Jueves 16 de Febrero de 2017

EE.UU: Subsidios caen

Menos de lo esperado subieron las solicitudes de subsidios de desempleo en EE.UU, en una señal de que el mercado laboral americano podría mantener una tendencia a ajustarse. Mientras un sondeo de Reuters situaba la cifra en 245.000, las solicitudes fueron 239.000.

Publicidad

Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic:

“Si Masvida incumple los indicadores se abren espacios de intervención mayor”

Aseguró que el acuerdo de la isapre con Gamma "no cambia en lo absoluto el grado de prioridad que tiene la situación. No hay nada que vayamos a dejar de hacer por la firma de este acuerdo".

Por Luis Mendoza

Si esa fuga de afiliados se mantiene en el tiempo cualquier paso que se de va a ser insuficiente".

"La posibilidad de interventor nombrado por la autoridad no es. La forma que ellos tengan de salir de la situación en la que están no me corresponde a mi juzgarla, yo tengo objetivos requerimientos legales", respondió esta mañana el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, tras conocerse los estrictos términos de la asociación entre Masvida y el fondo de inversión Gamma Capital.

—Si esa asociación falla, Gamma Capital no se hace responsable de lo que ocurra con la isapre?

—Aquí los principales responsables son el equipo directivo y ejecutivo de la isapre (liderados por su presidente, Claudio Santander), son sus decisiones las que llevaron a esta situación.

—¿Si Gamma no aporta recursos inmediatos, qué va a hacer Masvida en los próximos 100 días?

—La isapre tiene espaldas para seguir funcionando y es clave que ellos mantengan los indicadores legales, porque si se incumplen se abren espacios de intervención mayor, y también es necesario que cumplan con el Plan de Ajuste y Contingencia (PAC) que nos presentaron.

—¿Pero de donde va a sacar dinero la isapre si los bancos no le prestan?

—A ellos le ingresan mensualmente cerca de $34.000 millones por cotizaciones. En estos meses, parte de eso ha ido a cubrir garantías legales. En una operación normal, las cotizaciones se juntan con otros ingresos y se destinan al pago de costos. En parte, el bicicleteo (de Masvida) se ha ido perpetuando por tener que destinar ingresos a garantías, perdiendo liquidez.

—En septiembre, cuando Masvida negociaba con Southern Cross, usted le pidió a la isapre un plan de normalización financiera, que no pudo cumplir ¿porqué ahora Masvida podría salir de sus problemas, si está más apremiada que antes y cerró un acuerdo más caro, que no le asegura liquidez inmediata?

—Masvida sin duda sigue siendo un motivo de atención y el que ellos hayan anunciado este acuerdo no cambia en lo absoluto el grado de prioridad que tiene la situación de Masvida para esta superintendencia. No hay nada que nosotros vayamos a dejar de hacer por la firma de este acuerdo.

—¿Pero varias isapres abiertas están captando la fuga de afiliados de Masvida, al menos de aquellos que no tienen preexistencias?

—Si esa fuga de afiliados se mantiene en el tiempo y la isapre no es capaz de recuperar la confianza de los afiliados obviamente que cualquier paso que se de, aún cuando sea el correcto, va a ser insuficiente y por eso es fundamental que se tomen medidas a la brevedad, más allá de los plazos del due dilligence (de al menos 60 días que realiza Gamma) o lo que sea. Si la isapre no logra detener esta fuga el escenario se complica más.

Si no lo hace existen los caminos legales y los tendremos que recorrer si los antecedentes nos llevan a eso.

—Si en marzo los accionistas de Masvida rechazan la asociación con Gamma ¿qué va a hacer la superintendencia?... varios van a decir que usted se demoró.

—Ya hay criticas, pero hay intervenciones de la superintendencia que se activan en ciertos momentos, la ley no me permite inmiscuirme en cómo se organiza una institución privada, mientras respete los límites legales y derechos de los afiliados. Hasta ahora todas las isapres, incluido Masvida, han cumplido los indicadores legales, por lo que los niveles de intervención de la superintendencia han sido todos de carácter preventivo.

Ahora hay otros elementos que han determinado que la situación de Masvida parezca de mayor incertidumbre, el fracasó de las negociaciones con Southern Cross y la situación de Clínica Las Lilas (que informó un ajuste patrimonial negativo por más de $23.000 millones) que han presionado más la situación de esta isapre y la salida de sus cotizantes y corresponde a la isapre tomar las medidas hasta que no se cumplan las condiciones legales que me lleven a mi a actuar de una manera más intensa aún.

—Pero Southern Cross en sus cuatro cartas a Masvida, en al menos seis párrafos, ha deslizado acusaciones de que las prestaciones y los costos médicos informados por la isapre en sus estados financieros a septiembre no son los reales…

—Hay aspectos que se fueron indicando desde hace más de un año que había observaciones de los auditores externos vinculadas, por ejemplo, a una sobreestimación de activos y ahí se impartieron instrucciones en su momento para corregir esos balances. ¿Puede haber más situaciones como esa?, habría que ver, pero no hay denuncias concretas de manipulación (de los estados financieros).

Más allá de las acusaciones de Southern Cross, lo que veo de ellos es que siguen interesados en Masvida. Pero nosotros estamos hablando con nuestros fiscalizadores y nuestra prioridad pasa por los usuarios, sin embargo hay que tener ojo con esas otras situaciones, pero en base a denuncias concretas, que por lo demás puede que tengan relación más con los manejos del holding y eso escapa ya nuestro control.

—¿Qué ocurre si el Ministerio Público, así como lo hizo con Clínica Las Condes, investiga de oficio lo que ocurre con Empresas Masvida?, aquí hay ocho clínicas, una isapre y más de 500 mil afectados.

—En este tipo de crisis, esa es una arista que es clave despejar en su momento.

VOLVER SIGUIENTE