14 se encontraban vigentes (los demás habían sido cerrados)

—¿La falta de cuidado explica la mayor parte de las muertes?

—Hay distintas circunstancias, pero efectivamente las hipótesis cuasidelictuales se visualizan con mayor frecuencia.

—¿Cree que con su investigación la situación en el Sename está cambiando o todo sigue igual?

—Creo que hay mucho por hacer.

VOLVER SIGUIENTE