Jueves 15 de Octubre de 2015

La difícil aprobación del TPP

"A pesar de los beneficios de los tratados de libre comercio, en el Congreso estadounidense hay pocos dispuestos a defenderlos abiertamente".

El Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), firmado en Atlanta el 5 de octubre pasado, es el primer pacto comercial multilateral de gran escala concluido en los últimos 20 años. De ser ratificado, podría impulsar el crecimiento de sus doce estados miembros, incluido Chile, que representan un 40 por ciento del producto bruto mundial. Pero el Presidente Barack Obama, quien aspira a dejar este tratado como uno de los mayores logros de su administración, deberá superar enormes obstáculos para lograr su aprobación en el Congreso.

Aunque el TPP incluye la eliminación o reducción de unos 18 mil aranceles, impuestos y barreras no arancelarias, su mayor beneficio podría estar en las cláusulas que promueven reformas económicas. Estas incluyen restricciones a los beneficios permitidos a empresas estatales, protecciones a los trabajadores, y un mecanismo para la resolución de disputas.

Muchos interpretan el acuerdo como parte de una estrategia de Obama para limitar la influencia de China, que no integra el TPP, y que, junto a la India, está negociando un acuerdo regional alternativo. Sin embargo, la estructura del tratado está pensada para incorporar a otros integrantes. El TPP se beneficiaría mucho con la inclusión de China, y el ingreso fortalecería a los reformistas que piensan que el futuro crecimiento de ese país depende de una mayor apertura de sus mercados y de imponer límites a sus empresas estatales, que han sido focos de ineficiencia y corrupción.

Como todos los acuerdos comerciales, el TPP tiene ganadores y perdedores. Los primeros son la masa de consumidores y los exportadores, que recibirán beneficios difusos y difíciles de cuantificar. Los perdedores son sectores de la economía amenazados por la competencia global, y los que reciben protección y subsidios estatales, como la agricultura. Ambos grupos están bien organizados y sus intereses están resguardados por un potente lobby.

Por ello, a pesar de los beneficios que han traído los tratados de libre comercio bilaterales y el Nafta, en el Congreso estadounidense hay pocos que están dispuestos a defender abiertamente un acuerdo de esta magnitud. El Partido Republicano, con mayorías en ambas cámaras, suele apoyar el libre comercio, pero también reconoce que los acuerdos no tienen respaldo popular, y la hostilidad política en Washington les hará complicado respaldar un proyecto de Obama, especialmente en medio de una campaña presidencial.

Segunda mirada

T. Águila

Cumplir

Fue un viejo dirigente empresarial, que se especializa en regalos estrambóticos, quien a la larga fue el más sensato: pidió que debido a que el partido Chile-Perú terminaría tipo una de la madrugada, los trabajadores pudieran entrar más tarde a sus empleos al día siguiente. Pero mientras metro y buses iban repletos a la misma hora de siempre ayer, sólo los diputados escucharon a Fantuzzi. Tal vez no sea la causa del bochorno del año, pero sólo 34 de 120 diputados llegaron a su pega a tiempo (10:45 horas como máximo, ya lo quisiera yo). Y para peor, en vez de admitir la falta, se escuchó un coro de excusas: estaba lloviendo, pasé al baño, estaba en mi región, llegue 10 minutos después. Para cumplir una obligación no hay chiva que valga. Si se falla, hay que reconocer y pedir perdón. No sea cosa que algunos piensen que la masiva cimarra fue porque se votaba el proyecto que castiga con la pérdida de la pega al parlamentario que reciba financiamiento ilegal. ¿O eso sería ir muy lejos?

Redacción

Vicepresidente ejecutivo: Felipe Edwards del Río

Director: Mauricio Gallardo Mendoza

Representante legal: Alejandro Arancibia Bulboa

Dirección, redacción y talleres: Av. Santa María 5542.

