Martes 18 de Octubre de 2016

Germán Bannen (88):

Premio nacional de Urbanismo explica litigio con Providencia tras estar 27 años a honorarios

"No sé si analizaron lo que había hecho por el municipio", dice el arquitecto a quien no le pagaron cotizaciones.

Por Martín Romero E.

En virtud de su reconocida trayectoria, este municipio y su alcaldesa instaron a un acuerdo". Municipalidad de Providencia

Sin exagerar, se podría decir que el arquitecto Germán Bannen (88) es el autor de la imagen de la Providencia moderna: en 53 años de trabajo para el municipio, diseñó la Av. Nueva Providencia, los cafés literarios de los parques Balmaceda y Bustamante y el Parque de las Esculturas, entre otras obras.

Hoy, sin embargo, el premio nacional de Urbanismo (2003) está pasando un ingrato momento: hace un mes llegó a un acuerdo con la municipalidad por no pago de cotizaciones previsionales, el que —no obstante— aún no se concreta.

La historia es así: Bannen entró a trabajar a la municipalidad en 1962, pero en 1988, cuando ostentaba el cargo de Asesor Urbanista, fue conminado a presentar su ‘renuncia no voluntaria', figura establecida en el estatuto administrativo de la época. Según asegura Bannen, porque "se me acusó de no ser políticamente muy partidario del régimen (militar)".

Sin embargo, la misma administración le pidió que se quedara, pero a honorarios: "Se dieron cuenta de que yo iba llevando el desarrollo de la comuna", explica Bannen; y en esa condición estuvo hasta su retiro, en diciembre de 2015.

A causa de la renuncia, Bannen tuvo que jubilar anticipadamente (recibe una pensión de $500 mil) y durante los 27 años que permaneció a honorarios no se le pagaron cotizaciones. Por eso, en junio de este año demandó a la municipalidad por $162 millones.

"No me han dado boleto"

Para terminar el juicio, el municipio ofreció compensarlo con $44 millones. Y si bien hubo acuerdo, el urbanista sigue preocupado. "Para mí ha sido muy duro este período. Hubo un alargamiento en la solución que me parece que tampoco correspondía: yo planteé esto en noviembre del año pasado, y todavía no me pagan nada. O sea, vamos a cumplir un año en donde no se me ha dado boleto", dice.

—¿Cómo vio la actitud del municipio? Mal que mal, usted es el responsable de los principales proyectos urbanos de la comuna en los últimos 45 años.

—No sé. La administración de la municipalidad es bastante nueva. Todos los alcaldes anteriores eran de otro signo. No sé si analizaron con la misma claridad que usted lo que yo había hecho por la municipalidad.

—¿Qué le pareció el trabajo con la alcaldesa Josefa Errázuriz?

—Bien difícil contestar eso ahora; estamos en plena campaña. No sé, preferiría no opinar sobre aquello. No sé si esta respuesta lleva en sí una opinión. Siento que hubo un cambio de actitud. En buenas cuentas, no estábamos en la misma línea de desarrollo del espacio urbano de la comuna. La visión que se tenía cambió hacia otras acciones. No digo que lo de antes haya sido bueno y ahora sea malo, pero, desgraciadamente, y eso se nota, se despreocupó del desarrollo físico de la comuna, que es de labor exclusiva del municipio. Ese tipo de obras en el espacio público no se han notado mucho.

Consultados por la situación de Bannen, desde la municipalidad señalaron que "de acuerdo a la ley, no es obligatorio el pago de cotizaciones para las personas a honorarios". Y agregaron que "en virtud de su reconocida trayectoria profesional, este municipio y su alcaldesa instaron a un acuerdo una vez notificada la demanda en tribunales, y se produjo la instancia de conciliación dentro del procedimiento laboral, previa aprobación del Concejo Municipal".

VOLVER SIGUIENTE