Lunes 19 de Junio de 2017

Positiva señal contra las tomas

"Un proceso educativo no puede ser exitoso si todos los actores no concurren y se comprometen con él de manera equilibrada".

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, interpuso la semana pasada una demanda civil que busca responsabilizar a los padres de cinco escolares del Centro de Alumnas del Liceo 7 de Santiago por los daños cometidos durante las tomas que realizaron en mayo, que ascienden a cerca de $3,3 millones. La acción legal se basa en el artículo 2320 del Código Civil, que establece que los padres son responsables civilmente por las acciones de los hijos menores que habiten en la misma casa.

Varios abogados han coincidido en que la demanda tiene escasas posibilidades de prosperar: por la dificultad de identificar a los responsables directos de los destrozos y acreditar la responsabilidad civil, y porque la posibilidad de pagar, si el municipio llegase a ganar el caso, dependerá de la capacidad económica de las familias. La demanda, enmarcada en la política que Alessandri ha denominado de "rompe paga", no resulta, sin embargo, inconducente ni descabellada. Y no sólo porque la cantidad de tomas, en lo que va de 2017 sea seis veces menor que el año pasado en el mismo periodo.

Las recientes normas legales han limitado las herramientas de las que disponen los directivos escolares, sobre todo en el ámbito de la disciplina. Tampoco los sostenedores —en el caso de la educación pública, los municipios— disponen de muchas alternativas. Ello ha llevado a que la estrategia de enfrentar las tomas haya ido desde el autoritarismo —como lo hizo Cristián Labbé en Providencia— hasta la pasividad, como ocurrió en Santiago, en la gestión de Carolina Tohá. Ninguna de dichas fórmulas, está visto, permitió morigerar el conflicto. Está por verse si la vía que ha elegido la actual administración de Santiago tendrá éxito, pero al menos se advierten señales dignas de valorar. En parte, porque delimita los márgenes del problema y reduce el margen de arbitrariedad, poniendo hechos objetivos, como los daños materiales, en manos de la justicia. Pero, principalmente, porque vuelve a entregar a los padres y apoderados una responsabilidad protagónica en el comportamiento, la responsabilidad, el ejercicio de autoridad y, en definitiva, la educación de sus hijos.

Un proceso educativo no puede ser exitoso si todos los actores no concurren y se comprometen con él de manera equilibrada. Y es claro que cuando los padres, por comodidad o por temor, omiten cumplir el rol protagónico que les corresponde, dicho balance falla. Ello ha puesto directamente en manos de los estudiantes asuntos que, por una cuestión lógica, están largamente por encima de su capacidad de juicio o comprensión cabal. La insensatez de tomas y destrozos, y los estrambóticos argumentos que suelen esgrimirse para justificarlos, son un ejemplo de aquello. Demandar la responsabilidad y la participación de los padres parece imprescindible para, al menos, encauzar el problema por caminos razonables.

Segunda mirada

J. J. Cruz

La resistencia

—La nueva ley electoral impide publicar encuestas en los 15 días anteriores a una elección presidencial —le comento a Walter Alberto.

—¿Eso incluye primarias? —pregunta él.

—No lo sé. Sí leí que Marta Lagos, una de las encuestadoras más prestigiosas del mercado, avisó que las publicaría en otro país.

—No es mala idea, Jota Jota. Hay una plataforma marina en el Mar del Norte, el Principado de Sealand, que está exenta de responsabilidad internacional.

—Tal vez debería establecer una base conjunta con Méndez, Izikson y otros encuestadores de prestigio.

—Entonces mejor arrendar una cabaña en Uspallata. Entre varios no sale tan caro. Que vayan abrigados y lleven café para aguantar una semana.

—¿Y cómo transmitirían?

—Hay gente en Chile, con experiencia en interferir radios y emitir proclamas clandestinas, que podría darles una mano. Pero con una cuenta en Twitter debería ser suficiente.

