Jueves 16 de Febrero de 2017

Estudio en EE.UU

Cerebro es el que construye el dolor de otras partes del cuerpo

El dolor en cualquier parte del cuerpo es realmente "construido" en el cerebro a partir de la información que el organismo le envía, y cuando es crónico parece ser causado por "cambios cerebrales," sostiene un estudio publicado esta semana por la revista Nature Communications.

Un equipo del Instituto de Ciencias Cognitivas de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.), concluyó que el cerebro puede "sentir" el dolor de varias maneras, con mayor o menor intensidad, incluso si el estímulo corporal se mantiene constante.

El hallazgo ayudaría a entender el dolor crónico y la hipersensibilidad al dolor, con la idea de encontrar mejores soluciones clínicas para esos males, concluyeron los autores del estudio, los doctores Choong-Wan Woo y Tor Wager.

"El dolor es más que sólo una respuesta pasiva a los estímulos. El cerebro contribuye activamente al dolor, construyéndolo por medio de varios sistemas neuronales," afirmó Woo.

El modelo

Los investigadores desarrollaron su modelo basado en análisis cerebrales obtenidos por medio de imágenes de resonancia magnética (MRI) que permitían predecir el dolor que una persona sentiría independientemente de los estímulos que reciba el cerebro.

En otras palabras, el dolor que uno experimenta depende de la interpretación que el cerebro haga de las señales que el cuerpo le envíe. Y esa interpretación se realiza en zonas del cerebro tradicionalmente no asociadas con el dolor.

Publicidad

“Es como un Tinder a ciegas: sin foto, tú eliges tu trabajo y jefe ideales”

La psicóloga organizacional Irene Schlechter creó la aplicación The Bonding donde las personas hacen "match" con oportunidades laborales, según sus gustos.

Por María Paz Vial

El sistema de headhunting se quedó dormido en una idea anticuada. Necesita un fuerte remezón".

Aunque entre risas dice que jamás ha usado Tinder, cuenta que al momento de lanzar la aplicación fue la misma prensa la que le sugirió el concepto. "A nosotros nos gustó porque está de moda y hace más fácil entender el tema del match", cuenta la psicóloga Irene Schlechter (32).

Con el objetivo de dar un vuelco al clásico proceso de entrevistas laborales, creó hace cuatro meses The Bonding, sistema que consiste en responder una encuesta de 60 preguntas para conocer los intereses y necesidades del postulante. Cree que hoy el método tradicional utilizado por los headhunters es aburrido e invasivo, ya que los candidatos deben competir con otros para ver si obtienen un cargo, del que no saben nada hasta el momento de ser contratados.

Schlechter explica que las nuevas generaciones buscan algo más cercano, que les permita saber desde un principio quién será el jefe, qué beneficios van a tener y qué tipo de carrera podrán desarrollar, para verificar si se ajusta a sus gustos e intereses. "La diferencia de esto es que se trata de un Tinder a ciegas, sin foto, tú eliges tu trabajo y jefe ideales", describe.

Es por esto que hoy quiere traspasar sus conocimientos para migrar a un modelo que muestre mayor respeto hacia el postulante.

—¿La generación Y quiere más cariño para quedarse en un trabajo?

—La tendencia con la llegada de los millennials y las nuevas generaciones es empezar a conocer cuáles son las motivaciones e intereses de estos jóvenes que están entrando al mercado laboral. Antes te tenías que olvidar un poco de ti para poder calzar en la empresa; en cambio hoy, lo que ellos piden es un estilo de colaboración y de más horizontalidad con sus pares. Por eso, nuestro hashtag en todas las redes sociales es #Setúmismo.

—¿No piden foto porque los reclutantes son discriminadores?

—Es porque muchas de las formas de encontrar personas hoy día van ligadas con prejuicios inconscientes, y no solo lo digo yo, sino que lo avala la bibliografía a nivel mundial en términos de recursos humanos. Todos quieren un cambio, que no los determine su origen o el lugar donde estudiaron, sino que valgan por quiénes son como seres humanos. La idea es movernos a un modelo más abierto en términos de diversidad e inclusión.

¿Dirías que el headhunting es un tema del pasado?

—Es un sistema de reclutamiento que está quedando obsoleto y que necesita un aire nuevo, una innovación con una mezcla de tecnología y digital urgente. Creo que el sistema de headhunting se quedó dormido en una idea anticuada. Necesita un fuerte remezón.

—¿Cuál ha sido tu mayor alianza estratégica?

—Actualmente tenemos 4.000 usuarios. Un éxito para nosotros ha sido la alianza con Banco de Chile y Latam, porque ellos ahora están abriendo plataformas digitales spergrandes dentro de sus estructuras y trayendo personas con un nuevo enfoque. Nuestro sistema les ha servido mucho para identificar a aquellas personas que calzan con esa tendencia y eso para nosotros en este corto plazo de existencia ha sido algo muy valioso.

—¿Y el feedback de los usuarios?

—Les ha gustado mucho el poder conocer más a priori con qué empresa se van a enfrentar, porque de repente no hacen match con un trabajo específico, sino que netamente sabes que esa empresa es tu estilo y esto es algo que no existía antes.

VOLVER SIGUIENTE