Viernes 19 de Mayo de 2017

Política

"La última vez que vimos al ministro Mario Fernández fue hace un mes en La Moneda. A la bancada no ha vuelto". Esa es la cuenta que saca el diputado DC Fuad Chahín para graficar el rol que ha cumplido el ministro del Interior frente al estado terminal en que quedó la Nueva Mayoría luego del surgimiento de las candidaturas presidenciales de Carolina Goic (DC) y del independiente Alejandro Guillier.

Desde el Senado, Jaime Quintana (PPD) añade que desde hace tres meses que el titular del Interior no asiste a los almuerzos de coordinación de los parlamentarios de la NM. "Creo que el ministro podría hacer una tremenda contribución a la Presidenta en esta etapa de cierre, pero eso no se ha visto", sostiene.

Cuando el Gobierno arriesga quedarse sin heredero político que continúe las reformas iniciadas por la Presidenta Michelle Bachelet, y —producto de ir en dos listas parlamentarias— también está en peligro que la coalición mantenga su mayoría en el Congreso en el próximo período, analistas y miembros del oficialismo cuestionan el rol que ejerce el ministro DC, quien hoy presenta su cuenta pública y el 8 de junio cumplirá un año desde que fue nombrado como sucesor de Jorge Burgos en Interior.

Sus críticos acusan que en su gestión no ha logrado ser un interlocutor efectivo con la DC, que esta semana puso en duda su apoyo a las reformas si fracasa el proyecto de elección de intendentes y que no ejerce su rol como jefe político del Gobierno, lo que hace peligrar la agenda del Ejecutivo.

Fernández también recibe "fuego amigo". Su propia candidata cuestionó públicamente la gestión del Ministerio del Interior frente a la catástrofe por las lluvias en el norte. La crisis por el millonario fraude detectado en Carabineros y escasos avances en el conflicto en La Araucanía son los otros flancos abiertos de la autoridad.

Un director sin orquesta

A juicio del presidente de Adimark, Roberto Méndez, hoy el Gobierno enfrenta un escenario inusualmente desfavorable para la centroizquierda. "Hay pocos objetivos comunes entre el Gobierno, la NM y las candidaturas de Goic y Guillier. Por primera vez vemos que dos candidatos anulan el rol de apoyo que ha tenido siempre el Gobierno en las campañas. Es muy destructivo. Y no vemos al ministro Fernández ejerciendo el rol de jefe político", afirma el experto en encuestas.

"En los primeros 20 años de la Concertación, la dirección política de la coalición estuvo en La Moneda... el actual gobierno no cree que ese rol le corresponde", sentenció esta semana el ex ministro del Interior José Miguel Insulza en T13.

Max Colodro, analista de la Universidad Adolfo Ibáñez, apunta a que "la conducción política está haciendo crisis por el desmoronamiento de la coalición. Y porque todos apuestan a una derrota a fines de año. Así, el ministro no tiene ninguna capacidad de ordenar a los integrantes de su coalición. Se le ve aislado. Es un director de orquesta sin músicos".

"El ministro del Interior está ahí por ser DC. Si su partido se vuelve incontrolable, cuesta mucho entender su situación. Al primer proyecto de ley en que los decé voten en contra como bloque, su permanencia queda en entredicho", sostiene también el analista Carlos Correa.

El ex subdirector de la Secom añade que en un escenario presidencial incierto para la NM, no ayudan los errores de percepción del ministro del Interior. "El dijo en algún momento que la elección sería entre Lagos y Piñera y que el resto es música…ahora estamos en la música. Tiene una lectura de la realidad que también lo debilita".

Rol de Aleuy

47% Chile Vamos y un 48% la NM. Esa es la proyección gruesa que La Moneda les mostró a los dirigentes oficialistas a modo de advertencia sobre el perjuicio que implicaría enfrentar la elección con listas separadas. El subsecretario Mahmud Aleuy, según afirman en la DC, ha sido uno de los funcionarios de gobierno más activos para llamar a la unidad del sector.

