Viernes 17 de Febrero de 2017

Tuvo 3 ayudantías en la U. de Chile:

Ingeniero que asaltó un banco fue monitor de confirmación y se tituló con distinción máxima

Estaba a punto de entregar un proyecto en la empresa donde trabajaba hace 5 años. Hoy está en prisión preventiva en Santiago Uno.

C. de Améstica y D. Sánchez

"Tengo ilusiones de ser un buen profesional, uno que aporte cosas que le faltan al país". escribió a los 19 años.

"Tengo muchas ilusiones de ser un buen profesional y ojala no me convierta en un ingeniero cuadrado, sino que en uno que pueda aportar muchas de las cosas que le hacen falta a este país y, sólo Dios sabe, en el extranjero".

Cristián Maldonado describía así sus anhelos en su blog cuando cursaba segundo año de la Universidad de Chile. Entonces tenía 19 años y había cumplido el sueño de la mayoría de sus compañeros de curso del Instituto Nacional: estudiar Ingeniería.

En su caso fue Ingeniería Civil, carrera de la que se tituló con distinción máxima en 2013. Y, al igual como ocurrió en el colegio, los profesores lo recuerdan como un alumno destacado de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas que llegó a tener tres ayudantías: Diseño de Albañilería Estructural, Diseño Sísmico de Estructuras, y Hormigón Estructural.

Con esos antecedentes, ni sus compañeros del Instituto Nacional, ni tampoco en la oficina de proyectos de construcción en Ñuñoa —en la que trabajaba desde hace cinco años—, pueden entender lo que ocurrió el pasado lunes 13.

Ese día, a las 7:35 de la mañana, y poco antes de entrar a su trabajo, Maldonado ingresó encapuchado a una sucursal de ServiEstado en la avenida Francisco Bilbao, en Providencia, y con un chuchillo amenazó al guardia del local y logró sustraer $21 millones 400 mil.

Su huida duró apenas una cuadra: Carabineros lo detuvo en Pocuro con Pedro de Valdivia. Y poco más de una hora después, su nombre aparecía en la crónica roja: "Ingeniero civil asalta un banco con un cuchillo cocinero".

Su detención se produjo prácticamente a la misma hora en la que debía llegar a la oficina. Allí, donde el ingeniero tenía contrato indefinido —cuando lo detuvieron se dijo que él había afirmado que estaba cesante— tampoco se explican qué pasó con él.

"Es difícil relacionar los hechos con la persona que conocemos. Cristian estaba trabajando en un proyecto que se iba a entregar pronto, y justo en esta época nos encontrábamos con bastante carga laboral, por el período de vacaciones", cuenta uno de sus compañeros de oficina.

Entre los 10 mejores

Maldonado, hoy de 28 años, es el menor de dos hermanos que se criaron en una casa de Pudahuel. Su padre, quien falleció, era comerciante al igual que su mamá. En el colegio recuerdan que siempre quiso estudiar Ingeniería. Por eso, en 2° medio eligió el área Científico-Matemática. "Él siempre estuvo entre los diez mejores alumnos del curso. Era simpático, bueno para la talla", recuerda un compañero. A diferencia de muchos alumnos del Instituto Nacional, Maldonado no solía participar en actividades del movimiento estudiantil. Prefería dedicarse a hacer ensayos de la PSU, que rindió en 2005. "Pero de todas formas acataba y respetaba las demandas", se apura en aclarar .

En 2006 ingresó a estudiar Ingeniería Civil, estudios que complementó en sus tiempos libres trabajando; hacía clases particulares de matemática a alumnos de enseñanza media.

Sus años como estudiante de la Universidad de Chile dejaron una huella en este joven, algo que plasmó en los agradecimientos de su memoria de título, la que defendió en 2013.

En ella manifestó gratitud a sus profesores, en especial a Maximiliano Astroza, "por los consejos dados en el camino y por estimular el interés en la investigación de un material tan usado en Chile como es la albañilería".

También dejó un recuerdo para sus compañeros de generación. "Desde aquella sección 5 del primer año hasta los muchachos de civil por hacer de la universidad un lugar más grato para compartir la vida y no sólo el estudio".

Llevaba dos meses casado

Al momento del asalto, Maldonado llevaba apenas dos meses de casado con un joven ingeniera de la Universidad de Santiago, de 26 años.

El matrimonio se realizó el 19 de diciembre en la Capilla Inmaculada Concepción de San José de Maipo, y fue oficiada por el Vicario de la Educación, Tomás Scherz.

Maldonado era un activo católico. Durante años fue monitor de confirmación y asistía a cursos de formación que impartía la Vicaría Zona Centro.

Un sello que lo acompañó siempre ha sido su afición por la escritura. Nunca, desde que empezó su blog en la universidad, ha dejado de hacerlo.

De hecho, aún hay registro de los comentarios que solía postear en distintos sitios web. Hasta antes de su detención, era un asiduo comentarista de hoteles, destinos turísticos y de restaurantes en Santiago.

Le harán peritaje

45 días de investigación

Cristian Maldonado—quien no tiene antecedentes penales— se encuentra recluido en el Centro de Detención Penitenciario Santiago Uno.

Fue formalizado por el delito de robo con violencia e intimidación, con grado de ejecución consumado.

Aunque en primera instancia el tribunal sólo determinó para él arresto domiciliario y arraigo nacional, el miércoles, la Corte de Apelaciones de Santiago, tras una solicitud de la Fiscalía Metropolitana Oriente, consideró que el ingeniero civil era "un peligro para la sociedad".

Por ello dictó su prisión preventiva mientras dure la investigación, a la que se le dio un plazo inicial de 45 días.

En principio, al joven le fue asignada una defensora penal pública. Sin embargo, renunció a ella y contrató a un abogado particular.

Hoy se está a la espera de la realización del peritaje psiquiátrico.

Publicidad
VOLVER SIGUIENTE