Lunes 19 de Junio de 2017

Fallecida ayer

La desconocida hermana mayor de los Piñera

Cuidó de sus hermanos menores en Nueva York y a Magdalena mientras Cecilia Morel estudiaba.

Por Claudio Salinas y Constanza Vargas

He tenido momentos difíciles, en los que mis hermanos han estado al lado mío, Sebastián más que nada", Guadalupe Piñera, en entrevista a La Tercera 2009

"Fui la hija de, la sobrina de, la esposa de, y cuando mis hermanos empezaron a salir adelante, la hermana de. Entonces, preferí quedarme fuera del cuento", declaró en 2009 al diario La Tercera, una de las escasas entrevistas que dio a medios de prensa, reafirmando el bajo que cultivó.

Fallecida ayer a los 68 años, a raíz de un cáncer, que se le detectó el año pasado, la hermana mayor de Sebastián Piñera siempre mantuvo una actitud discreta, pese a haber sido el puntal afectivo de la célebre familia, cumpliendo el temprano encargo que le hicieron sus padres respecto de sus hermanos menores.

Así quedó de manifiesto en un pasaje del libro "Piñera, historia de un ascenso", de las periodistas Loreto Daza y Bernardita del Solar, donde se relata que cuando José Piñera padre llegó en 1948 a Nueva York a abrir la oficina de la Corfo, sufrió un episodio depresivo, que lo obligó a retornar de inmediato a Santiago, con lo cual "Lupe", a la sazón con 18 años, debió quedarse a cargo de sus hermanos Sebastián, Pablo y Miguel.

Años después, cuando el patriarca estaba de embajador a Bélgica, quiso estudiar decoración de interiores y, ya matriculada en la universidad, llegó el traslado a Naciones Unidas, lo que la obligó a postergar sus aspiraciones, mientras Sebastián y Pablo regresaban a Chile a terminar su escolaridad en el Verbo Divino.

En la "Gran Manzana" trabajó como intérprete, pero, antes de que su padre terminara su misión, volvió a Santiago y se casó con el agrónomo Nicolás Irarrázaval, con quien tuvo seis hijos.

En la misma entrevista a La Tercera, asegura que "con Sebastián fuimos muy apegados, vivíamos al lado, al volver de Estados Unidos, Cecilia (Morel) retomó sus estudios y la Manena (Magdalena), la mayor de Sebastián, pasó a ser hija mía era de la misma edad de Matías, el tercero de mis hijos. Yo la pasaba a buscar al jardín infantil, me la traía a mi casa y en la noche se la llevaban ellos".

Discreción con su enfermedad

Problemas de salud de su marido la obligaron a dejar tareas de voluntariado y entrar a trabajar tardíamente para aportar al sustento familiar, asumiendo el 2001 la dirección ejecutiva del programa Vitaclub y luego del centro comunitario de la villa El Dorado, en Vitacura.

El concejal Maximiliano Del Real confidencia que "lo del cáncer lo manejó en reserva, dejó sus labores a mediados del año pasado, cuando ya se había manifestado la enfermedad".

El alcalde de dicho municipio, Raúl Torrealba, destacó que "era una gran persona, de mucha generosidad y compromiso", junto con agregar que "tenía una enorme calidad humana, generosa, abierta, de mucha inteligencia emocional".

Inteligencia emocional que Guadalupe no visualizaba en su hermano ex Presidente. "He tenido momentos difíciles en los que mis hermanos han estado al lado mío, Sebastián más que nada. Él no es tierno, pero a su manera tiene una delicadeza salvaje".

"Da una independencia enorme", dijo

Ex Presidente defiende su autoaporte de $200 millones

"Me parecen muy absurdos estos catones… que fijan estándares para todos".

El 65% de los aportes que registra Sebastián Piñera a su campaña provienen de su bolsillo, según el balance que el hizo el Servicio Electoral al viernes pasado.

En total, el ex Presidente suma $306 millones, de los cuales $200 millones son un autoaporte.

Hoy en Radio Agricultura, el ex Presidente defendió su desembolso, que efectuó el pasado 12 de junio.

"Por lo tanto, me parecen muy absurdos estos catones, esta especie de representantes de Dios en la tierra, o que representan la moral y la justicia, que fijan estándares para todos los demás. Yo me atengo a lo que establece la ley", dijo Piñera en referencia a críticas de otros aspirantes a La Moneda, como Beatriz Sánchez, quien el sábado, al comentar el autoaporte de $200 millones, expresó: "¿Eso quiere decir que en Chile solamente los millonarios pueden ser presidentes? Yo me opongo a eso".

En respuesta, hoy Piñera dijo que "si un candidato pueda aportar a su campaña y eso le da una independencia enorme, porque no depende de nadie, me parece bien".

"Si a alguien no le gusta la ley, lo que tiene que intentar, es que esa ley se cambie", comentó.

"Siempre he dicho que he aportado a mis campañas dentro de la ley… De hecho la ley restringió el aporte que pueden hacer los candidatos a sus campañas, a no más del 20% del gasto máximo. Esto es la ley", añadió

"En un Estado de Derecho, el estándar, que se le debe exigir a todos, es la ley. Y cada persona puede fijarse estándares más exigentes. Y finalmente, desde un punto de vista político, los que juzgan, son los electores", dijo el ex Mandatario, quien agregó que ha tomado otras medidas de transparencia que van a más allá de la ley.

Consejo ciudadano

En tanto, hoy en la mañana sesionó nuevamente el consejo ciudadano del ex Presidente, instancia que reúne a personas del mundo independiente para tratar materias programáticas y que es encabezada por su hermana Magdalena.

En la oportunidad, llegaron cerca de 45 consejeros, según el comando, y se trataron propuestas para mejorar la calidad de vida de las familias chilena. Piñera también participó del encuentro.

VOLVER SIGUIENTE