Miércoles 22 de Febrero de 2017

Juan Luis Crespo de Smartrip:

“Nos llenamos de turistas que no le generan nada al entorno ”

Fundador de agencia de viajes modelo de economía circular cree que Chile renta poco en turismo, pese a gran cantidad de visitantes.

Por Antonio Maldonado

Hay que tener ojo de no terminar como Tailandia que tiene un gasto promedio muy bajo por turista y pasa lleno".

Como un ejemplo de economíagocio circular define Juan Luis Crespo al modelo de negocio de su agencia de viajes Smartrip, la que en asociación con 50 hoteles de lujo en Chile y ocho en Perú, permite descuentos en los precios de hospedaje, pero a la vez apoyar financieramente a emprendimientos de las comunidades de las zonas en las que éstos están ubicados.

"Buscamos generar las condiciones para que las comunidades aledañas a los destinos turísticos puedan insertarse en lo que genera el turismo. La capacidad de retener jóvenes y talentos de estas comunidades es casi nula, porque no tienen oportunidades y nuestra idea es darles exactamente eso", cuenta el fundador. Desde su inicio en 2013 hasta la fecha, Smartrip ha apoyado a "un poco más de 1.100 microemprendedores" y a cerca de 20 millones de proyectos sociales.

Creció 35% en 2016

En 2016 la empresa creció un 35% en rentabilidad respecto a 2015, y los hoteles con los que opera también reciben utilidades por los huéspedes que alojan.

"Mis clientes acceden a los mejores hoteles a los precios más baratos del mercado. El hotel aprovecha la capacidad ociosa en temporada baja para poder apoyar proyectos sociales y mejorar su imagen de marca. Tenemos una ventaja competitiva respecto al resto porque ofrecemos mejores tarifas y una variable social. Al final del día, todos ganan".

¿Pero quiénes son las personas que optan por utilizar Smartrip? Según Crespo "las que se preocupan por el medioambiente y están interesadas en las comunidades cercanas. Quieren saber si los productos del hotel tiene origen local y quieren conocer la vida y el comercio de los emprendimientos de ese lugar".

—¿Por qué esto no es algo que los mismos hoteles se puedan encargar?

—El 80% de los hoteles con los que trabajamos, no gana plata por los gastos operacionales. Aparte son empresas a las cuales la comunidad les exige cada vez más cosas y los clientes piden mayor sustentabilidad, pero no tienen el dinero para poder hacerlo, ni tampoco el conocimiento para poder ayudar. Ahí es donde entramos nosotros y ofrecemos una alternativa para poder ocupar su capacidad ociosa, ofreciendo descuentos a nuestro clientes y dando el 20% de cada compra a emprendimientos y proyectos sociales aledaños.

—¿Quién elige los emprendimientos que se apoyan?

—Los hoteles. Obviamente nos consultan a nosotros, pero hay emprendimientos que no tienen nada que ver con nuestros cuatro lineamientos (microemprendimiento, cultura, educación y medioambiente), por lo que hemos tenido que rechazar propuestas porque no tenemos los recursos para ayudar a todos. Nosotros también damos propuestas (de emprendimientos o proyectos sociales) todo el tiempo. Nuestro foco está en la hotelería, pero también hemos jugado con experiencias turísticas locales. Una de ellas es Verónica Quintonahue, una emprendora mapuche que tiene un proyecto social en Querarehue. Ella hace una expedición preciosa hacia el volcán Sollipulli, donde duermes en una ruca y conversas con el lonco, quien te cuenta toda la cosmovisión mapuche. No es fácil que las personas se atrevan a ese tipo de viaje, pero todos los que van, vuelven alucinados.

—¿Qué le falta al país en materia de turismo?

—Este año nos hemos llenado de argentinos, y ese es un turista que se aloja en cualquier parte. Tenemos que preocuparnos de no atraer a tanto turista, sino que a mejores turistas. Hay destinos que están súper saturados en el país, como Pucón y Viña, por lo que hay que tener ojo de no terminar como Tailandia, que tiene un gasto promedio muy bajo por turista y pasa lleno. Es un desafío de sustentabilidad porque nos llenamos de gente que no le genera nada al entorno del destino que viajan.

VOLVER SIGUIENTE