Lunes 20 de Marzo de 2017

Internacional

Muy temprano, a eso de las cinco de la mañana, hora de La Paz, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente de este país, Álvaro García Linera, llegaban a Palacio Quemado. Una imagen inusual ya que generalmente solo ingresa el Mandatario sin compañía a la sede del gobierno.

Y el tema lo ameritaba. En medio de la arremetida comunicacional por la demanda boliviana iniciada la semana pasada, donde mañana Bolivia entregará la réplica ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde continúa el juicio, García Linera salió a explicar, con mapa en mano y un extenso PowerPoint, que la detención de dos militares bolivianos (un capitán y un sargento) y 7 funcionarios aduaneros, que fueron ayer arrestados en un control de Carabineros en el altiplano, fue en territorio boliviano y no chileno.

"Hubo una detención ilegal (...) un secuestro de nueve personas bolivianas en territorio boliviano", dijo García Linera.

Inmediata devolución

Según la versión boliviana, los militares y los funcionarios de Aduana habrían tomado conocimiento la noche del sábado 18 de marzo de la internación de camiones con contrabando a territorio boliviano, por medio de un informante que trabaja con el Ejército de ese país.

Las nueve personas se desplazaron hasta el puesto militar de avanzada en La Queca, en territorio boliviano, y 500 metros antes de llegar a la frontera con Chile encontraron tres camiones, con patente chilena, "cargados con gran cantidad de mercadería" de contrabando, que son detenidos a las 7 de mañana del domingo en territorio boliviano, dijo García Linera.

Según el vicepresidente boliviano, los camiones lograron escapar. "¿Si hubieran estado en territorio chileno por qué escapar?", preguntó. Luego prosiguió: "Al mediodía del domingo, el camión que quedó en manos de la patrulla boliviana no pudo avanzar debido a las condiciones del terreno y a eso de las 13 de la tarde, pobladores del lado chileno ingresaron a Bolivia y procedieron a "agredir y maltratar" a los funcionarios de aduana y del Ejército.

Mostró supuestas fotografías del camión en cuestión, que efectivamente tiene placa chilena. "Y en medio de esa agresión ingresan a Bolivia movilidades de Carabineros de Chile que impiden que el camión y nuestros aduaneros avancen a nuestro puesto de avanzada y entonces, en un acto de protección al contrabando, Carabineros de Chile proceden a la detención de dos miembros del Ejército y proceden a detener a siete miembros de la aduana. Del lado boliviano los sacan y los llevan a población chilena (...) resulta que pobladores chilenos agreden, traspasan frontera y secuestran ciudadanos bolivianos", dijo.

El vicepresidente boliviano además pidió la "inmediata" "devolución" de los ciudadanos bolivianos, para cuyo cometido la Cancillería boliviana ya realiza los trámites. Además, anunció que se efectuará una representación y la entrega de una nota formal de queja por lo sucedido, mientras que Relaciones Exteriores analizará una denuncia internacional. Según uno de los oficiales del Ejército boliviano detenidos, a través de un mensaje de voz por WhatsApp, informó a sus superiores que el suboficial detenido es Carlos Calle y que tres de los siete funcionarios aduaneros estaban heridos; además de que "dos movilidades" quedaron en manos de autoridades chilenas.

Evo con militares y cónsul chileno convocado

La ministra de Comunicación de Bolivia, Gisela López, informó hoy que el Presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera se encontraban reunidos desde muy temprano además con el alto mando militar del vecino país para analizar la detención de los militares y aduaneros bolivianos. Además, el cónsul de Chile en La Paz, Manuel Hinojosa, fue convocado por el gobierno boliviano, informa diario Página Siete.

Control de detención

Los dos oficiales bolivianos y los siete funcionarios aduaneros del país vecino pasaban —al cierre de esta edición— a control de detención en el juzgado de Letras de Pozo Almonte.

No es primera vez que pasa. El jueves 16 de junio de 2011 fueron detenidos 14 militares bolivianos armados que se desplazaban en dos vehículos por el lado chileno de la frontera en la zona del salar de Coposa, a 154 kilómetros de Pozo Almonte. Fueron expulsados a los dos días.

Y el 25 de enero de 2013 fueron detenidos tres soldados bolivianos tras ser descubiertos dentro de territorio chileno portando un fusil. Bolivia alegó que perseguían a unos contrabandistas. Fueron detectados por Carabineros los que procedieron a la detención de estas personas. A los 32 días fueron expulsados tras una fuerte tensión con Bolivia y al regresar a su país fueron recibidos como héroes.

En medio de tensión

Canciller Muñoz va camino al Silala

Al cierre de esta edición, la Cancillería chilena anunció, en medio de la tensión con lo de los militares y funcionarios aduaneros detenidos en Chile, que el canciller Heraldo Muñoz iba camino al río Silala, la otra vertiente del conflicto entre Chile y Bolivia.

El ministro de Relaciones Exteriores viaja junto "a la agente Ximena Fuentes, el coagente Juan Ignacio Piña y senadores y diputados pertenecientes a la Comisión de Relaciones Exteriores en sus respectivas cámaras, al río Silala, con el fin de observar en terreno y mostrar a la opinión pública que el Silala fluye desde lo que hoy es Bolivia hacia lo que hoy es Chile de manera natural, siguiendo la gradiente del terreno . Por lo tanto es un río internacional en que ambos países ribereños (Chile y Bolivia) tienen el derecho a un uso razonable y equitativo", explica el comunicado de la Cancillería.

El 6 de junio de 2016, la agente Ximena Fuentes acompañada de la coagente María Teresa Infante presentaron la demanda ante la Corte Internacional de Justicia, por el uso de las aguas del Silala. El 3 de julio de 2017 vence el plazo para que Chile presente la Memoria, documento que contiene los argumentos jurídicos y científicos de la demanda presentada por Chile. Con esto comienza la Primera Fase Escrita del juicio.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE