Lunes 17 de Abril de 2017

Redacción

Verónica Campino G. Fundación ChileMujeres y Grupo 3

Prometer es fácil

Hace ocho meses, la Presidenta Bachelet anunció un proyecto transversal para reformar el sistema de pensiones en Chile. En su momento, todos los sectores celebraron el anuncio, pues existe consenso que las pensiones en Chile son bajas. Finalmente la Presidenta dio a conocer este miércoles la propuesta de reforma previsional de su gobierno —sin apoyo transversal— que consiste en un aumento de 5% de cotización previsional, cuyo destino se dividirá en dos partes: 3% de ahorro para cada trabajador y 2% para un Seguro de Ahorro Colectivo.

Tristemente, el debate ha dejado de centrarse en cómo mejorar las pensiones y se ha enfocado en discusiones que no necesariamente garantizan este objetivo. Cualquier fórmula que no pase por impulsar un mercado laboral formal, con mayor participación y con mayores salarios, va a hacer poco para otorgar mejores pensiones a los chilenos. De acuerdo con la encuesta Casen 2015, la cobertura por jubilación es de 30,3% para las mujeres y 63,5% para los hombres. Si pensamos que la diferencia en participación laboral es de 23%, resulta intuitivo creer que ésta tiene una incidencia significativa en las pensiones. Pero hagamos los cálculos. Una mujer asalariada que gana 400 mil pesos al mes y cotiza diez años —bajo ciertos supuestos— tendrá una pensión de $77.373; si cotiza 13 años, vería su pensión incrementada en 30%, llegando a 101.055 pesos. Paradójicamente, sería la misma pensión que recibiría esa mujer cotizando diez años pero con una tasa de cotización adicional del 3%. En otras palabras: aumentar la tasa de cotización en 3% es una herramienta igualmente efectiva para mejorar la pensión de una mujer asalariada como lo es impulsar su incorporación y permanencia en el mercado laboral. La diferencia es que en el segundo caso no hay costo fiscal ni privado asociado con enormes beneficios tanto económicos como sociales.

Prometer es fácil, lo difícil es cumplir. Si el objetivo es mejorar las pensiones femeninas en Chile, es imperativo que todos —sector público, sector privado y sociedad civil— trabajemos en modernizar nuestro mercado laboral. La Fundación ChileMujeres ha elaborado una serie de propuestas para lograr mayor participación y permanencia de las mujeres en el mercado laboral y esperamos sean acogidas. El momento de actuar es ahora.

VOLVER SIGUIENTE