Fono: 2330 1111 (mesa central) Servicio al cliente: 2242 1111

Ventas, suscripciones: 29562456 www.lasegunda.com

Redacción

Registro Civil

Señor Director:

Dirigentes del personal del Registro Civil en paro ilegal invitan a las autoridades a sentarse a negociar. Las autoridades deberían aceptar la invitación, pero no sentarse a una mesa de negociación con café y galletitas. Deberían acostarse en sendas cajas de cartón tiradas en las veredas del Registro Civil, y dialogar entre las 2:00 y las 6:00 de la madrugada, con las mismas comodidades que tienen los usuarios.

José Luis Hernández Vidal

Estado laico

Señor Director:

Hay quienes abogan por celebraciones oficiales de festividades cristianas porque la mayoría del país adhiere a valores provenientes del Nuevo Testamento. Propongo entonces un ejercicio: que se declare que el 2 de febrero es el Día Nacional del Club Social y Deportivo Colo Colo. Es el equipo con la mayor hinchada del país y nada más justo que celebrar la preferencia mayoritaria, ¿verdad? Si el ejemplo parece absurdo, ¿por qué es más aceptable cuando se trata de una festividad celebrada por una religión específica que resulta ser la mayoritaria en un momento específico? El Estado es de todos y debe ser gobernado bajo una lógica laica, que significa que no es religiosa ni atea, sino que ciudadana.

Bernardo Domingues Botelho

Monckeberg

Señor Director:

Es fácil opinar desde un escritorio sin conocer lo que significa liderar una organización política, ni haber puesto nunca un pie en la calle para compartir con alguien tu proyecto país. Conozco de cerca el trabajo de la mesa directiva de Renovación Nacional y de su presidente, Cristián Monckeberg. Por ello, la nota del pasado martes 13 en su diario me causó extrañeza. En momentos donde la credibilidad de la política está en el suelo, Monckeberg nos ha invitado a liderar la construcción de una gran coalición de centroderecha que nos lleve de vuelta a La Moneda, y en RN estamos convencidos de que vamos a lograrlo. Lo más triste sería constatar que existen algunas personas dentro de nuestro propio partido que están tratando de sacar las castañas con la mano del gato.

Camilo Morán Bahamondes

Consejero General RN

Constitución

Señor Director:

El anuncio de la Presidenta Bachelet sobre el inicio de un proceso constituyente es la confirmación de un proceso innecesario e irreversible. La mayoría de los chilenos no quiere una nueva Constitución y está lejos de ser una prioridad. No la quieren los que esperan horas meses y años por un especialista, no la quieren aquellos que necesitan soluciones habitacionales, ni los que esperan por un puesto de trabajo, ni los que son víctimas de la delincuencia y ni hablar de los que tienen que aguantar el Transantiago todos los días. Los chilenos no son ingenuos y saben que la solución a sus problemas no pasa por un cambio constitucional. De todas formas, y por el bien de todos, es de esperar que este capricho del Gobierno logre un acuerdo político transversal, y que sea la mesa común de la que tanto hablan.

Bárbara Godoy

Gratuidad

Señor Director:

Frente a los requisitos presentados por el Ministerio de Educación para acceder a la gratuidad el próximo año, no queda más que decir que es una atractiva ilusión. Financia a menos deciles que la Beca Bicentenario, y financia el mismo monto que el arancel de referencia.

Pelayo Vergara Puelma

Lugar para morir

Señor Director:

The Economist Intelligence Unit publicó su "Índice de Calidad de Muerte", donde analizó los cuidados paliativos hacia el final de la vida en 80 países.

Chile aparece en el ranking como la mejor nación de América Latina en este ámbito, pese a las dificultades del sistema de salud público. ¿Qué significa morir bien? Que toda persona tenga el derecho a una muerte digna, con atención médica oportuna y cuidados paliativos, así como el derecho al acompañamiento de familiares, amigos y también del personal de salud.

El derecho a una muerte digna significa que el paciente tiene que participar en las decisiones que se tomen cuando se acerca el final de su vida. Tiene el derecho a saber cuál es su situación clínica, así como también el derecho a no saber si así lo desea. Es importante humanizar la atención y los cuidados del enfermo, con el fin de que las personas no sólo tengan acceso a una vida digna, sino que también una muerte digna.

Francisco León

Programa de Bioética

Facultad de Ciencias de la Salud UCEN

VOLVER SIGUIENTE