Jueves 16 de Febrero de 2017

En campaña de refichaje

Por qué el PR dejó fuera a dos ex presidentes

Por René González R.

Aunque el Partido Radical tiene tres ex Presidentes, en el lanzamiento de ayer de la campaña callejera de refichaje, sólo uno figuró en el cartel promocional junto a Alejandro Guillier: Pedro Aguirre Cerda (1938-1941).

Fuera quedaron Juan Antonio Ríos (1942-1946) y Gabriel González Videla (1946-1952).

Según el decano de Derecho de la Universidad Central, Emilio Oñate, "Aguirre Cerda es un ícono para el radicalismo porque marca un punto de inflexión por su énfasis en educación —asumió con el lema "Gobernar es educar"—, cuando el acceso a la básica y media era precario. Dio herramientas de movilidad e impulsó la industrialización al crear la Corfo".

Y agrega: "Los otros dos ex presidentes son menos conocidos. Ríos asumió en reemplazo de Aguirre —quien murió en la mitad de su mandato— y sus relaciones con otros partidos no tuvieron el tonelaje del Frente Popular con el que asumió su antecesor".

"Gabriel González tiene eso del PC (asumió con su apoyo, luego lo proscribió, terminó de gobernar con la derecha y al final de su vida respaldó el golpe militar). Entonces, por qué razón iba a ser un ícono hoy del PR, cuando tiene una concepción de centro, centro izquierda", concluye.

Según el analista político, Axel Callis, "cada partido elige los íconos que mejor se adaptan a la coyuntura. Aguirre Cerda se asocia al mundo docente, justo cuando la educación está en la agenda como un tema pendiente y además fue un Presidente de unidad".

Sin embargo, considera que el mensaje no es comprendido por la población, porque "ese tipo de información la maneja el viejo pueblo radical".

Publicidad

Plazo vence el 14 de abril

Refichaje: Bachelet y seis subsecretarios pendientes

El canciller Heraldo Muñoz (PPD) está "por enviar ficha al Servel", según su partido.

Por Francisco Bravo, Ivana Sciolla y Tamara López

Me estoy refichando. Lo voy a hacer después de mis vacaciones" Edgardo Riveros (DC) Subsecretario de RR.EE.

Al igual que la Presidenta Michelle Bachelet (PS), aún hay algunos miembros de su gabinete que no han completado el proceso de refichaje en sus respectivos partidos, que tienen plazo hasta el 14 de abril para alcanzar los 18.512 inscritos que exige la nueva ley.

Según un sondeo realizado por La Segunda al estado de militancia de ministros y subsecretarios hasta ayer, los 18 jefes de cartera que militan en partidos están refichados. Pero en el caso de los 28 subsecretarios, seis aún no lo han hecho.

Esa es la situación del subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy (PS), según afirma Eduardo Bermúdez, encargado de refichaje del Partido Socialista.

El funcionario PS añade que en la misma situación está la subsecretaria de Educación Parvularia, María Isabel Díaz (PS), y sus pares de Turismo, Javiera Montes (PS); de Vivienda, Iván Leonhardt (PS) y la subsecretaria de Evaluación Social, Heidi Berner (PS).

Edgardo Riveros, subsecretario de Relaciones Exteriores y militante de la DC, tampoco ha hecho la gestión en su partido. "Me estoy refichando, estoy en proceso. Lo voy a hacer de todas maneras, después de mis vacaciones", respondió. Su superior, el ministro Heraldo Muñoz —según asegura su equipo— sí realizó el trámite para reafirmar su militancia PPD, aunque en la página web de la colectividad aparece como "por enviar al Servel ficha de refichaje".

"No refichaje es inaceptable"

El ex director de la Secom, Carlos Correa, aseguró que el no refichaje en el gabinete es "inaceptable", ya que "tienen su cargo en función de que es militante de su partido". "Lo lógico es que los ministros y subsecretarios se refichen cuanto antes. Que no lo hagan significa un asunto contradictorio y dejaría bastante que desear de las autoridades", afirmó Correa.

El consultor en opinión pública señaló que "si el Gobierno tiene ministros y subsecretarios con este nivel de contradicción, evidentemente, es un Gobierno con problemas". "¿Cómo pueden después pedir el apoyo de su partido si no lo apoyan cuando lo necesita?", agregó.

Consultada por la situación de la Mandataria, que aún no se reficha en el PS, ayer la vocera Paula Narváez dijo que "no creo que nadie tenga duda de la identidad política de la Presidenta, pero evidentemente el hecho de ir a reficharse es una actividad de carácter personal".

VOLVER SIGUIENTE