Lunes 20 de Marzo de 2017

Transparencia tributaria

Luis Cordero Vega

"La legítima pretensión de dirigir nuevamente el país le exigirá al ex Presidente aclarar la estrategia tributaria utilizada por él y sus empresas".

Por estos días se ha conocido que el ex Presidente Sebastián Piñera utilizó, hace algunos años, un mecanismo de "planificación tributaria" —adquiriendo empresas con pérdida— para reducir su carga impositiva. Por otra parte, en el denominado caso Penta, de los diversos temas que se discuten, uno de los más graves para el interés público fue, en mi opinión, la generación de pérdidas ficticias con la finalidad de evitar el pago de impuestos.

Quienes utilizan con habitualidad este tipo de técnicas ven en los impuestos una resignada obligación, que incluso afecta las "legítimas" rentas de los emprendimientos privados, de manera que el uso de ciertos "métodos" para reducir su pago aparece como una correcta forma de "ahorrar", evitando que sus dineros sean "dilapidados" por simples burócratas. Pero la situación debería ser analizada con otra perspectiva.

Desde hace algún tiempo, existe acuerdo en los sistemas constitucionales que la potestad tributaria no sólo debe ser entendida como aquella que trata de contener el abuso del Estado en la recaudación, sino que también es plausible comprenderla como un sistema en el que todos los sujetos deben estar obligados a sufragar los gastos públicos en atención a su capacidad y sobre la base de un principio de solidaridad. La contribución mediante el pago de impuestos no sólo es una garantía individual, es ante todo un deber constitucional.

Como han sostenido los expertos en los últimos años, pareciera incuestionable la posibilidad que tiene una persona de organizar sus asuntos de la manera que mejor sirva a sus intereses tributarios, pero esa idea ha estado evolucionando, desde la lógica del deber público que se concreta en la exigencia del pago de los impuestos exigidos por la ley —mirado en términos puramente formales—, hacia un modelo en que al obligado a pagarlos se le debe exigir contribuir con lo que es justo y equitativo, sin desviaciones ni con abuso de ambigüedades legales que legitimen elusiones materialmente contrarias al interés público. El "ahorro tributario" de algunos se traduce inevitablemente en una distribución inequitativa de la riqueza.

Por eso el ex Presidente debería aclarar la estrategia tributaria utilizada por él y sus empresas. La legítima pretensión de dirigir nuevamente el país le exigirá, ineludiblemente, explicar si cree que los impuestos son un simple pago obligatorio el cual acepta con resistencia, o genuinamente se trata de una contribución colectiva que de buena fe nos debemos entre todos para hacer una sociedad más justa. Es resolviendo esos dilemas —no con citas a grandes próceres— como se debe evaluar la consistencia de las virtudes públicas que demanda hoy la Presidencia de la República.

Redacción

Luis Felipe Céspedes Ministro de Economía, Fomento y Turismo

Explorando el

Universo

desde Chile

En los últimos años la astronomía en Chile ha dado pasos agigantados gracias a las condiciones naturales de nuestro país, que ofrecen ventajas únicas como laboratorio natural.

Cielos excepcionalmente oscuros y despejados que nos han permitido ser anfitriones de grandes observatorios científicos durante 50 años y que nos transformarán en un foco mundial cuando, en 2020, el 70% de la infraestructura para observación científica mundial se concentre en el norte de nuestro país.

Sólo por mencionar un ejemplo, el mes pasado se descubrió un sistema de siete planetas similares a la Tierra a sólo 40 años luz de distancia, el que se realizó gracias a un telescopio de la NASA y dos del Observatorio Europeo Austral (ESO), instalados en los observatorios La Silla y Paranal, en Coquimbo y Antofagasta, respectivamente.

Pero el camino sigue con un gran hito: la construcción de la nueva generación de telescopios terrestres gigantes en Chile. El GMT y el EELT tendrán tecnología de vanguardia que permitirá recolectar 13 veces más luz que los telescopios ópticos y serán capaces de ofrecer imágenes con una nitidez 10 veces superior a la del Telescopio Espacial Hubble.

