Sábado 13 de Mayo de 2017

Trump contra el FBI

"La decisión ha aumentado las sospechas sobre la injerencia de Moscú en las elecciones de noviembre y en la Casa Blanca".

En 1919, una ola de bombazos azotó Estados Unidos. Un grupo denominado "The Anarchist Fighters" reivindicó los ataques, pero las autoridades sospechaban que detrás de las explosiones estaban los comunistas. Cuando un terrorista suicida se inmoló afuera de la residencia del fiscal general, Mitchell A. Palmer, una delegación de senadores y representantes llegó hasta la casa en ruinas a pedirle que tomara el toro por las astas. "Pide lo que quieras y lo tendrás", le dijeron. Palmer encargó la tarea a J. E. Hoover, un joven de 24 años, jefe de una oficina del Departamento de Justicia encargada de investigar a los grupos radicales. Sería el embrión de la Oficina de Investigación, bautizada en 1935 como Federal Bureau of Investigations (FBI), y que el propio Hoover dirigió entre 1924 y 1972, convirtiéndola en uno de los aparatos de seguridad y espionaje internos más poderosos del mundo.

Que la oficina nunca haya tenido un estatuto legal aprobado por el Congreso —como recuerda Tim Weiner en "Enemies", una historia del organismo publicada en 2012— ha permitido a muchos presidentes tener al FBI más cerca de sus intereses que de la ley o la Constitución. De ahí la sorpresa por el despido del último director del organismo, James Comey, un republicano nombrado por Obama en 2013 y que se esperaba durara en el cargo hasta 2023.

Comey llegó al cargo tras ejercer como número dos del Departamento de Justicia bajo la administración de Bush hijo. En marzo pasado declaró ante el Senado que no era cierto que Obama le hubiese ordenado espiar a Trump —como este último acusó—, y admitió que el FBI había indagado al entorno del actual Presidente por sus presuntos lazos con el gobierno ruso. Hace pocos días se supo también que había pedido al Departamento de Justicia más recursos para profundizar dicha investigación.

La destitución no tiene muchos precedentes, salvo la de un director del FBI despedido en 1993 por usar dinero público para fines personales. Según el fiscal general, Jeff Sessions, Comey fue echado por pedir el cierre del caso Clinton, atribución que correspondía al Departamento de Justicia. Para rematar la escena, Trump escribió una carta calificando a Comey de incapaz, de lo cual éste se enteró por televisión.

La decisión ha aumentado las sospechas sobre la injerencia de Moscú en las elecciones de noviembre y en el gobierno de Trump. También podría ampliar la grieta entre la Casa Blanca y la poderosa red de agencias gubernamentales de inteligencia —civiles y militares— que algún autor ha denominado como el Deep State, y que sigue considerando a Rusia como un enemigo estratégico. Pero está claro que el control de la información y de los secretos del Estado, algo que a Hoover le sirvió para mantenerse en el cargo durante casi 50 años, sobreviviendo a siete presidentes, ya no resulta suficiente.

Segunda mirada

J. J. Cruz

Un DT con futuro

Walter Alberto no apareció el jueves en el café. Pensé que le temía a la lluvia, cosa prudente a sus años, pero ayer, cuando llegó, me sorprendió con una confesión inesperada.

—La derrota de la "U" con Corinthians me bajoneó mucho. No me pude ni levantar —me dijo.

—Perdieron luchando. Hay que levantar cabeza —intenté consolarlo.

—Eso era un alivio antes, Jota Jota, en los ochenta o los noventa. Pero los hinchas azules nos hemos puesto ambiciosos.

—Tal vez necesitan jugadores.

—O un entrenador capaz de conseguir triunfos internacionales.

—¿No te convence Hoyos?

—No es mal deté, pero hay que aspirar a más.

—¿Tienes algún candidato?

—Hay un técnico joven, que está de moda en Argentina. Con Defensa y Justicia, un equipo chico, acaba de eliminar al poderoso Sao Paulo de la Copa Sudamericana.

—¿Cómo se llama?

—Beccacece, creo. Sebastián Beccacece.

