Lunes 19 de Junio de 2017

Estuvo en Santiago, Temuco, Valparaíso, Punta Arenas y Antofagasta

Casi dos años demoró preparar la visita del Papa Juan Pablo II a Chile en 1987

Javier Luis Egaña y Alberto Etchegaray, los coordinadores, recuerdan cómo fue la organización a tres décadas del viaje.

Por Catalina de Améstica R.

A diferencia del viaje que hará el Papa Francisco a Chile, la visita de Juan Pablo II fue bien inusual porque duró cinco días". Alberto Etchegaray

Casi dos años demoró preparar la visita de seis días que hizo el Papa Juan Pablo II a nuestro país en abril de 1987 y coordinar su intenso programa en suelo nacional en Santiago, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Concepción, Temuco, Puerto Montt y Punta Arenas.

Así lo recuerdan dos de los principales coordinadores de su viaje a Chile, Javier Luis Egaña —coordinador Comisión Prensa y Medios de Comunicación Social— y Alberto Etchegaray —Coordinador Nacional de la Comisión de Organización y de Logística—, a tres décadas de la visita del Sumo Pontífice, único Papa que ha viajado a territorio nacional.

"En 1985 el Vaticano anunció el viaje del Papa Juan Pablo a Chile para 1987, y desde ese mismo momento, comenzó todo un proceso de coordinación y preparativos para su visita que demoró casi dos años. Apenas se confirmó la noticia, el Cardenal Juan Francisco Fresno preparó su viaje a Roma para reunirse con el padre Roberto Tucci, quien en ese entonces era el encargado de los viajes papales del Juan Pablo II", recuerda Egaña.

Sin embargo, cuenta que el cardenal por motivos de salud no pudo viajar, solicitando a él que lo reemplazara en dicha cita. "Tras esa reunión elaboré el Memorandum Tucci, que contenía todos los pasos que había que dar en Chile para la visita del Sumo Pontífice, con horarios, por días. Este documento se lo entregué al Cardenal Fresno, quien lo presentó a la Conferencia Episcopal en noviembre de 1985 y designó una comisión de preparación de la visita del Papa en Chile, presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal de esa época, Bernardino Piñera, a quienes se les pidió elaborar un proyecto para la visita del Sumo Pontífice, el que fue resuelto por los obispos en abril de 1986", recordó el coordinador de comunicación.

Egaña cuenta que para coordinar el viaje del Papa a Chile, "formé ocho subcomisiones que comenzaron a trabajar en los preparativos, y para conocer en detalle como era una visita del Papa en terreno en 1986 viajamos a Colombia, país donde llegó Juan Pablo II, lo que fue bastante útil para saber lo que debíamos hacer y que no".

Ese mismo año, el padre Tucci junto a otros dos ayudantes eclesiásticos recorrió todo el país, revisando lugar por lugar y ciudad por ciudad. Luego, ellos regresaron a Roma con el programa resuelto.

Su visita fue inusual

Otro de los anfitriones de la visita del Papa a Chile en 1987 fue Alberto Etchegaray, en su calidad de coordinador Nacional de la Comisión de Organización y de Logística.

"El viaje del Papa Juan Pablo II se gestó en momentos en Chile enfrentaba una difícil situación política por los enfrentamientos y situación excepción que se vivía. La petición visita y trabajo de coordinación se hizo de forma muy responsable y siempre defendiendo que su visita era de carácter pastoral. A diferencia del viaje que hará el Papa Francisco a Chile en enero próximo, la visita de Juan Pablo II fue bien inusual porque duró 5 días. Su extensa visita se debió a la situación política que vivíamos en ese año", comenta.

— ¿Quién escogió las ciudades que el Sumo Pontífice visitó en nuestro país y a las personas con las interactuó en esa oportunidad?

—Las arquidiócesis hacen una propuesta a la Conferencia Episcopal del itinerario de viaje y ciudades y localidades a visitar en el país, y luego se envía al Vaticano. El Papa recibe la propuesta y reacciona. En 1987 el Sumo Pontífice visitó Santiago por ser la capital, Valparaíso por su importancia histórica y Temuco por los pueblos originarios. El resto de las ciudades fue por su importancia a nivel país.

Respecto al encuentro con personas, éstas se definen de acuerdo a los criterios de importancia para el Vaticano y la Iglesia Católica

Crónica

En Twitter

@AlessandriFelip Tremenda noticia! El Papa nos visitará en enero. Lo esperamos con brazos abiertos en Santiago y nos preparamos para su llegada @Pontifex_es Felipe Alessandri

@LuisLarrain @Pontifex_es el próximo año. Ojalá se reúna con las víctimas de abusos y se disculpe con los osorninos. Luis Larrain.

@sebastianpinera Visita del Papa en enero significa una gran alegría para Chile. Con unidad y esperanza, el pueblo chileno lo espera con el corazón abierto! Sebastian Piñera

VOLVER SIGUIENTE