Estas capacidades entregan a Chile un sello característico que debemos difundir entre los ciudadanos, es por eso que el 17 de este mes celebramos el Día de la Astronomía para educar en torno a la importancia de esta ciencia en el país.

Desde el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo trabajamos por destacar las ventajas que la astronomía ofrece al país en distintas materias. A través de la Subsecretaría de Turismo estamos impulsando Chile como un destino astroturístico de excelencia, y el trabajo ha dado resultados. En enero de este año la Ruta de las Estrellas, en el Desierto de Atacama, fue premiada internacionalmente en el XXII Concurso al Mejor Producto de Turismo Activo, desarrollado en España.

Asimismo, fomentamos espacios de colaboración, como la conferencia internacional de informática para la astronomía ADASS, que se realizará por primera vez en Sudamérica en el mes de octubre. Esta conferencia reunirá a expertos mundiales de desarrollo de software para fines astronómicos, lo que permitirá reforzar la imagen de Chile como líder en el área de la astroinformática.

Piñera a pesar de todo

"La derecha chilena después de Piñera es completamente diferente a la que era antes de su liderazgo".

Mañana Sebastián Piñera anunciará su disposición a competir nuevamente por la Presidencia de la República y nuevamente lo hace como favorito. ¿Por qué las encuestas lo sitúan en primer lugar? Responder esa interrogante es fundamental para construir el mensaje con el que enfrentará los arduos meses que tiene por delante.

La oposición sigue siendo minoría y no logra elaborar una propuesta permanente que sea competitiva por sí misma. Hay que reconocer que, salvo en Colombia, en ningún otro país de América Latina lo ha logrado; pero Chile tiene el mayor nivel de desarrollo y eso debería marcar una diferencia, por cuanto la mayoría de los electores se ha independizado del Estado.

Los partidos que lo respaldan, salvo Evópoli, no han juntado las firmas para volver a constituirse en todas las regiones del país y parece difícil que lo logren antes del plazo que termina en abril. Mala señal, porque el gran valor que pueden aportar en el sistema de voto voluntario es su organización territorial, para ubicar a los electores, contactarlos y movilizarlos el día de la elección. El magro resultado en el refichaje pone en duda su capacidad para hacer ese aporte.

A pesar de todo eso, de las querellas presentadas en su contra y del fuego amigo que le llega de quienes intentan competirle en la misma oposición —evidentemente sin resultado—, es el favorito.

A diferencia del prototipo del caudillo empresario, Piñera es un líder político. Fue elegido senador en 1989 en una de las dos circunscripciones más grandes del país, y ejerció el cargo ganándose el respeto de sus pares. Fue presidente de RN, por lo que estuvo en la tarea diaria de construir una opción política institucional para la centroderecha en democracia. La caricatura del millonario con habilidades empresariales que quiere ser Presidente para cumplir una meta más no pasa de ser eso: una caricatura.

Aquí está la primera razón del apoyo que consigue: la gente lo ve como alguien que ofrece no sólo talento personal, sino la capacidad de lograr gobernabilidad institucional. Esto es clave en un ambiente de incertidumbre económica y política. Luego, su perfil moderado que ha tenido un efecto claro en su sector. La derecha chilena después de Piñera es completamente diferente a la que era antes de su liderazgo. Más centrada, más diversa, más moderada y, aunque eso le pese a las posiciones más de izquierda, se percibe así por el ciudadano común. A diferencia del período anterior, ahora tiene equipos probados y afiatados.

A estas alturas, Piñera es mucho más que un buen administrador, alguien que puede ofrecer sólo gestión. Es mucho más que mero crecimiento; también es estabilidad y progreso democrático. Por eso su apoyo es sólido y su candidatura tiene aire para correr todos los meses que tiene por delante.

VOLVER SIGUIENTE