Lunes 13 de Julio de 2015

Sinceramiento sobre falta de recursos para reformas

Expertos en opinión pública: Anuncios de Bachelet favorecerán su imagen

Pero estiman que efectos serán de largo plazo y que en lo inmediato habrá costos con la izquierda.

Por Mario Contreras Dubó

Aunque con algunos matices, expertos en opinión pública estiman que la perfomance que realizó este viernes la Presidenta Michelle Bachelet —transparentando la falta de recursos para hacer todas las reformas prometidas— será finalmente favorable para la imagen de la jefa de Estado. Ello, en un minuto donde las últimas encuestas han evidenciado una sostenida baja en el apoyo a la Mandataria.

"El anuncio del viernes y el cónclave son un intento por disminuir el gran problema que ha tenido ella: la incertidumbre. Si lo logra, eso sería favorable para la apreciación que de ella tiene la ciudadanía. Luego de escuchar al oficialismo me da la impresión que el gabinete encabezado por Jorge Burgos sale con más poder del encuentro y eso es beneficioso, es lo que el gobierno necesitaba", opina Roberto Méndez, director de Adimark Gfk.

Sin embargo, añade que "esto no va a estar exento de costos para La Moneda, porque el nuevo discurso no es del agrado de sector más duro de la izquierda del gobierno, como el PC. Pero no hay solución sin costos, y el Ejecutivo tiene que enfrentarlo".

En suma, cree que "es favorable porque termina con la incertidumbre generada desde el debilitamiento del gabinete que encabezaba Rodrigo Peñailillo. Hasta ahora no se había visto un gabinete empoderado, sino debilitado. Y eso cambió", señala Méndez.

"Necesita otros pasos"

A su vez, el gerente de asuntos públicos y comunicaciones de Cadem, Roberto Izikson, considera que "al final es un sinceramiento que en el corto plazo no le va a traer réditos positivos, no va a mejorar en las encuestas ahora, porque genera el impacto de que no va a cumplir con compromisos de campaña. Pero en el largo plazo es la decisión correcta que le va a permitir un cambio de imagen".

En ese sentido "pienso que vamos a tener a una Presidenta Bachelet durante unos dos años bajo el 30% o máximo en el 30%, y eso no significa que la decisión dada a conocer el viernes sea incorrecta, sino que es un paso adelante. Pero va a tener que seguir dando otros pasos en la reconstrucción de las confianzas".

Por eso, dice, lo más probable es que estos pasos tengan sus efectos en momentos cercanos a marzo de 2017, después de las elecciones municipales.

Columna

Tenemos nueva chapita

Por Juan Diego Montalva

La gigantografía azul con letras rojas "Todos x Chile" aún tenía la pintura fresca cuando la conocimos el viernes pasado. El lienzo que sirvió de telón de fondo en todas las fotos de los ministros con la Presidenta Bachelet sólo genera preguntas. La primera de rigor es saber quién fue el responsable, por qué surgió esta idea, qué representa la frase y si este lanzamiento —con chapita incluida— pretende revitalizar a una alicaída Bachelet poniéndola nuevamente en lo que mejor sabe hacer: campañas.

Esta nueva imagen es un cambio radical respecto a ese fondo blanco, lleno de luz que ilustró los afiches de la carrera presidencial. Los colores elegidos recurren probablemente a la bandera. Eso, junto al "Todos x Chile" imprime un carácter de gesta nacional a esta nueva etapa. Es una frase muy ad hoc en momentos de catástrofe nacional, que convoca ante la adversidad.

Descubrir cómo se ideó este eslogan e impuso al gabinete puede ser útil para entender quién conducirá esta nueva etapa. Los diarios del fin de semana nos dejaron claro que las nuevas autoridades consideran unos ineptos a los ex ministros Rodrigo Peñailillo y Alberto Arenas. Todos los líderes oficialistas estimaron un error la simultaneidad de las reformas. Y la Presidenta Bachelet lo dijo todo: "debemos reconocer que la administración estatal no estaba totalmente preparada para procesar cambios estructurales".

En el gobierno de Frei logró instalarse una máxima de que cuando se producían cambios importantes no había que preguntarse por qué se había tomado dicha decisión, sino "quién la había tomado". Algo parecido le está pasando a Bachelet que recurre tanto al "no sabía, no estaba informada". Es un acierto colocar a Bachelet nuevamente en el formato campaña; ahora hay que ver cuántos están dispuestos a llevar en su solapa la nueva chapita.

VOLVER SIGUIENTE