Viernes 19 de Mayo de 2017

Villegas y los periodistas candidatos:

“Beatriz Sánchez es la Virgen del Carmen de estos jovencitos que andan buscando heroínas”

El panelista más antiguo de Tolerancia Cero vuelve con el programa este domingo. Aquí habla de prensa y política. Y alega: "Hay muchos periodistas bramando progresismos".

Por Patricio De la Paz

Todo su sistema de ideas (de Beatriz Sánchez) es ruinoso para el país. Creo que llevarían al país del chavismo, donde estamos hoy, al madurismo".

Dice que es como volver a casa después de un viaje. Es la sensación de Fernando Villegas al regresar este domingo a Tolerancia Cero, programa que estuvo un año y ocho meses en receso. "Nunca sentí que fuera real su término, sino que era una decisión absurda de un ejecutivo".

Un tema que seguro estará en la mesa del programa es la irrupción de los periodistas candidatos. ¿Qué piensa Villegas?

—Me da lo mismo, podrían ser dentistas. La política tradicional está en quiebra; aquí y en el mundo. Es un fenómeno histórico cíclico. Lo nuevo son los personajes en escena.

—Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez son del lado progresista. Pilar Molina dice que "casi no hay periodistas de derecha".

—No conozco mucho el oficio. Pero me he dado cuenta de que hay muchos periodistas jóvenes que se dicen progresistas, como si ellos están por el progreso y todo el resto por ir a las cavernas. ¿Qué quieren decir con progresista?

—Opuesto a la derecha, posiblemente.

—Pero, ¿qué es la derecha ahora? Esos periodistas tienen imágenes atornilladas en el mate que ya no corresponden: hablan de la derecha como si estuviéramos en la época de los señores feudales. Es una cosa vaga, maniquea, religiosa incluso. Como cuando los cristianos hablaban de los herejes. Vivimos en un mundo de palabras que no significan nada. Y sí: hay muchos periodistas bramando progresismos.

—¿Qué periodista de derecha podría ser el contrapeso a Guillier o Sánchez?

—Ninguno, porque para ser un periodista candidato en sintonía con las masas debe decir las cosas que dicen Guillier y Sánchez. ¿Qué éxito tendría un candidato que dijera que no hay milagro en la economía, que hay que sacarse la cresta, que los bonos y la gratuidad son pésimas ideas? No po, hay que decir que los empresarios son todos ladrones, que la derecha no tiene derecho a tocar temas morales porque cometieron pecados, que va a haber millones de bonos, que doña Juanita va a participar en el gobierno. No me imagino a nadie de derecha, salvo que sea muy mentiroso, diciendo eso.

—En una columna, Gonzalo Rojas llamó a los periodistas a transparentar sus propósitos políticos.

—¿Quién es Rojas? No lo conozco.

—Abogado, columnista, académico.

—Ah, académico... Por eso ese tonito de arrogancia con que tantos académicos basurean a todo el mundo. Han basureado a Guillier, y a Guillier yo lo conozco; está en una postura distinta a la mía, no creo en lo que él cree, pero sé que es un tipo inteligente y más leído que muchos de estos señores. Esa arrogancia con que desdeñan a Alejandro o a Beatriz Sánchez no viene a cuento.

—Roberto Ampuero escribió que lo de Guillier y Sánchez aumenta la suspicacia con los periodistas. ¿Exagerado o agudo análisis?

—Exagerado. No veo por qué todos los periodistas entran en el territorio de la sospecha porque hay dos periodistas candidatos. ¡Qué le pasa a esta gente, por Dios! Hay una cosa emocional, un desdén que trasladan a sus textos. Un columnista de La Tercera está todo el tiempo ninguneando a Guillier, diciendo que es un ignorante. Y no lo es. ¿Qué tienen de menos Guillier o la Sánchez en lo intelectual comparados con cualquier político? ¿En qué les ganan Alejandro Navarro o Teillier?

—Cuando se conoció la candidatura de Sánchez, dijiste en la radio: "No conozco a esta niña". ¿Ya la conoces más?

—No la conozco nada, salvo lo que me cuentan y lo que uno ve por televisión. Que habla bien, que es una mujer de temperamento, media acaballá incluso, enérgica. Y sé también que está en la onda del progresismo. Que es la Virgen del Carmen de estos jovencitos que siempre andan buscando estas heroínas. Pero eso no habla mal de la Beatriz Sánchez. Lo que no me gusta es que todo su sistema de ideas es ruinoso para el país. Creo que llevarían al país del chavismo, donde estamos hoy, al madurismo. Eso me preocupa, no las cualidades personales de ella. Lo mismo con Guillier. Él me parece sensato, pero cuando te metes con otros entras en una dialéctica que de repente te saca de ti mismo y al final llegas a una postura que nunca se te había ocurrido.

—Partiste en Tolerancia Cero en 1999 junto a Guillier. Estuvieron nueve años allí. Él una vez te recordó en televisión como su "mejor amigo personal del panel". ¿Son cercanos?

—Yo no soy cercano a nadie. No tengo ni el teléfono de Guillier. Si nos vemos, nos saludamos con afecto, pero no tenemos relación.

—¿Te costaría atrincarlo como invitado al programa?

—Es que yo no atrinco personas. A mí me interesan las ideas, los puntos de vista, llegar a la verdad. Si va Alejandro, quiero ver qué lo hace decir por ejemplo que la derecha no tiene autoridad moral para hablar de las platas del PS. Si llegó a la convicción de que la derecha es una cosa real, que comete maldades, como Satán, o sólo está hablando lo que quieren escuchar los que mañana le darán el voto.

—¿Pueden los periodistas ser hábiles y sagaces políticos?

—Por supuesto, como cualquiera.

—¿Capaces de manejar un país?

—¿Por qué no? Y de no manejarlo también; hemos visto políticos profesionales que lo desmanejan completamente.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE