Lunes 20 de Marzo de 2017

Crimen ocurrió la noche del viernes

Chofer de Uber que fue asesinado era chef de rostros de TV

Por Daniela Sánchez M.

Pamela Díaz, Patricia Maldonado, Kike Morandé y Raquel Argandoña lo llamaban para que les cocinara.

Héctor Alvarado Cornejo —34 años, separado, dos hijas— cambió su modelo de auto especialmente para poder ser conductor de Uber. Desde octubre del año pasado que tomó los turnos de la mañana —desde las 6:00 a las 10:00—, pero hacía un mes que decidió trabajar de noche, porque así podía ganar más dinero, cuentan sus hermanas, Silvana y Macarena. Comenzó a manejar entre las 23 y las 5, y siempre mantenía contacto con su familia y actual pareja.

Siempre le gustó conducir. De hecho su película favorita era la saga de "Rápido y Furioso". Por eso dejó su último trabajo como chef "Rey del Churrascón" en Colina (después de haber pasado por las Brisas de Chicureo y el Club de Golf Las Lomas de la Dehesa) para dedicar sus noches a manejar en Uber.

Alvarado también hacía eventos particulares. La fama que había ganado en el Club de Golf hizo que personalidades del mundo de la televisión como Pamela Díaz, Patricia Maldonado, Kike Morandé y Raquel Argandoña lo llamaran para que cocinara en sus eventos. "Le hacía los cumpleaños a los hijos de Pamela Díaz e incluso llevaba a nuestra sobrina", cuenta Macarena.

La última llamada

La última vez que tuvieron contacto con él fue el viernes a las 23:20 horas, cuando Claudia, otra de sus hermanas, lo llamó para coordinar el paseo que harían al día siguiente. Ahí, Alvarado le contó que haría un último viaje antes de regresar a su casa. Pero eso no ocurrió.

A las 23:30 horas, tres menores de edad que solicitaron el servicio desde el Barrio Bellavista, lo trataron de asaltar y luego le dispararon en la cabeza.

Su cuerpo fue encontrado sobre la acera en la intersección de calles Raúl Montt y Manuel Rodríguez en la comuna de Recoleta.

Según testigos, Alvarado falleció antes de que llegara el personal de emergenciaa socorrerlo.

Silvana cuenta que hace más de un año estaban planificando hacer una empresa familiar de banquetería. "Si nos hubiese funcionado, quizás esto no hubiera pasado", dice sentada en una banca fuera de un edificio de departamentos en Colina, donde lo están velando.

"Pepe" —o "Toreto 2.0", como lo llamaban sus cercanos— era el hermano mayor de cuatro mujeres, y tenía dos hijas, de 9 y 15 años.

Su familia lo recuerda como un hombre esforzado, que muchas veces dormía sólo una hora para ir a los diferentes eventos que organizaba. El plato que más le gustaba cocinar era el cordero magallánico, aunque también le daba de probar a sus hermanas exóticos preparaciones con ancas de rana.

Un grupo de conductores de Uber se reunió en la Plaza de Colina, con cintas negras en el capot, para acompañar a su familia hacia el Cementerio Municipal de Colina, donde será enterrado.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE