Lunes 20 de Marzo de 2017

Con afiliados, clínicas y proveedores

Las deudas de Masvida: Regularizan pago por $13 mil millones

El administrador provisional advirtió que sólo pagaran entre 30% a 35% de sus débitos.

Por Catalina de Améstica R.

Más de $13 mil millones en deudas vencidas de Masvida con prestadores de salud (clínicas, centros médicos, hospitales) y proveedores e instituciones relacionadas logró regularizar el administrador provisional Robert Rivas la semana pasada. Todo esto, gracias a la recaudación de $30 mil millones que se hizo por las cotizaciones mensuales pagadas por los 500 mil afiliados cautivos, que son la única fuente de ingreso de la aseguradora en este último tiempo.

La reducción de la deuda vencida es parte del plan de normalización de obligaciones financieras que Rivas comprometió con los prestadores de salud en convenio con esa isapre. La idea es "mantener vigentes" los actuales convenios con clínicas y centros médicos para que los beneficiarios de la aseguradora puedan atenderse sin problemas.

Y de paso, se busca lograr una solución a la crisis financiera que tiene Masvida antes del 30 de marzo, cuando se levanta el "corralito" decretado por la Superintendencia de Salud, que impide la renuncia o afiliación de nuevos cotizantes. Ese mismo día, la isapre (al igual que todas las aseguradoras del sistema) debe informar a la Superintendencia los nuevos precios de los planes bases para este año.

Aunque inicialmente la Superintendencia calculó en $96 mil millones la deuda total de Masvida, la cifra definitiva es poco clara aún, ya que no hay certeza de los montos que la isapre traspasó a su red de clínicas ni de las prestaciones médicas que esos recintos asistenciales hicieron a los beneficiarios de la isapre.

Aún así, el interventor advirtió que sólo se pagará entre el 30% y 35% de las deudas facturadas a febrero, ya que la isapre no tiene dineros suficientes para cancelar la totalidad de sus deudas.

Ex cadete imputado

Parte juicio por muerte de escort en Las Condes

A casi un año de que Constanza Carreño, de 23 años, fuera encontrada muerta —el 1 de abril de 2016— tras un incendio en un departamento de Kennedy (Las Condes), hoy comenzó el juicio en contra del único sospechoso, el ex cadete de la Escuela Naval Cristián Uribe Neira (31).

La Fiscalía Metropolitana Oriente lo acusó como autor del delito de incendio con resultado de muerte, por lo que propuso una pena de 20 años de cárcel. Para lograrlo, el Ministerio Público presentará la declaración de 37 testigos, 25 peritos, 20 pruebas documentales y otros 39 medios de prueba y evidencia material. La defensa, en tanto, presentará la declaración de 25 testigos, 5 peritos, 3 evidencias materiales y otros 28 medios de pruebas.

Según la acusación fiscal, "Uribe sin motivo ni causa alguna, agredió físicamente a la mujer, ocasionándole un trauma contuso en cuello anterior y tórax anterior izquierdo, lesiones causadas en vida, quedando la víctima tendida en el suelo". Luego, el acusado habría provocado intencionalmente fuego y se habría ido, muriendo carbonizada la mujer.

La defensa descarta la participación de Uribe en los hechos y asegura que en las primeras diligencias se vulneraron garantías constitucionales.

VOLVER SIGUIENTE