Viernes 19 de Mayo de 2017

Colegio República de Alemania tiene 360 alumnos y 126 son de Perú

Con carta de Miguel Grau a Carmela Carvajal enseñan el 21 de Mayo en escuela chileno-peruana

También profundizan en la relación de amistad de Arturo Prat con el capitán del Huáscar antes del Combate Naval de Iquique.

Por Daniela Sánchez M.

Desfiles, trajes de marineros, canciones que hablan de Arturo Prat. El Combate Naval de Iquique es una de las efemérides por excelencia en todos los colegios de nuestro país, menos en uno: la Escuela República de Alemania —ubicada en calle Libertad con Mapocho, en Santiago— no hace un acto para recordar esta fecha. El principal motivo: de 360 estudiantes, 126 son peruanos.

Desde 2005 que los profesores han sido testigos del aumento de alumnos extranjeros en el colegio: hoy, el 52% de la matrícula son niños de Bolivia, Ecuador, Colombia, República Dominicana y recientemente de Haití y Venezuela. Pero la mayoría proviene de Perú.

Mauricio Hormazábal, director de la escuela, explica que una de las prioridades era pasar la materia, como la Guerra del Pacífico, de la manera más objetiva posible. "Era una forma de acogerlos desde los contenidos", dice. "Al revisar los libros de historia nos dimos cuenta de que no había ajustes curriculares para trabajar estos temas con extranjeros. Por eso, en 2010 empezamos a integrar las miradas de Chile, Perú y Bolivia", añade.

"Para nosotros la conmemoración del 21 de Mayo no es un hito", declara Luis Vicencio, profesor de Historia y encargado de Convivencia Escolar. "Ahora, cuando pasamos Historia de Chile, ponemos el acento en lo que nos integra como latinoamericanos y no en la guerra".

—¿Y cómo abordan el Combate Naval de Iquique?

—La guerra no obedeció a las necesidades de los distintos pueblos que participaron en ella, sino que fue una guerra de los sectores pudientes que iban detrás del salitre. Cuando nos toca conmemorar ponemos el acento en lo que ocurrió después. Por ejemplo, con la lectura de la carta de la esposa de Miguel Grau a la señora de Arturo Prat, en la que se entregan elementos como el valor de la vida. Además, ellos eran grandes amigos, marinos que se carteaban antes de la guerra. Se tenían mucho respeto y admiración.

Otro elemento es la misiva que Grau le envió a Carmela Carvajal (viuda de Prat) luego de que falleciera al abordar el Huáscar: lo trataba de "digno y valeroso".

El himno de Mercedes Sosa

La Escuela República de Alemania se hizo conocida porque se cantaba el himno nacional peruano junto al chileno. Pero desde marzo de este año todos los lunes comienzan cantando el himno del colegio y la canción nacional de Chile, y terminan con "Canción de todos" de Mercedes Sosa, el "himno de la unidad", como le decía la cantautora.

La idea fue del profesor de música, quien fue el encargado de enseñarles la letra a todos los niños, desde Prekínder hasta 8° Básico. "Esta canción es integradora y le da un sello a la escuela", dice Vicencio: "No podíamos cantar todos los himnos, se nos iba a ir toda la mañana".

Así, los docentes han implementado diferentes iniciativas para integrar a los alumnos. Experiencia que han ido forjando "a pulso", dice Vicencio, y que incluso se han adelantado a las medidas impulsadas por el Ministerio de Educación.

Durante tres años se implementó la asignatura de Historia Latinoamericana —que este año se suspendió—, gracias a un proyecto de estudiantes universitarios, en el que se enseñaban los hitos del continente. También, desde 2013 que realizan una Fiesta Intercultural en octubre, en la que participan todas las familias, con muestras de folclore y gastronomía de los diferentes países.

Polladas por completadas

Hormazábal dice que la integración ha calado hondo en la comunidad escolar. "No tenemos mayores problemas de convivencia entre los estudiantes. Acá no existen los chilenos molestando a los peruanos", relata.

Las familias se han ido acostumbrando a vincularse con personas extranjeras. Y en ello la comida ha sido clave. De hecho, las tradicionales completadas chilenas han sido reemplazadas por las polladas. "Cada vez que tenemos una acción solidaria, las mamás peruanas llegan temprano para ayudar", cuenta el director.

Primera generación en Chile

¿Qué pasa cuando juega "La Roja"?

Cuando Chile ganó la Copa América Centenario el año pasado, los profesores detectaron un nuevo fenómeno en el colegio: niños peruanos, de entre 4 y 6 años, celebraban y gritaban "¡Sí, ganamos!".

"Es la primera generación de chilenos de padres peruanos, y se sienten como tal. Cerca del 80% nos dice que no quiere regresar a su país", explica Mauricio Hormazábal, el director.

Pero deben enfrentar su poca expectativa académica. "Los de 8° me dicen: ‘Si me ofrecen un trabajo por $250 mil voy a perder plata por entrar a 1° Medio'. Queremos que entiendan que la educación es importante, para que sean buenas herramientas para este país y no obra de mano barata", cuenta.

VOLVER SIGUIENTE