Redacción

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com

Redacción

Política exterior

Señor Director:

Hace poco, el diario "La Segunda" se preguntaba por qué los candidatos no han hablado de cultura. En el caso de la política exterior del país sucede casi lo mismo. Ello no puede deberse a la falta de interés de la opinión pública por esta materia, toda vez que la agenda nacional en estos últimos años ha estado dominada por asuntos que atañen a la política externa, como son los conflictos limítrofes, Haití, Venezuela, la integración o el cambio climático, entre otros.

Los ejemplos sobran de esta aparente inadvertencia. Piñera, en su programa de gobierno, dedica cuatro líneas a la integración latinoamericana. Pero ha establecido una comisión de relaciones exteriores. Guillier no ha abordado esta cuestión, y otros, en entrevistas de prensa, sobre todo Mayol, Sánchez y Ossandón, han emitido respuestas que producen estupor. Este último inclusive desconocía la existencia de los acuerdos de París sobre el cambio climático, cuya aprobación él mismo había votado en el Senado. Los otros dos han entregado respuestas favorables a las aspiraciones marítimas de Bolivia, y no han dado tampoco, por su orientación política, una clara contestación acerca de si consideran que el régimen de Maduro es "una dictadura".

En la medida que se avanza en la campaña electoral, sería deseable que los precandidatos avancen sus posturas en este tema. Resulta inexplicable que en tanto Chile, con razón, se proclama inserto en el mundo exterior, su futuro gobernante no demuestre alguna estatura internacional.

Jaime Lagos Erazo

Altos estándares

Señor Director:

Hace poco en la vecina Mendoza llovió tres días o, más bien, el triple que lo que llovió en Santiago. No se cortó la luz, tampoco internet, el cable y el teléfono, como me tiene mi compañía hace 72 horas. ¿Seremos capaces de llegar algún día a esos altos estándares?

Francisco Javier Bernales

Red de metro

Señor Director:

Al analizar la propuesta para extender las redes de metro que hace el ex presidente Sebastián Piñera, sería oportuno reflexionar respecto de cuál debe ser la relación con la estructura urbana que atenderá y sus alcances en un desarrollo urbano integral. La red de metro de Santiago nació bajo el alero del urbanismo con el Plan Regulador Metropolitano, diseñado a mediados de los sesenta para una ciudad con flujos determinados por una relación centro-periferia más básica, en la que el crecimiento sería controlado por la red de metro y el anillo de Américo Vespucio entre otras acciones que, en conjunto, incidirían en el modelo de crecimiento y el desarrollo urbano.

Décadas de descuido y los cambios que impuso la economía al mercado de suelo dejaron atrás al metro. La metrópolis creció hacia flujos de transporte más dinámicos e indeterminados, anticipándose al transporte público por atenderlo. Por lo mismo, y aunque parezca irónico, el metro crece hoy replicando rutas igual como antes lo hicieran las micros amarillas, siendo que lo apropiado e innovador está en potenciar un tren metropolitano de circunvalación por Américo Vespucio, con mayor capacidad y más rápido, liberando carga y tiempo de transporte para una población que se mueve y crecerá preferentemente entre periferias.

Mauricio Cozzi Paredes

Regionalización

Señor Director:

Es irresponsable que, no estando claramente definidas las competencias, atribuciones y facultades de los futuros gobernadores regionales, se presione al Parlamento para que agilice la tramitación del proyecto que permita que estas autoridades puedan ser elegidas en noviembre próximo en conjunto con la elección presidencial y parlamentaria.

Esto es una convicción que ha manifestado la Presidenta posiblemente porque quiere promulgar esta ley antes que termine su mandato, pero al parecer el tiempo para terminar el procedimiento no lo permitirá.

Pedro Romero Julio

Comparación

Señor Director:

Cuando veo por televisión las ciudades de Rusia, limpias, con edificios impecables y sin rayas, calles amplias, gente siempre sonriente, y comparo esto con las calles de mi ciudad, anegadas por cualquier lluvia, alcantarillas colmadas de mugre, gente que denota tristeza, amenazadoras, paredes inmundas y pillos listos para delinquir por doquier, me pregunto: ¿Quién será el campeón que cambie todo esto? ¿O es un mal nacional que no tiene ya remedio?

Renato Norero Valenzuela

VOLVER SIGUIENTE