Miércoles 8 de Julio de 2015

Alejandra Bravo, presidenta del partido

PRI a RN y la UDI: “Pedimos respeto, no queremos ir en una sola lista municipal”

Les gustaría un pacto con Evópoli, "porque así no nos consumirían los dos partidos grandes".

Por Mario Contreras D.

Hay que reformar las reformas, y para eso se requiere de la centroderecha y del centro. La Alianza ya concluyó su ciclo".

Hay una sensación de que la justicia se ha cargado para un solo lado (en el caso de Jovino Novoa)".

Ayer partió a Copiapó, donde estará una semana recolectando fichas de nuevos militantes para el PRI. Es la presidenta del partido, Alejandra Bravo, quien destaca que ya están constituidos en las regiones de Arica, Iquique y Antofagasta desde marzo. Y, de paso, advierte que la nueva legislación los perjudicará.

—¿Por qué piensan eso?

—Nos sentimos discriminados por el gobierno en dos aspectos: uno, porque no ha incluido en el financiamiento de los partidos a quienes estamos legalmente constituidos y no tenemos parlamentarios. Y segundo, ¿por qué tenemos que hacer la reinscripción del padrón, si ese trámite lo acabamos de hacer en marzo?

—¿Lo han planteado a la Moneda?

—Nos reunimos con el ministro Burgos, pero sólo recibió nuestra propuesta de norma transitoria y no nos ha dado una respuesta. Parece que sólo se quiere fortalecer a los partidos grandes.

—¿En qué está el PRI ahora?

—Somos el 7,8% de los votos, el 50% de lo que es la DC. Tenemos una propuesta regionalista que el gobierno tiene paralizada, y somos fundamentales para formar el nuevo referente de oposición, porque Chile necesita el centro político para gobernar en 2017.

Hay que reformar las reformas, y para eso se requiere de la centroderecha y del centro. La Alianza, la Coalición por el Cambio ya concluyó su ciclo. Y el Presidente Piñera ha hecho gestos importantes en la línea de conformar este nuevo referente.

"Que los alcaldes y la mesa UDI se pongan de acuerdo"

—¿Ve posible llegar pronto a un acuerdo opositor para las municipales?

—Sí, pero lo fundamental para el PRI es no ir en una sola lista. Pensamos que pueden ser dos o tres, donde se vea que existe el centro político.

—¿Prefieren ir junto a Evópoli en un pacto en concejales?

—Nos gustaría conformar el pacto con ellos, porque así no nos consumirían los dos partidos grandes.

—¿Les incomoda ir con la UDI por la contingencia del caso Penta?

—En ningún caso. Nos entendemos con las instituciones y creemos que la política tiene cuerdas separadas con la labor de la justicia.

—Pero incluso hay alcaldes UDI que critican a su propia directiva por el apoyo que se ha dado a Jovino Novoa.

—Nosotros respetamos la organización interna de cada partido aliado. Esperamos que la directiva y sus alcaldes puedan ponerse de acuerdo para enfrentar mancomunadamente las elecciones municipales pensando en Chile. De igual forma, pedimos que nos respeten en nuestro genuino estar en el centro. Sería complejo que nos pidieran ir en una lista.

—¿No afecta que ayer el fiscal Emiliano Arias haya sostenido que "al parecer" los dineros recaudados por Novoa habrían ido a su bolsillo?

—Para el César lo que es del César, y para Dios lo que es de Dios. Eso lo resuelve la justicia. Nosotros queremos hacer política. Lo que haga o deje de hacer la justicia, que lo haga de manera justa, sin cargarse para un solo lado.

—¿Se ha cargado?

—Hay una sensación de eso. La justicia tiene que hacer su pega sin cargarse para ningún lado.

En su propuesta política

"Bachelet gobierna con un forado"

—¿Cómo ve a Michelle Bachelet humana y políticamente?

—Políticamente ella y la Nueva Mayoría están gobernando con un forado en su propuesta política y lo que fue su programa de gobierno, porque está totalmente desarticulado. Hay una conducción que no tiene una línea clara. Humanamente es difícil saber.

—Usted fue cercana a ella cuando participó en la primera campaña.

—Hoy no tenemos cercanía, pero me imagino que debe estar muy golpeada. Hoy obviamente no existe esa cercanía que hubo cuando yo fui vicepresidenta de la DC, en el tiempo en que Adolfo Zaldívar era el timonel.

—¿Qué le queda al PRI de Adolfo?

—Él fue el líder del partido. Nos quedan su valentía, sus ideas.

VOLVER SIGUIENTE