Redacción

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com

Redacción

Madres e hijos

Señor Director:

Un reciente estudio de académicos chilenos e internacionales deja en evidencia un dato interesante referido a los sueldos de aquellas compañías que estarían en la obligación de pagar la sala cuna y traslados de las trabajadoras que deban alimentar a sus hijos menores de 2 años. Según la investigación, dichas organizaciones compensan en promedio con un 4% menos a sus colaboradores, sin distinción de género. Tampoco importa si las mujeres de la compañía poseen hijos o se encuentran en edad fértil.

Quisiera reflexionar respecto a la tarea que aún tenemos pendiente como sociedad, de buscar más espacios e instancias que permitan la construcción de una relación laboral más flexible, abierta y adaptable, y que gracias a la tecnología hoy es completamente realizable. Por otro lado, también es indispensable generar un diálogo sincero y transparente respecto a las necesidades que tienen las mujeres durante la maternidad. ¿Alguien se ha detenido a pensar si es la sala cuna una verdadera solución para las madres y, sobre todo, para los niños?

En invierno, nuestros hijos pasan la mayor parte del tiempo enfermos, aumentando el estrés de las madres que, naturalmente, trabajan preocupadas y, peor aún, sin una solución concreta al problema del cuidado infantil. ¿Por qué no ayudamos a las madres a gestionar de manera más eficiente su maternidad y buscamos soluciones creativas que resguarden a nuestros niños? Como sociedad debemos ocuparnos ahora, no en cinco o diez años más.

Cristina Hube

Escuela Auditoría y Control de Gestión U. Finis Terrae

Suicidio e internet

Señor Director:

En las últimas semanas se dio a conocer la viralización del mal llamado "juego" de la Ballena azul, que incita al suicidio adolescente. También se lanzó recientemente en Netflix la serie "13 Reasons Why", que aborda la misma temática. Percibo el peligro que implica enfocar la discusión hacia internet como gatillante o responsable del fenómeno, cuando es otra la discusión que debiera primar. La literatura ha descrito internet como un conjunto de posibilidades, donde cada usuario en función de sus intereses, necesidades y habilidades hace uso de los elementos que componen la red. Es importante resaltar este aspecto, porque nos habla del contexto social y cultural que determina en parte su utilización. Es posible argumentar que cuando hablamos de temas tan delicados como el cyberbullying, suicidio adolescente, u otro de esta naturaleza, hay otros elementos en juego, y que traspasan con creces su aspecto tecnológico.

Quizás es momento para dejar de hablar de los niños y jóvenes como nativos digitales, porque este uso va más allá de que sean capaces de acceder y manejar una aplicación. Implica habilidades, criterios, capacidad de discriminación, entre otros. Hoy hay una valiosa oportunidad para reflexionar sobre el rol de internet y las redes sociales en la vida diaria de las familias, y más allá del pánico que estos temas puedan provocar, pueden permitir desarrollar herramientas que ayuden a enfrentar estos y futuros desafíos en la materia.

Isabel Pavez

Facultad de Comunicación U. de los Andes

Derechos de los mayores

Señor Director:

Las personas mayores en Chile representan 17,5% de la población total, porcentaje que seguirá creciendo. En un tiempo no lejano los mayores de 60 años superarán a los menores de 15 años. Reconociendo que los derechos humanos están establecidos en la Declaración Universal, los países integrantes de la OEA acordaron incorporar un catálogo específico de derechos para las personas mayores, como un grupo especialmente protegido que requiere de políticas públicas prioritarias que permitan su real valoración, en un marco de un trato digno y con participación social.

A medida que envejecemos no perdemos derechos. Por el contrario, nuestro país debe asegurar a las personas seguir disfrutando, hasta el final, de una vida plena, independiente y autónoma, con salud, seguridad, integración y participación, en distintas áreas.

El continente americano es el primero en dar el gran paso de contar con un instrumento internacional, jurídicamente vinculante para los Estados, sentando un precedente para el resto del mundo. Como fruto de un compromiso constante del Gobierno de la Presidenta Bachelet con las personas mayores, Chile se encuentra en la última etapa para ratificar la Convención, que ya fue a aprobada por el Congreso Nacional.

Rubén Valenzuela Fuica

Director Servicio Nacional del Adulto Mayor

VOLVER SIGUIENTE