Sábado 15 de Julio de 2017

Recibió beneficio de suspensión condicional del procedimiento

2 años sin licencia y 3 UTM por chocar ebria para ex agregada cultural Javiera Parada

El accidente también le costó su retiro de la carrera parlamentaria por Revolución Democrática.

Por René González R.

La salida fue posible gracias a que ella tiene irreprochable conducta anterior y marcó menos de 2 grados de alcohol en la sangre".

Dos años sin licencia de conducir, una donación de 3 UTM a la Fundación Emilia (unos $140.000) y tener que informar a tribunales cualquier cambio de domicilio, son las obligaciones a las que se comprometió la ex agregada cultural del gobierno de Bachelet en Estados Unidos, Javiera Parada, para evitar un juicio por chocar en estado de ebriedad, el 16 de marzo de este año.

La suspensión condicional del procedimiento fue aceptada por el 8º Juzgado de Garantía de Santiago, luego de que la defensa, encabezada por el abogado Juan Pablo Hermosilla, y el fiscal Francisco Jacir llegaran a un acuerdo. Según se informó desde el Ministerio Público, la salida fue posible gracias a que ella tiene irreprochable conducta anterior y porque "marcó menos de 2 grados de alcohol en la sangre (1.83)".

En la madrugada del jueves 16 de marzo, Parada chocó por alcance a otro vehículo en la intersección de Condell con Santa Isabel (Providencia).

Sus polémicas

Javiera Parada es hija de José Manuel Parada, asesinado por el gobierno militar en el Caso Degollados.

Su madre, María Estela Ortiz, es conocida por ser amiga de la Presidenta Bachelet y por ser la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia.

Militante de Revolución Democrática, su partido la bajó como candidata a diputada, debido al accidente.

Antes de ello había protagonizado dos polémicas seguidas, que detonaron su renuncia, en mayo de 2016, a la agregaduría cultural en Estados Unidos.

La primera se dio en medio de la discusión por el proyecto de La Moneda de cambiar la Constitución. Ella compartió en Twitter 109 ideas sobre una nueva Carta Magna, copiadas de un texto del dramaturgo chileno Guillermo Calderón.

Entre las frases que difundió se encontraban: "Oye, relájate, nadie te va a molestar en tu mundito cagón, pero déjanos ser felices y déjanos escribir esta cosa. Déjennos"; "Todas tienen derecho a participar en elecciones y a votar por un huevón que nunca va a ganar"; "Artículo 100: Se elimina el escudo nacional por fome pero si quieren los milicos lo pueden seguir usando con la condición de que debajo del cóndor diga 'Nunca más'. Se elimina el himno nacional"; "Se respeta a Allende porque era choro y no le venían con huevás" y "Los políticos también merecen respeto porque viven una vida de mierda y todos los odian".

Unos días después —también en mayo de 2016— escribió nuevos mensajes en redes sociales que motivaron un reclamo de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara.

"Avalaron el golpe, la dictadura, el terrorismo de Estado, un plebiscito fraudulento y ahora le niegan legitimidad al #ProcesoConstituyente", publicó.

Publicidad

Caso SQM:

El 16 de agosto serán formalizados los senadores Pizarro y Rossi

Para el miércoles 16 de agosto, a las 10 horas, fijó el Octavo Juzgado de Garantía la audiencia de formalización de los senadores Jorge Pizarro (DC) y Fulvio Rossi (ex PS). A ambos parlamentarios les será comunicado oficialmente que se los investiga en el marco del caso SQM como autores del delito tributario de facilitación de boletas y facturas ideológicamente falsas.

El nombre de Rossi apareció vinculado a principios de 2015 cuando se descubrió que una de sus asesoras emitió una boleta a la empresa minera, lo que hizo que a fines de 2016 renunciara al PS.

Hoy el Ministerio Público indaga a tres asesores y ex colaboradores del senador por Arica, por boletas rectificadas por la compañía, por no tener trabajos que las respalden: la periodista Mariela Molina, con documentos por $44 millones; René Madariaga ($17 millones) y Valentina Martínez ($22 millones).

A Jorge Pizarro, en tanto, se le vincula a los dineros que SQM pagó a la empresa Ventus Consulting (propiedad de sus hijos) por presuntas asesorías verbales, las cuales fueron respaldadas por facturas por un total de $45 millones.

VOLVER SIGUIENTE