Martes 22 de Marzo de 2016

Ideólogos de la reforma al binominal dicen que hay que cumplir compromiso

Schilling y Auth insisten en rebajar dietas parlamentarias para financiar nuevo Congreso

En el anteproyecto de reforma al binominal el diputado PS y su par PPD proponían rebajar las dietas en un 20%.

Por Vanessa Azócar y Claudio Salinas

"Con el sólo presupuesto que tiene hoy la Cámara, no es suficiente para enfrentar este desafío". Osvaldo Andrade

En medio del plan de austeridad fiscal anunciado por el Ministerio de Hacienda, las nuevas autoridades de la Cámara están en una disyuntiva.

El viernes pasado la nueva mesa de la Cámara de Diputados, presidida por Osvaldo Andrade, admitió que no hay recursos suficientes para asumir la reforma electoral que aumenta el número de parlamentarios

Sin embargo, los autores del anteproyecto de ley que derivó en el fin del binominal, Pepe Auth (PPD) y Marcelo Schilling (PS) aseguran que esos fondos son posibles de recaudar vía reasignaciones y que es imperativo que se cumpla el compromiso de no inyectar más recursos al Congreso para financiar el cambio.

Pero la operación es compleja. El cálculo del ex Dipres, Guillermo Pattillo es que el Congreso requiere $ 17.400 millones para financiar la llegada de los 35 diputados y 12 senadores que implican la reforma al sistema electoral. La Secretaría de la Cámara, en tanto, estima que se necesitan, al menos, $ 3.800 millones para dietas parlamentarias.

"Soy partidario de rebajar las dietas parlamentarias en un 20%. Esto fue propuesto en el anteproyecto que hicimos con Pepe Auth y Patricio Zapata", dice Schilling.

"Comprometimos que el costo no iba a subir y, aunque sea doloroso, vale la pena cumplir. Soy partidario de que se reduzcan todos los salarios de ministros, subsecretarios y parlamentarios para cumplir el compromiso solemne no gastar más recursos. Yo, al menos, voy a poner la cabeza en la línea del tren", añade Pepe Auth.

El diputado PPD también considera que es posible llegar a los recursos faltantes cortando los viajes parlamentarios. "Se pueden reducir a la mitad. No afectaría la diplomacia parlamentaria que viajen dos diputados y no cuatro", asegura.

El constitucionalista Patricio Zapata, como parte del equipo que redactó el anteproyecto que derivó en el fin del binominal, cree que "siempre son necesarios los ejercicios de austeridad". No obstante, el profesional advierte que sería una desinteligencia que las autoridades del Congreso intentaran financiar los cambios mediante el recorte de sueldos de funcionarios o de servicios clave para el ejercicio parlamentarios como es la biblioteca del Congreso, que tiene un presupuesto de 11 mil millones para este año.

"Todo lo que se haga en materia de austeridad es importante, pero ningún compromiso se puede cumplir autoinflingiendo un daño a futuro al Congreso", sostiene.

No hay fondos

En Hacienda aseguran que la mesa técnica conformada en enero con técnicos de esa cartera y representantes de la Cámara y el Senado no apuesta a estudiar la viabilidad de una inyección de recursos para el Congreso, sino que está creada para llevar a cabo el compromiso de congelar las dietas parlamentarias. Aun así, las autoridades del Congreso apuestan a una futura inyección de recursos.

Fidel Espinoza, quien presidirá la Cámara en 2017, cree que "siempre a nosotros nos quedó meridianamente claro que se financiaría el aumento con recursos propios, salvo el tema de infraestructura".

VOLVER SIGUIENTE