Viernes 30 de Octubre de 2015

Ossandón, estancado en las encuestas

“Si 6 meses después de diciembre me va mal, seré el primero en retirarme”

"Pero si me va bien, ni la derecha económica ni los poderes fácticos me bajarán", dice archirrival de Piñera, quien no alcanza el 40% de apoyo (CEP).

Por Mario Contreras y Sebastián Minay

Dice que no le alarma que aún no alcance el 40% de apoyo —según la última CEP de agosto—, porque se ha dedicado a poner sus fichas en las bases de RN para asegurar apoyo en el Consejo General, que definirá las primarias presidenciales en el partido. Y argumenta que comenzará su campaña de conocimiento (la misma CEP lo muestra en el 51%) en diciembre. Pero también, y por primera vez, se pone una meta y una apuesta: "Si después de seis meses me va mal, seré el primero en retirarme. Pero si me va bien, ni la derecha económica, ni los poderes fácticos van a poder bajarme".

Con esa categórica frase, y muy en su desafiante estilo, el senador RN Manuel José Ossandón enfrenta su situación de cara a su meta de ser el candidato de la oposición y cortarle el paso a Sebastián Piñera. Ambos figuran como los únicos rivales instalados, pero él no sólo sigue cuatro puntos bajo su archirrival (brecha que en su equipo catalogan de "empate técnico"), sino que no ha logrado dispararse.

La misma CEP muestra que el apoyo al ex alcalde está estancado. En el sondeo de agosto marca 34% (3 puntos menos que en abril, 9 menos que en noviembre y 4 menos que en julio del año pasado). Y no ha podido recuperar el 54% de conocimiento que alcanzó en la primera de esas ediciones —ocho meses después de ser electo senador—, cayendo luego a 47% y marcando hoy un 51%.

Si es tan mediático, dado a las frases golpeadoras y tiene un atractivo perfil crítico contra su sector, ¿por qué uno de los grandes ganadores de la senatorial del 2013, una de las figuras que irrumpió con más fuerza en la derecha, no crece? Al margen de la desventaja obvia de plantarse ante un ex Presidente que cuenta con una red de apoyo y un gobierno que mostrar (con lo bueno y lo malo), analistas y especialistas en encuestas apuntan a que no ha instalado ideas fuertes que lo identifiquen y lo masifiquen.

Pese a su perfil popular y a criticar los abusos de grupos económicos, no ha sido propositivo. Y su enemistad y críticas hacia Piñera le han quitado apoyo en la misma derecha que debe resolver si habrá primarias.

Además, deberá sortear otra valla en RN, donde el también senador Alberto Espina quiere competirle.Otros creen que aún tiene tiempo, y que debería aprovechar la campaña municipal para desplegarse y apadrinar candidatos. Ossandón se ha estado movilizando desde enero: ayer jueves recorrió Talca, Linares, Parral y San Javier.

Larraín: llegan los refuerzos

Consciente de dicho cuadro, un asesor del senador argumenta que no ha empezado ninguna campaña, a diferencia de Piñera que tiene —dice— unas 300 personas trabajando bajo el alero de la Fundación Avanza Chile, más un publicista contratado especialmente.

Ossandón denuncia que quienes dicen que está mal en las cifras "están levantando una cortina de humo, me quieren bajar anticipadamente porque tienen miedo a una primaria. La derecha económica y los poderes fácticos estarían felices con Lagos y Piñera como candidatos".

Un punto que es visto con preocupación en RN es la separación de Ossandón con Andrés Allamand (ambos tenían un pacto), quien hoy es visto por el ex alcalde como cercano a Piñera. Ese problema será planteado la próxima semana a Carlos Larraín, que está por regresar desde el sur, y de quien se espera tenga un rol importante a favor de Ossandón.

Publicidad

Política

Alejandro Olivares

"Debe construir para el 2021"

El cientista político Alejandro Olivares opina que Ossandón cuando era alcalde estaba en temas sociales —como seguridad, aborto, píldora del día después— lo que le daba presencia mediática. "Pero ahora está en el Senado, trabajando en comisiones y en un tema menos visible, lo que explica en cierta medida que no haya subido más allá en las encuestas". El que no lo conozca más gente se debe, según él, a que "la construcción de lo que es el conocimiento mediático es un proceso bastante lento. Y él está trabajando en eso, lo que va a dar frutos en el mediano y largo plazo. Está en la estrategia correcta. Ahora bien, él también sabe que es muy difícil competir contra un ex Presidente y tiene al frente a Sebastián Piñera. Por eso debe construir sus cimientos para la subsiguiente elección, para el 2021".

Política

Hugo Eduardo Herrera

"No tiene discurso"

"Su problema de fondo es que no tiene discurso. Tiene buenas cuñas, pero uno no lo ve discutiendo temas de fondo con propuestas de Estado", opina el director del Instituto de Humanidades de la Universidad Diego Portales, Hugo Eduardo Herrera. Eso, dice, aunque fue un "buen alcalde y es un senador con calle al que no se le ha visto en enredos de platas". Para él, la gente "busca más confianza cuando el sistema político está en crisis". Herrera le ve pocas posibilidades en esta vuelta: "Mientras la derecha no tenga discurso, su única carta es la económica, o sea, Piñera".

VOLVER SIGUIENTE