Viernes 19 de Mayo de 2017

Cifra histórica triplica el presupuesto anual del servicio

Liquidaciones de impuestos del SII a familia Ossandón suman más de US$1.000 millones

Es el cobro más alto del organismo a un grupo, pero es poco probable que se pague en su totalidad.

Por Sandra Radic

Entre 2012 y 2016, el Servicio de Impuestos Internos (SII) emitió liquidaciones a sociedades o integrantes de la familia Ossandón Larraín por $680.159 millones. Estos US$ 1.046 millones en impuestos que pretende cobrar son los más altos de la historia de este organismo a un grupo y equivaldrían a más de tres veces el presupuesto del SII para 2017. Incluso, es muy superior a los casi US$ 6,5 millones ($4.000 millones) que liquidó al grupo Penta. En ambos casos, el servicio se querelló por delitos tributarios.

La posibilidad de que esas liquidaciones se puedan concretar en pagos parece remota "porque no se hicieron contra las empresas que incrementaron su patrimonio y que tienen bienes suficientes –Lomas de la Dehesa o Inversiones Cordillera–, sino contra sociedades que no tienen patrimonio o personas naturales cuyo patrimonio personal es insuficiente para pagar los impuestos adeudados", explica Paulo Montt, socio de Gandarillas, Montt, del Río & Krause, quien defiende en lo civil a Manuel Ossandón, el hijo que rompió con su familia.

Historia de un cisma

La familia Ossandón Larraín está formada por los esposos Gabriel Ossandón Valdés y María Soledad Larraín Troncoso, y sus cinco hijos: Bernardo, Gabriel, Manuel, María Soledad y María Teresa, primos del precandidato presidencial Manuel José Ossandón Irarrázabal. La fortuna familiar viene del abuelo materno, Bernardo Larraín Vial, quien heredó parte de la Hacienda La Dehesa en los años cincuenta, correspondiéndole lo que hoy es el loteo privado "Golf Lomas de La Dehesa" y otros terrenos ubicados cerca de la cota mil que suman 1.500 hectáreas en Lo Barnechea.

En 2004, Manuel Ossandón se fue a Estados Unidos y le dejó un poder a su hermano mayor, Bernardo, para que gestionara su patrimonio personal, que llegaba a unos US$ 200 millones, igual al que tenían cada uno de sus cuatro hermanos.

A su regreso en 2009, se habría dado cuenta que todos los activos de la familia fueron traspasados a la Fundación Educacional BLV, de origen panameño, cuyo objeto es "ayudar a los descendientes en línea recta de los fundadores a que vivan en forma digna y reciban una educación tanto valórica como técnica, de calidad". Tiempo después tuvo acceso a su reglamento interno, que lo excluía de la administración de la fundación y sus filiales.

Madeja legal

De ahí en adelante comenzó una batalla legal tanto penal como civil.

En septiembre de 2011, Manuel se querelló contra su hermano Bernardo por los delitos de falsificación, apropiación indebida, estafa y uso malicioso de instrumento público, causa que fue sobreseída en 2014.

Además, presentó cuatro demandas civiles con el objeto de recuperar la administración de su patrimonio, tres de las cuales perdió en primera instancia, las que ahora están en la Corte de Apelaciones y Corte Suprema.

Paralelamente, hizo diversas presentaciones al SII, donde planteó presuntas irregularidades realizadas por las sociedades familiares en los años tributarios 2009 y 2010, lo que inició una fiscalización y terminó en millonarias liquidaciones.

La mayoría de estos cobros del SII fueron reclamados ante el 3º y 4º Tribunal Tributario Aduanero (TTA) y se encuentran con distintos grados de avance. Consultado el servicio sobre los resultados, replicó que tiene obligación de reserva. Según las estadísticas oficiales, el 80% de los fallos de los TTA son favorables al servicio.

El socio de Recabarren y Asociados Luis Felipe Ocampo, que asesora a la familia Ossandón Larraín, contestó por escrito que "los fallos dictados a la fecha por los TTA han seguido el mismo destino que las causas civiles: han ratificado nuestra postura, acogiendo las reclamaciones y reducido en forma significativa los montos liquidados. Con ello, además, se ratifica que no se ha cometido ningún ilícito en materia tributaria". Se pidió a la empresa de comunicaciones Extend ver los fallos aludidos, pero se explicó que no eran públicos.

Sin embargo, se tuvo acceso al fallo del Primer Tribunal Tributario, que si bien confirmó la liquidación No.418 realizada por el SII a Real State Golden Investments por $29.598 millones, le ordenó eliminar las diferencias por tipo de cambio que constituyen el grueso del cobro, al tiempo que dejó sin efecto la liquidación No. 419 por $1.089 millones a la misma sociedad. Ahora, el caso se encuentra en la Corte de Apelaciones.

Otra liquidación que ya pasó por la instancia del TTA es la de Inversiones Navona Ltda (ligada a Bernardo Ossandón), que habría acogido la postura del SII, pero no se pudo verificar contra documento.

Por su parte, Paulo Montt señaló que en el caso de las liquidaciones contra Manuel Ossandón y DM Inversiones, el TTA falló a favor del SII.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE