Martes 2 de Junio de 2015

Tensa reunión de Jadue con Colo Colo, U, UC y Wanderers

Molestia en ANFP por “muestra de poder” de clubes descolgados

En el organismo aseguran que las auditorías fueron propuestas por ellos mismos. Resto de los clubes expresarán su enojo a sus pares en el Consejo del jueves.

Por Juan Pablo Baquedano

¿Por qué creen que pueden imponerse al resto de los clubes pidiendo reunión antes del Consejo de Presidentes?"

En la ANFP hay extrañeza y molestia por lo que califican como "una muestra de poder innecesaria" de parte de los presidentes de los tres clubes grandes (la U, Colo Colo y la UC), más Santiago Wanderers, quienes se reunieron extraordinariamente ayer con el directorio de Sergio Jadue, para solicitar auditorías externas a propósito del caso de corrupción destapado por el FBI estadounidense y que en salpicó a Chile.

Según revelaron fuentes cercanas al timonel de la ANFP, parte del enojo radica en los nombres que estuvieron presentes en la cita exigiendo explicaciones de "transparencia": Leonidas Vial, Mario Conca, Luis Larraín, Jorge Lafrentz, Aníbal Mosa y Carlos Heller. "Son ocho votos de 50, ¿por qué creen que pueden imponerse al resto de los clubes pidiendo reunión antes del Consejo de Presidentes?", se preguntan en el seno del directorio y cuestionando además la calidad moral de algunos de ellos debido a casos judiciales y supuestos conflictos de interés que los atañen.

La teoría que manejan cercanos a Jadue es que "lo de estos clubes fue algo netamente comunicacional, para colocarse la bandera de la lucha contra la corrupción". Esta premisa la sostienen contando que, en la reunión, Sergio Jadue, luego de exponer ante los presidentes, les comunicó que el directorio había aprobado hacer una serie de auditorías, internas y externas de los dineros de la Conmebol, además una de carácter legal para examinar todos los contratos con el organismo continental de la Copa América. "Pero resulta que salen de la reunión y dicen que ellos lo solicitaron, en virtud de que fue algo aprobado a las 15:30 horas por el directorio".

En círculos allegados a Jadue cuentan que el único momento de tensión se generó cuando los cuatro clubes pidieron la creación de una comisión ad hoc. "Ellos exigieron ser parte de esa comisión, lo que por cierto fue negado, porque eso debe ser aprobado por el consejo de presidentes". En ese instante se produjo una discusión. Jadue les habría recordado que ellos son ocho votos, que no pueden exigir algo así, y la respuesta, según las mismas fuentes, fue que ellos son los clubes grandes. En todo caso en ningún momento le pidieron a Jadue dar un paso al costado mientras se realice la investigación.

Testigos de la reunión cuentan que Vial, Heller y Larraín fueron los más conciliadores, mientras que Mosa y Conca fueron los inquisidores. De hecho, sospechan que este último habría articulado este descuelgue de los cuatro clubes.

Caliente Consejo

Como parte de la trastienda, cercanos al presidente Jadue aseguran que muchos presidentes de clubes llamaron al directivo para que cancelara la reunión. "Hay una molestia profunda con los cuatro clubes por esta reunión fuera del Consejo", señalan en la ANFP. Y adelantan que este malestar se hará patente el jueves cuando se encuentren todos para aprobar las auditorías y la creación de la comisión.

Llegaron las figuras

Fans quedaron con cuello (menos una)

Con 40 minutos de diferencia abandonaron el aeropuerto Gary Medel, David Pizarro, Matías Fernández y el mismísimo Alexis Sánchez, quienes llegaron para integrarse a la Roja.

Las fanáticas que esperaban pegadas a la reja de contención quedaron con cuello, pero quien tuvo suerte fue Estéfani Pardo, una joven de 23 años que logró vulnerar las medidas de seguridad y antes de ser detenida por Carabineros, logró sacarse una foto con el Niño Maravilla. El único problema fue que la imagen, tomada por uno de los coordinadores de la Roja, Patricio Jerez, no salió.

Fue el mismo Sánchez quien pidió que la soltaran, le dio un beso y posó para la foto.

Igual, a ella le fue mejor que a las cerca de 20 integrantes del fans club de Fernández que llegaron con pancartas, globos y hasta un regalo para entregarle al volante de la Fiorentina. Sin embargo, la Van no se detuvo.

Poco antes había salido Medel, el único que lo hizo en auto propio —un audi deportivo negro— acompañado por sus padres y sus hijos mellizos, Alejandro y Gary.

Al final, dos horas después de que su vuelo aterrizara, salió Alexis. El motivo de su demora fue que sus dos perros, Atom y Humbert, tenían que pasar los controles del SAG.

VOLVER SIGUIENTE