"El funcionario más poderoso de La Moneda hoy es Mahmud Aleuy, junto a Ana Lya Uriarte", asegura Carlos Correa, al referirse al rol que juega hoy el subsecretario del Interior.

"Hoy es mucho más gravitante el rol de Mahmud Aleuy. Él es hombre clave en todas las emergencias…Ahora que la DC tomó el camino propio, no se entiende que mantenga como premio el Ministerio del Interior. Al Gobierno le cuesta tomar decisiones. Fernández debió haber dado un paso al costado hace tiempo", agrega el analista de la Universidad de Chile Alejandro Olivares.

Desde la DC también relevan el papel del subsecretario socialista en el manejo de la emergencia por las lluvias en el norte y le atribuyen haber acelerado la declaración de zona de catástrofe para Coquimbo y Atacama.

La Moneda morigera esta versión. Un colaborador de la Presidenta Bachelet sostiene que la labor de Aleuy está coordinada con la gestión del ministro Mario Fernández y asegura que las críticas al ministro desde la DC buscan perfilar la candidatura de Goic.

La agenda, en duda

El mismo colaborador de La Moneda sí reconoce que el Gobierno y la Presidenta Bachelet miran con preocupación lo tensa que se ha vuelto la convivencia en la NM. Sin embargo, desestiman que la amenaza de la DC de desmarcarse de los proyectos del gobierno sea real.

De todas maneras, en el Ejecutivo afirman que para minimizar los conflictos, la decisión es reacomodar la agenda legislativa, poniendo énfasis en temas que supuestamente unen al sector, como descentralización, educación pública, pensiones y nueva Constitución. "Las modificaciones al capítulo 15 de la Constitución, por ejemplo, unen mucho a la NM. En educación puede haber más complejidades, pero el Gobierno no puede claudicar en eso. Si alguien quiere votar en contra para mostrar fuerza política, ellos verán", dice un asesor de Bachelet.

El senador independiente e integrante de la comisión de Constitución, Pedro Araya, discrepa al respecto. "Dudo de que haya algo en materia constitucional hasta que termine el gobierno, no hay capacidad de entendimiento ahora", asegura.

El proyecto de ley de matrimonio igualitario no está en la lista de iniciativas que el Gobierno ve como potenciales fuentes de unión de la NM. Sin embargo, la iniciativa se enviará a trámite en el Parlamento a fines de junio debido a que hay un compromiso internacional que se debe cumplir.

Hasta el cierre de esta edición, el ministro Fernández se abstuvo de entregar una versión sobre las críticas a su rol como coordinador del Ejecutivo.

Esta mañana se trasladó a Los Andes para entregar desde ahí su cuenta pública a un año de asumir como colaborador de Bachelet. Los jefes policiales, entre ellos, el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, figuraban en la lista de invitados a la ceremonia.

Descartan cambio de gabinete

¿Qué margen le queda a Bachelet?

El presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, sentencia que el destino de la coalición está lejos del área de influencia del ministro del Interior. "El peso del Gobierno es tan bajo y es tan poco incidente que no puede hacer nada, escapa a ellos", sostiene.

Max Colodro descarta que la Presidenta tenga espacio para maniobrar a través de un cambio de gabinete, aun cuando la gestión del ministro del Interior es puesta en tela de juicio incluso en su partido. "Un cambio de gabinete es un escenario complemente descartado. La Presidenta no tiene ningún interés en hacerlo. Tomó la decisión de seguir con el elenco que tiene", señala.

El analista de la Universidad Central Marco Moreno coincide en que a seis meses de las elecciones no hay espacio para un cambio de equipo. "El Gobierno está terminando mucho antes. La Presidenta tiene muy poco espacio de maniobra. Además, no creo que haya alguien interesado en asumir Interior y no significaría un cambio", sostiene.

El vicepresidente de la DC, Matías Walker, apela a la Mandataria. "La Presidenta Bachelet es líder de la coalición política. No le puede ser indiferente entregarle por segunda vez la banda a Sebastián Piñera. Tampoco que la centroizquierda pierda la mayoría que hoy tiene en el Congreso si no llegamos a un acuerdo parlamentario".

VOLVER SIGUIENTE