Lunes 17 de Julio de 2017

Mira

Por Francisco Javier Bernales

¿Para qué cambiar la época si no hay un motivo de peso y una propuesta contundente?".

Función llena de contrastes en el Municipal

¿Dónde está Rigoletto?

La función de "Rigoletto" que vimos el viernes en el Teatro Municipal es musicalmente impecable, partiendo por una dirección orquestal soberbia del maestro Maximiano Valdés. Atrás quedó el amargo recuerdo de "Las Bodas de Fígaro" en que, con un sonido orquestal buenísimo, la parte vocal pasó desapercibida pues el maestro consideró que las arias deben pasarse rapidito, prácticamente corriendo y así pasar por alto toda la belleza de Mozart. Acá en cambio el maestro Valdés dirigió a la velocidad justa para que cada bella aria de Verdi se pudiera gozar, masticar y digerir, dejando que los cantantes lucieran su fraseo, acompañándolos como corresponde. La orquesta, por su parte, estuvo muy afiatada y al volumen justo, sonando fuerte donde debe y tenue cuando corresponde.

Desgraciadamente, la puesta en escena fue una chacota. Es difícil entender la razón del cambio de época sin aportar algo, reflejado en un Rigoletto de chaqueta y pantalón que aún no sabemos qué monos pintaba allí. Le llamaban bufón, pero allí no había una corte ni hacía reír a nadie ya que el Duque no era Duque, era un borrachín dueño de un casino o burdel o algo similar, con una patota de amigos que se hacen llamar cortesanos. No sabemos de qué corte, y para no seguir con las incongruencias del libreto respecto de lo que se veía en el escenario, nos volvemos a preguntar: ¿para qué cambiar la época si no hay un motivo de peso y una propuesta contundente?

Afortunadamente, el elenco estuvo soberbio y nos hizo olvidar el chascarro, que dicho sea de paso, tuvo una muy buena régie de Walter Sutcliffe. Si hubiera presentado un Rigoletto de verdad, habría sido todo un éxito su dirección de escena. Sebastián Catana —Rigoletto — estaba enfermo, sin embargo cantó muy bien, actuó muy bien y fue muy aplaudido. Soberbio estuvo Yijie Shi como Duque o lo que sea. Cantó deliciosamente su parte con una bellísima voz, tremendamente musical. Es además un muy buen actor, sólo había que cerrar los ojos y dejarse llevar por su fraseo y olvidarse que no era Duque y que era cualquier cosa menos eso. Además, gracias al maestro Valdés pudimos oír "Possente amor" completa con sus dos partes. Sabina Puértolas estuvo espléndida como Gilda; su voz es bella y muy musical. Tremenda voz la de Sparafucile con Alexey Tikhomirov y enjundiosa la Maddalena de Judit Kutasi, voz gruesa y contrastante. Monterone fue buenísimo en la tremenda voz de Ricardo Seguel; Claudia Lepe estuvo muy bien como Giovanna y Javier Weibel se impuso una vez más con su marullo de excelente material vocal. En general, no hubo diferencias en la calidad de todo un elenco de primer orden. Claudio Cerda, Rodrigo Navarrete, Pamela Flores, Carolina Grammelstroff y Francisco Delgado demostraron el alto nivel de nuestros cantantes chilenos. El coro estuvo más inspirado que nunca. En definitiva, buenísima función en lo musical con un Rigoletto que no es Rigoletto, un Duque que no es Duque y una corte que no es corte.

Protagonizan película de Netflix

Jane Fonda y Robert Redford recibirán premio a la trayectoria en Venecia

Lentamente los organizadores de la Mostra de Venecia van revelando el programa para la edición de este año, la número 74 de su historia, a realizarse entre el 30 de agosto y el 9 de septiembre.

Luego de informarse que la película "Downsizing", del estadounidense Alexander Payne, abrirá el evento, hoy se anunció que Jane Fonda y Robert Redford serán reconocidos con el premio a la trayectoria. La ceremonia será el viernes 1 de septiembre en el Palacio del Cine del Lido antes de la proyección de "Our Souls at Night", película producida por Netflix que junta a los actores una vez más. Es la cuarta vez que estas leyendas de Hollywood comparten pantalla. Lo hicieron por primera vez en "La jauría humana" (1966) y luego en "Descalzos por el parque" (1967) y "El jinete eléctrico" (1979).

El director del festival, Alberto Barbera, catalogó a Fonda como "una de las mayores protagonistas de la escena cinematográfica internacional" y a Redford como "un actor instintivo y al mismo tiempo reflexivo, dotado de una escrupulosa atención por el detalle".

Las películas que participarán en la competencia —entre ellas, probablemente, más de una chilena— serán reveladas el 27 de julio.

VOLVER SIGUIENTE